Opiniones de Honoro Vera
OPINIONES
5

Excelente la relación calidad precio, un año más de este vino. Saca una buena expresión de las garnachas aragonesas, con gran frutalidad en nariz y en boca, junto a especiadas, balsamicos, y un punto floral y mineral. Boca carnosa, jugosa, muy frutal con buena acidez y un paso sedoso y un final medio y tostado.

Diseño muy bonito, botella troncocónica.
Presenta color picota brillante, ribete violáceo y capa alta.
En nariz hay fruta madura, balsámicos (eucalipto), ligera y agradable mineralidad, algún recuerdo floral y tostado, café.
En boca la fruta alcanza una gran expresión. Excelente acidez, muy equilibrado, goloso, sabroso, redondo. Paso placentero, sin aristas, fresco, ligero y con peso. Sutiles tostados, torrefactos, con posgusto persistente, a café, que invita a seguir con él.
Muy buen vino. No me extraña que se haya agotado.

Esa ha sido la noticia. No tengo muy claro si en la ceremonia de entrega de los Oscar tomarán este o el 2010 pero el 2011 parece que está agotado. De hecho me llevé casi las dos últimas botellas que había en una céntrica tienda valenciana. Algún compañero fue luego y ya no había.

Me gusta bastante la etiqueta, está conseguida. Original

Color cereza picota.

Buena intensidad, fruta roja muy madura (fresas, grosellas) armonizadas, balsámico, especiado y muy mineral.

Boca potente, buen paso de boca, fruta de nuevo. Cremoso, buena acidez, cierta golosidad. Buenos taninos. Persistencia media. Muy fresco y fácil de beber.

Seguro que se pone de moda. Y más teniendo en cuenta su precio

O no he probado el mismo vino que Mariaisabelle, o yo encuentro sensaciones totalmente dispares y opuestas a las encontradas por el/la [email protected] compañ[email protected]
Como bien cuenta mi amigo Pablo Íñigo, el nuevo Garnacha de Fuego de la bodega. En este caso, la botella de vino no parece una bebida energética (estrambótico, que no feo, me parecía el anterior diseño de la etiqueta para un vino). En ésto (la presentación) ya hemos ganado.
Seguimos, y entramos en lo importante: la cata.
Visualmente, se presenta con un color picota brillante de capa media en la copa.
la nariz, franca y expresiva, guarda y mantiene las maneras y bondades de las Garnachas aragonesas: notas vegetales, enmarcadas en un conjunto bastante frutal (fruta fresca negra como la ciruela). Olivada; ciertos toques minerales (creo que no tan marcados como en anteriores añadas), especias (pimienta) y algún amago tostado y de café.

La boca resulta fresca; comedida en sensaciones más allá de la fruta; ligero en el paladar y desarrollo suave. Acidez media. Final vegetal con reminiscencias especiadas y ligeros torrefactos.
Como poco, un vino apañado y resultón para dar a conocer al público profano en el Aragón más auténtico, la identidad y señas de la tierra.

En realidad ,..demasiado joven, pero tiene lo que se espera de el, mucha fruta roja, grosella, y sabores de la tierra y trfuados. Herbaceos suaves en nariz
En boca, carbonico, juventud, con mucha fruta y acidez corregida, quiza peca de alcohol

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar