Amaren Tempranillo Reserva 2004

Vino Amaren Tempranillo Reserva 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
7,8

Bodega: Bodegas Amaren
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Tempranillo de cepas de 60 años
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 18 meses en barrica nueva de roble frances, resto botella

Varietales: Tempranillo de cepas de 60 años

Consumo: 2011 - 2017

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2017.

4 Opiniones de Amaren Tempranillo Reserva

Un gran vino, pero muy curioso, es equilibrado pero contundente, buenos taninos, pero se le nota cierta astringencia. Necesita mucha oxigenación para conseguir unos aromas con mucho carácter. Muy robusto, como los del 2004 de Rioja, pero si se le deja abrirse, necesita mucho tiempo, se le pueden apreciar muchas notas de elegancia y equilibrio con la fruta. Me sorprenden los 2004 de Rioja por su contundencia y creo que valdria la pena esperar el resultado de este vino en la añada del 2005, que tal como ha salido éste, puede ser un gran vino de gran elegancia y que dará que hablar. Reconozco la excelencia de esta añada, pero me resulta muy contundente. A pesar de todo excelente vino.

Cuando coges esta botella ya te predispones a encontrarte algo bueno. Y tenía curiosidad por catar tranquilo este nuevo concepto de la bodega. Nueva presentación, guardando la línea sobria de Bodegas Luis Cañas, aunque dándole toques modernos atractivos. Decanto el vino y pongo Riedel Magnum para buscar una buena oxigenación, porque es un "bebé" aún... Al oler en copa parada ya es un "rugir" de sensaciones. Tenemos carácter, elegancia, personalidad... como la Harley: elegante, musculoso, llamando la atención. Y el vino sigue una línea de calidad de la bodega, como la Harley, que cuando oyes su motor de lejos ya se identifica. Una explosión de aromas. En boca entra con garra, amplio, de nuevo contundente, diciendo: "aquí estoy, miradme". Tiene taninos maduros y un excelente equilibrio acidez-fruta-madera que te piden más guarda, y que agradecen sobremanera un buen chuletón, y lo envuelven con firmeza.

En resumen, un vino que merece la pena guardar unos años, con visos a descubrir un cúmulo de placeres para los sentidos. Una promesa que hacer prever una excelente evolución de este nuevo proyecto que es Bodegas Amaren.

Presentación: sobria, educada, protagonista... pero con guiños actuales que abren el abanico de consumidores. Me gusta bastante. El corcho es de excelente calidad.

Maridajes: ahora está en una fase de "rodaje", por lo que pide comidas sabrosas para competir con su estructurada boca. Mejor guardar 2-3 años, aunque se puede disfrutar también. Su perfecta acidez y tanino maduro hacen que puedas repetir en la copa sin resultar pesado o molesto.

Esta es la primera añada que sale al mercado de los nuevos vinos de Amaren, una vez creada definitivamente la nueva bodega que ya funciona de modo totalmente independiente de su, llamémosla matriz, Luis Cañas. Para ello, también han creado un nuevo diseño de botella y etiquetado, mezclando aspectos tradicionales y modernos que le ofrecen una imagen más estilizada. Lo que no ha cambiado excesivamente, por suerte, es la forma de elaborar estos vinos. El gran trato a la materia prima, obtenida en este caso de viñedos de tempranillo de más de 60 años, es el mayor valor de los vinos de Amaren, unido al hecho de sacar los vinos al mercado cuando se encuentran en un momento suficientemente maduro para disfrutar de su consumo. Este 2004 es, sencillamente, buenísimo. Destaca especialmente por su gran equilibrio. Ninguna estridencia ni en el aspecto olfativo ni en el paso por boca. Todo es sutileza y, al mismo tiempo, sobriedad. Un vino verdaderamente redondo. He disfrutado mucho con él.

Picota ribete cardenalicio. Capa alta, en la visual se ve bastante glicerico con una elegante lágrima. Fruta roja en sazón, frutas rojas, toques tostados de maderas nobres, sobre un elegante fondo mineral. En boca tiene un buen ataque, es carnoso, con volumen y perfectamente equilibrado. Un retronasal largo y profundo. Tanino ya bastante pulido, si bien se le ve un gran potencial de envejecimiento. Un perfecta integración de la fruta y madera.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar