Alonso del Yerro 2009

Vino Alonso del Yerro 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Viñedos Alonso del Yerro
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,70%
Varietales: 100% Tempranillo
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 12 meses de crianza en barricas de roble.

Varietales: 100% Tempranillo

Consumo: 2012 - 2025

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2012 - 2025.

7 Opiniones de Alonso del Yerro

Corcho perfecto, de buena longitud y grosor, sólo bañado en vino granate oscuro por su cara interior (no hay penetración en el mismo). Huele muy bien. No parece el corcho de un vino de 9 para 10 años de vida.

Abierto 2 horas y media antes de disfrutarlo y servido a unos 15-16ºC.

Visual

Picota granatoso de capa media-alta, ribete cereza-transparente con destellos granatosos donde no hay ni rastro de reflejos atejados ni anaranjados (algo sorprendente para un Ribera del Duero de casi una década). El vino es, en general limpio, aunque en el ribete aparecen ligeras partículas en las últimas copas de la botella y en la pared lateral de la botella (que estaba lógicamente en horizontal) también aparece una gran isla de posos. El vino es brillante y tiene una fina y abundante lágrima que cae lentamente. 

Fase visual prácticamente perfecta en cuanto a corcho, color, ribete, etc. (9,6)

Nariz

De notable intensidad a fruta roja y negra madura (casi a partes iguales aunque predomina algo la negra), flores azules y violetas, regaliz, especias dulces, clavo, tostados de maderas de calidad; al agitar la copa aparecen también notas a chocolate, tinta china, mina de lápiz, abundantes mentolado-balsámicos, laurel así como herbáceos de monte bajo.

Vino potente, frutal y, aunque bastante complejo, todavía primario y joven para los años que tiene. (9,2)

Boca

Ataque frutal y muy potente, vino contundente y seco pero, a la vez, elegante y con una buena dosis de frescura; en su mentolado paso por boca se aprecia un buen volumen, densidad media plus, cuerpo elevado y gran estructura global (acidez, tanicidad, alcohol, fruta, madera). Acidez buena para su graduación alcohólica (14.7%), edad y elevada estructura tánica. 

Paso por boca agradable donde, dados sus 14.7º, veo preferible tomarlo a 14-16ºC como mucho (pues de llegar a 18ºC podría hacerse algo ardiente y licoroso de más en el paso por boca). Los taninos se mastican y se hacen notar muy poderosos, con muchísimo nervio, recorrido y, aunque sabrosos y dulces, con muchísimo potencial de pulido.

El final es largo, frutal (fruta negra y algo de roja), especiado, mentolado y con algo de chocolate y finas maderas en un retrogusto y retronasal excelentes. (9,3)

Estupendo vino que, con casi 10 años está a un gran nivel y cuya RCP, pasados los años, me parece excelente.

Le queda cuerda para rato y, EMHO, aún no ha llegado a la cúspide de su elegancia potencial, pero se está acercando y está muy bueno.

Botella bordelesa con etiquetado moderno típico de la bodega.

Corcho largo, grueso y fantástico. Apenas bañado en vino rojo granatoso-rosáceo que huele bien a fruta negra.

Abierto hora y pico antes de la cata.

Visual

Rojo picota de capa media-alta, ribete granate-transparente sin aparentes atejados todavía (se ve muy joven), brillante y limpio (salvo unos pocos posos al final de la botella), con buena y abundante lágrima de lenta caída. (9,5)

Nariz

Expresiva e intensa a frutos negros maduros, tostados importantes, mucha carga de herbáceos de monte y, sobre todo, golpe de torrefactos muy contudentes (excesivo EMHO), notas vegetales y sutiles como de pimiento verde asado (y eso que dicen que no lleva CS ni merlot), regaliz, coco, balsámicos y mentolados interesantes, cacao, sotobosque, especiados, pimienta negra, clavo, crema pastelera y amielados.

Buena nariz, intensa, compleja, exuberante, desbordante pero, quizás para mi gusto, algo excesiva en algunos registros (sobre todo los tostados y torrefactos). 

Requiere de, al menos 1-2 horas de aireación para domar un poco esas excesivas sensaciones torrefactadas y que salga más la fruta negra y los balsámicos que tan bien lo caracterizan. (8,7)

Boca

Ataque potente y contundente pero, a la vez, elegante y suave, notas amieladas y a higos y uvas pasas en el paso por boca, bien de acidez (aunque sin destacar en este aspecto), sabroso, goloso, de buen volumen y cuerpo; excelente estructura. Paso por boca con muchas notas tostadas y especiadas. Taninos suaves y pulidos en general pero, todavía, con mucho poder astringente (aunque nada desagradable). Final largo con frutos negros casi en licor, mentolados, herbáceos, cacao, amielados y torrefactos muy poderosos en un rico y potente retrogusto; en vía retronasal se repiten sensaciones y aparecen balsámicos a tutiplén, algarroba, finas maderas, pimienta negra, clavo y diversas especias que lo rematan estupendamente bien. (8,8)

Todavía, EMHO, muy joven con 8 años: corcho nuevo, con carga de madera (nueva) desbordante aún, así como tostados y torrefactos muy excesivos y por terminar de integrar; taninos también por pulirse del todo; acidez no muy elevada pero que lo sostendrá varios años.

Vino en buen momento de disfrute pero para aguantar varios años más en botella (lo que le hará domar su potencia, integrar componentes y ganar en elegancia).

PVP en torno a 18-20€ cuando lo compré.

Aunque no termina de ser actualmente mi estilo preferido de vino, considero que tiene una buena RCP para lo que ofrece (y lo que augura ofrecer en un futuro).

Aún está en proceso de evolución, ¡pero cómo se disfruta! no en vano ha sido el acompañante ideal como vino de sobremesa, junto a un buen chocolate -ideal en equilibrio entre dulce y amargo- una delicia que acaricia el paladar con sus taninos maduros, dejando rastro en su final de estar aún en proceso de evolución, esa configura de frutos rojos bien fusionados con tostados, hacen de este vino un buen ejemplo de la calidad de la Ribera del Duero.

  • Alonso del Yerro 2009 continúa su evolución hacia la plenitud... by akataVino.es

Color picota con borde cardenalicio.
Aromas de potencia media-alta a frutos negros muy maduros y expresivos, frutos de varios tipos licorosos, flores, pastelería, regaliz, buenos tostados, balsámicos y especias dulces. Excelente la complejidad de la nariz.
En boca es sabroso, el paso de boca tiene largo recorrido y con gran equilibrio, muy buena la estructura y la diversidad aromatica, los taninos son nobles y dulces, el retronasal magnifico con todos los aromas de la nariz y el final es largo y con mucha persistencia tanto frutal como especiada.
Nadie diria que es "solo" Alonso del Yerro, más bien, por su gran calidad, se asemeja totalmente a un Maria.
Un vino que cuesta sobre los 20 € y que lógicamente tiene una excelente RCP.

Alonso del Yerro 2009 es un vino franco, de intenso color rojo cereza oscuro, con una nariz que seduce, frutoso, especias (regaliz), tostados nobles; con una boca potente, con buen ataque, y un postgusto delicioso. Para repetir cuantas veces se pueda.

Alonso del Yerro puntuado con 91 tnntnn en mesa de cata realizada para www.taninotanino.es www.akatavino.com en Le Bouquet Reserva Privada.

Análisis y cata...

La añada 2009 es plena, tiene potencia, volumen, estructura, fruta y con notas para evolucionar muy bien en botella. Expresa el perfil más añorado de la Ribera del Duero, fruta roja con fondos de regaliz y ligero toque floral. Un vino que necesita botella para una absoluta integración de las notas procedentes de la barrica y la fruta y especias propias del fruto. Un vino del cual se puede disfrutar desde su momento de comercialización y que además recomiendo comprobar como evoluciona en copa, como disfrutaremos de giros hacia perfiles diferentes. Un vino con buena acidez, graso, con taninos maduros y de buena estructura. Una añada para experimentar el mejor aspecto de Alonso del Yerro.

Creamos momentos del vino, creamos emociones. Momento Alonso del Yerro...

Un vino para disfrutarlo en copa, a partir de ahí una vez tengamos copa en mano, será bienvenido delante de una buena mesa, en una tertulia de pie, o simplemente con una maravillosa puesta de sol.

Añada 2009 sin sobresaltos y con excelente resultado para la maduración de las uvas. Un vino que debido a sus largas maceraciones, se presenta estructurado y frutal. Aromas de frutos rojos y negros -zarzamora y grosellas- se abren paso entre finas sensaciones tostadas, resultando cremoso. Muy buena acidez y volumen, taninos por doblar se presentan maduros. Un vino que vuelve a no fallar. El tiempo nos dirá si es una de sus mejores añadas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar