Atteca Armas 2007
Vino Atteca Armas 2007
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
15,00%
Varietales:
Garnacha 100%
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 30 a 49,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.52
/
93
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
4,8
Opiniones de Atteca Armas
OPINIONES
8

Tras 4 años de catarlo la primera vez, a este vino parece que le de igual el calendario. Sigue siendo un puñetazo, un golpe directo. Contundente, intenso, esta vez acompañando unos bombones belgas se muestra sin problemas con el chocolate. Vino muy frutal, garrapiñado casi. Las nuevas añadas de este vino se han equilibrado porque hasta esta el vino es casi excesivo, barroco. Eso si, fruta y madera en dosis ..., bueno, mejor dicho...en sobredosis

Mucho tiempo después de catar esta misma añada el vino mantiene una frutalidad potente y si cabe ese pequeño apaciguamiento le ha venido de maravilla para sacar más registros suaves y bien ensamblados. Bonita presencia en copa. Magnifico en nariz, cremoso, avainillado y frutal. Un amigo alemán que no lo había probado dijo que era un bombón de ferrero rocher. Así es, almendras, avellanas, nuez moscada, tostado, yema tostada al whisky, almibarado. El tostado de la madera parece que puedes lllegar a masticarlo y no molesta se integra en el vino.

Sensibles mejoras respecto a la última cata. Sin perder color, profundidad y potencia frutal o densidad bucal, parece haberse afinado, moderado, ganándo a la vez ciertos matices que lo complejizan: almibar, salmuera, distinta mineralidad, más elegancia

Visual_ Rojo picota casi negro opaco con matices violaceos en el ribete. Limpio y brillante. Lágrima ligeramente tintada, no demasiado abundante pero de caída lenta.

Nariz_ Fruta negra compotada con ciertas notas de sobremaduración con una perfecta integración con notas de madera nueva,tostados, café, moka y un fondo mineral, como de piedra muy interesante.

Boca_ Entrada media, pero golosa y cautivadora. El vino en su recorrido tiene una estructura media pero con taninos ligeramente terrosos lo cual crea una trama en la boca que la llena pero sin agresividad y sin cansar. Una muy buena acidez que da frescura y longitud al vino. El vino es muy largo, larguísimo con una retronasal de fruta que enamora.

Si señor buen vino, no es todo sobreextracción, es potencia pero con elegancia y finura. Si señor

Picota cubierto de alta capa con ribete grana. Lagrimea con abundancia y grosor.

En nariz es marcadamente frutal, rojas sobremaduradas, con matices minerales y mucho tostado, tostado del bueno para el que le guste como es mi caso. Regalices y balsámicos. Se escapa alguna punta de alcohol.

En boca es desbordante, poderoso, goloso. Muy goloso. Pasa con contundencia, expandiéndose hacia todos los lados, marcando el terreno. Se despide muy lentamente y dejando alguna cicatriz.

Alta persistencia.

¿Parkerizado? ¿Para el mecado americano?... Sí, pero está muy, muy rico.

Sin duda refleja a la perfección la esencia actual de las garnachas bilbilitanas: frutalidad a raudales, cierta mineralidad recordando a piedras calientes , aridez y una boca golosa , potente y de nuevo tremendamente frutal. En este caso concreto, se puede disfrutar de otras cualidades: matorral, hojarasca, maderas algo contundentes y marcadas que recuerdan a carpintería, cedro. En mi opinión carece de la elegancia y finura de otras garnachas de Campo de Borja o de algunos Calatayud superior, pero en cualquier caso es un buen vino y recoge la tipicidad del área de la que procede.

Es para mi gusto este vino.
Botella bordelesa de hombros altos, de color rojo cereza muy oscuro, capa alta, lágrima muy abundante. Nariz con predominio de fruta roja compotada, presencia también importante de las especies dulces. En boca se muestra de una enorme corpulencia, inunda las papilas con un dulzor muy evidente, Largo posgusto.
EMHO su excesiva potencia anula cualquier maridaje. Un vino barroco.

Si eres amante de las garnachas, y como soy aragones lo soy, has ido probando garnachas que en un momento determinado te han sorprendido y marcado por sus sabores, aromas, y frescura a pesar de habitualmente ser centenarias. Despues de eso todo son repeticiones y pequeñas decepciones, poca cosa novedosa. Este Armas te devuelve al nivel de magnificas sensaciones y de vino trabajado con gusto. Color cereza tipico, en nariz es alcoholico, con aromas a madera y fruta, melocoton. En boca es magnifico, tostados, madera, frutos secos marcados, nuez moscada, avellana que con la alcoholicidad dan un sabor en el postgusto como si estuvieses bebiendo un licor de avellanas (un fray angelico)pero en version vino, deja tambien sabores a flores de colores a violetas. Me ha encantado. El del año anterior era de 15,5º, este en teoria ha bajado medio grado, se nota mas en nariz que en boca. El precio es alto pero me merece la pena, este lo trajo un amigo para una cata.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar