Demencia 2006

Vino Demencia 2006

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
97
Puntuación Media:
9,4
Calidad-precio:
9,2

Bodega: Demencia de Autor
D.O./Zona: D.O. Bierzo
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Mencía
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 14 meses en barricas de roble francés. Producción de 1924 botellas.

Varietales: Mencía

31 Opiniones de Demencia

Después de leer la cata del amigo Javier, he pensado que el vino se había redondeado y equilibrado totalmente, parece ser que el suyo si y el mio no.

La nariz sigue siendo potente y compleja, dominada por las frutas y los minerales con toques de elegancia.

La boca ahora esta más domada, el paso de boca con sabores variados y con más equilibrio que anteriormente, no se le puede negar viveza y expresividad, pero sigo diciendo que le falta ese redondeo y esa "gracia" que hace a los vinos grandes.

Me ha gustado, pero "solo" lo considero un vino sobresaliente casi a secas, aunque veo que el equivocado soy yo, ya que hay muchos que lo consdideran con más puntuación. En tres botellas esas son las sensaciones que me ha dado, y que conste que me encanta la mencia.

Una verdadera lástima que sea mi última botella de esta añada, creo que esta añada es la que expresa mejor que ninguna otra de las que han salido al mercado (ojo cuando salga la 2010) la esencia de la mencía de la finca de Villegas.

Quizás le falta un pelín de acidez para que fuera un vino que perdurara todavía por muchos años y por ello decidí no darle más tiempo en bodega y liquidarla, pero todavía puede aguantar como mínimo un par de años en este estado de gracia.

Se ha suavizado en boca y pulido la madera, sin perder un ápice de la frescura y frutosidad que atesoraba, un vino para el disfrute de los que nos consideramos enamorados de esa variedad del noroeste del país, la mencía…. Grande Nacho, muy grande….

Finiquito la segunda botella de las dos que adquiri.
Miro la ficha de cata que realice entonces y observo que las sensaciones son muy parecidas.
La nariz sigue estando muy bien y continuan dominado los aromas primarios y secundarios dentro de un marco de complejidad y de cierta elegancia.
La boca sigue casi como entonces, no hay un patrón que domine, la fruta esta presente pero solo insinuante, es agradable el paso de boca pero con escasos matices, los taninos siguen vivos y dulces, el final esta bien en largura, pero sobre todo tiene una inmensa persistente.
Sin duda un vino sobresaliente, pero para mi le falta la chispa, que creia que iba a surgir con el tiempo, para convertirse en un vino de los "grandes".

realmente rico, rico
fruta grande, grande , muy varietal
redondo, pero redondo, redondo
equilibrio perfecto
todo en su sitio !!

Otros 6 meses y otra botella degustada, en este caso, fue porque había conseguido dos botellas de una tienda y quería ver la conservación que habían tenido.

Quizás la conservación no ha sido todo lo perfecta, puesto que pese a que el vino está en buen estado, se le nota algo de evolución en boca, donde ha perdido algo de frescura. En la fase visual se presenta perfecto, picota oscuro de capa alta con ribete granatoso, buena lagrima que tinta la copa. En nariz, la fruta se ha apagado ligeramente, dejando el protagonismo a las notas de la barrica.

Cada botella es un mundo y pese a que sigue estando muy bueno, creo que esta botella, seguro por la conservación, ha perdido un poquito. Seguiremos probando más botellas y veremos qué pasa con el resto, me queda una de este lote que esperaremos unos meses a volverla a degustar.

Pues algo pude traer por estas tierras... y qué suerte haber elegido esta botella!

Realmente delicioso, se encuentra en un estado brutal.

De capa alta, picota con ribete violáceo, brillante y de densa lágrima.
En nariz es una maravilla... una sinfomía de aromas frutales macerados, y en compota. Fruta roja pero también toques de fruta negra como de ciruela pasa, cerezas en licto también... y luego notas balsámicas, de bosque humbrío y toques minerales... la madera sólo aportando de fondo al conjunto.
En boca, buen ataque de cuerpo medio-alto, buen paso por boca, con taninos presentes pero completamente domados, potencia frutal, amplitud, y final muy mineral. Largo, ligeramente amargoso.

Excelente... realmente te podrá gustar más o menos, pero técnicamente está casi perfecto.

Ultima botella que me quedaba de esta añada y por tanto con muchas esperanzas guardadas, dadas las buenas sensaciones que las anteriores me habían causado.
Abierta una media hora antes (su consumo no estaba previsto y no había más tiempo, por ello se aireo con esos artilugios que existen hoy en dia)
En la fase visual color picota de tono subidos, con los ribetes ligeramente violáceos y una capa alta.
En la nariz se aprecia un intensidad alta, con fruta negra muy madura, con tostados, torrefactos, regaliz y detalles balsámicos. En conjunto todo bien integrado con su complejidad evidente.
En la boca potente, carnoso y a la vez con frescura, buena acidez y unos taninos presentes pero muy bien integrados.
Fase final muy larga a la par que muy agradable, con una mezcla de todo lo descrito.
La primera cata que realice a este vino y colgada hace ya un tiempo, como casi siempre puse “hay que darle tiempo”, pues esta me ha parecido tras ver estas notas y el comentario anterior que el tiempo (15 meses) no ha cambiado mucho al vino.
En conjunto un Mencia muy bueno. No puntúo el capitulo calidad precio, pues por lo que veo en los comentarios el precio ha subido respecto a lo que a mi me costaron las 6 botellas que adquirí. Fama y buen vino: mercado.

Botella comprada en Leon. PVP 29€
Abierta y decantada con una hora de antelacion.
De color rojo picota de capa alta, ribete rubi y lagrima densa que tiñe abundantemente la copa.
En nariz muestra mucha fruta compotada y en licor, notas minerales, chocolate negro, bolleria fina,ligeras notas lacteas, monte bajo y balsamicos con cierto poder.
En boca tiene una entrada potente, mucho cuerpo, casi masticable, taninos que se dejan notar pero bien integrados, acidez marcada y un postgusto realmente largo con recuerdos minerales y a la fruta en licor.
Intentare hacerme de alguna botella mas, porque sin duda tiene un gran potencial de guarda.

Desde luego que nuevamente me ha vuelto a sorprender, un vino que no contaba el estado de gracia en el que se encuentra, la última vez que lo probé (quizás culpa de la botella) le aprecié notas de temprana evolución y por eso quise abrir una botella para probarlo en familia y probarlo con algo más de tranquilidad.

Decantado con 4 horas de antelación, ya que no era una cata, era el magnífico acompañamiento a un cabrito al horno. Presentaba un color vivo y sin muestra alguna de fatiga, la nariz, brutal, una de las mejores botellas que he disfrutado de este vino, mucha fruta, aparecía chocolate, caramelo tofe, regaliz, especiados y notas minerales, cambiante cada vez que lo acercabas a la nariz, impresionante. La boca no desmerecía, con volumen, potencia, cremosidad, largo, con mucha fruta….

Sin duda que esta botella ha sido uno de los grandes vinos que ha pasado por nuestra mesa en las navidades, gracias Nacho y Javi por permitirnos conocer los vinos que elaboráis.

Rojo cereza de capa alta y ribete cárdeno. Lágrima densa y bien formada.

Nariz intensa donde frutas negras maceradas y confitura roja aparecen rodeadas de intensos tostados de café natural, especias exóticas, tabaco y chocolate amargo. Tambien se aprecian ligeros mentolados y un velo mineral-terroso.

En boca es potente y amplio dejando ver la fruta, moderada, a través de definidos tostados cremosos y fundentes de cacao y moka, tonos de tierra y grafíto, con dejos de bajo monte y flores silvestres. Se presenta maduro a su paso, con buena acidez, bien integrada y taninos sedosos y dulces, dejando un paladar lleno y persitente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar