Opiniones de Dagueneau Silex
OPINIONES
7

Muy grande este sauvignon, magnífico silex. Un placer en el que coincidimos todos los que lo saboreamos. Color amarillo dorado brillante. En nariz aromas excelentes y profundos a fruta blanca, con mucho volumen, aromas cítricos, frescos y la presencia del mineral. En boca entra llenando toda la boca con su frescura, su frutosidad, es cremoso, elegante, con una muy buena acidez, con sus sensaciones minerales evidentes y con muchísima persistencia. Grandioso.

Magnífico vino del Loira de color dorado brillante. La nariz es excelente, intensa y con volumen, con una amplia gama de sensaciones frutales, especialmente fruta con hueso, un atractivo toque mineral, refrescantes sensaciones cítricas y algún apunte de boj. Fresco y con profundidad. En boca tiene muy buen ataque, es cremoso, fresco, estilizado pero con cierta horizontalidad, hay suaves amargos, excelente acidez y una espectacular persistencia. Con mucha fruta matizada con sensaciones minerales. Casi nada!!!!

Quien haya visto la película, sabrá que en una de las primeras escenas, cuando Julie Andrews en el papel de institutriz se presenta a los niños Jane y Michael y se toma las medidas, el resultado de la cinta indica que es "prácticamente perfecta en todo".
Así pienso que es este Silex 2007.
Visualmente aparece amarillo pajizo con trazas doradas. Limpio, brillante y con lágrima densa y lenta.
En nariz observamos tonos abiertos y claros desde su descorche: piel de melocotón, albaricoque, cítricos, mantequilla y por supuesto, una gran dosis mineral.
En boca destaca la corpulencia, la delineación, la austeridad y la inmensa acidez. El alcohol deja huella pero no desentona. Sabores a miel, flores y humedad. Debajo de la lengua detectamos orejones. La mineralidad es grande.
Final larguísimo, amargo, frutal y salino.
Esta noche hemos abierto dos botellas muy diferentes entre sí; la primera más contenida, más sobria y menos expresiva, pero quizá más especial, la segunda más frutal, más grácil, más dulce y más usual. No es el blanco más profundo ni el de más matices que he bebido, ni tampoco el más mineral, pero su conjunto es casi perfecto, pues contando con que tiene mucho de todo, nos cuenta lo que quiere, ni más ni menos.

Un referente de la variedad Sauvignon Blanc, es la ultima añada que elaboro el difunto Dagueneau.
Sin dudarlo es un vino para guarda una temporada larga,aunque en este momento es disfrutable, en nariz la mineralidad es un hecho, junto a los citricos es lo mas destacable, tambien salen aromas de infusion, fruta blanca (manzana) y flores,frutos secos amargos sobre un fondo meloso.
En boca destaca la gran acidez que le da vida y envuelve el paladar, tambien estan presentes los citricos, la fruta blanca vuelve a aparecer, es cremoso, fresco y con un final bastante largo, ligeramente amargoso y como no mineral.
Con un tiempo en copa sin dejarlo que se caliente ves como abre un abanico que te deja fuera de juego.

Al igual que el Buisson Renard procede de unas parcelas sitas en St Andelaine en las que destaca la gran proporción de las rocas que dan nombre al vino. En nuestra opinión era el más abierto de los cuatro, y quizás el más accesible, con todos los atributos de los anteriores, si bien las notas ahumadas eran más delicadas y en boca se mostraba más amable y muy largo.

Amarillo palido , limpio y brillante sin lagrima.
Nariz de elevada intensidad , muy persistente. Empieza con manzana verde en primer plano, para abrirse podco a poco y dejar salir la salinidad atronadora que posee. Mas tarde , sin perder el dominio salino y mineral, hay heno recien cortado y frutas blancas.
Paso por boca con caracter, con dominio y con personalidad. Es un niño , pero ya apunta a maneras de hombre. Es tierno , pero tiene la madurez que le aflora. Ya es un gran vino , pero , sin duda lo sera mas.
Dagueneau hacia una cosa muy dificil , a cualquier edad te enfrentabas a un gran vino. Desde la inoencia de la pubertad ya marca el terreno
Excelente

Cerrado a cal y canto, como un candado. Este cerrojazo me recuerda a esos equipos amarrategui que se cierran atrás y no hay quien abra el asunto, pero que luego tienen un buen 9 con esa chispa de rapidez y abundante calidad que te resuelve el partido. La segunda botella jugaba algo más por las bandas y desplegaba más arsenal. Y el 9 y su acidez estaban ahí.
Pero el Madrid, es decir, lo máximo...aún no estaba por aquí.
Aún así, el partido no estuvo mal del todo y algún gol hubo. Veremos cuándo se celebra el partido de vuelta y se vuelve a probar, aunque para eso haya que esperar unos años.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar