Opiniones de Pazo de Señorans
OPINIONES
5

Visual: Color amarillo dorado reflejos verdosos.
Olfativa: De media intensidad, al principio se muestra poco expresivo la nariz está algo apagada, difícil de definir notamos notas herbáceas fresca, sutiles anisados y toques de fruta carnosa y florales (flor blanca).
Gustativa: Entrada agradable, es elegante, suave, con buena acidez y equilibrio y en boca se muestra algo más expresivo ya que tiene un largo postgusto con recuerdos a agradables mantequillas y toffes.
10€aprox.

Continuando con mi "estudio" personal de vinos blancos de las Rias Baixas ha llegado a mis manos este Pazo de Señorans del 2007. La verdad es que no entraba en mis cuentas retroceder a esa añada, pero la tomé por error de los estantes de Santa Cecilia.
El vino está vivo, brillante, con un color dorado pálido que hace presagiar su edad. La lágrima se forma al agitar la copa y vuelve con rapidez.
No es muy aromático, recuerda la piña si no se le agita, con un muy ligeo toque de flores blancas. Al agitarlo gana en intensidad pero pierde en nitidez, la piña se esconde dejando pasar a un recuerdo de panadería, ligero, borroso.
En boca es donde mejor se comporta, recordando pasadas glorias. Ligero, refrescante, sedoso. Le falta un poco de acidez para ser redondo. El retrogusto recuerda al limón, y vuelve la panadería.
Buscaré una botella del 2008.

En copa amarillo pajizo de cierta intensidad y presencia de carbónico. En nariz claras notas de fruta blanca, citricos y frescura. En boca es elegante, fresco, suave y dominan las notas de manzana y pera junto con citricos junto con matices herbáceos. Recomendaría guardarlo y abrirlo a lo largo del año que viene donde mostrará todo su potencial, que es mucho.

Color amarillo de borde pajizo. Capa baja.
Aromas bien conjuntados de fruta blanca madura, como plátanos,piña y algo de aguacate, además de un toque dulzón de crema pastelera. Lágrima muy ténue. Entrada en boca con buena presencia y con cuerpo. Es redondo y bien afinado. Acidez correcta. Tiene buena estructura y llenael paladar. Recorrido largo y suave. Al final se notan unas puntas verdes, pero no molestan en absoluto. Es buen vino y seguro que de aquí a un año estará mejor. Buena RCP ya que cuesta sobre los 17 €.

De color amarillo pajizo, aparece una pizca de carbónico nada mas servirlo, aunque en boca no se percibe.
Comienza algo cerrado nada mas servirlo. Solo se percibe una fuerte mineralidad y alguna nota cítrica. Pero al rato salen aromas mas frutales, herbáceos y florales, manzana y citricos, quizas algo de piña y alguna nota como anisada.
En boca es donde lo encuentro mejor en estos momentos. Donde se muestra muy elegante, con buen equilibrio entre la acidez y lo glicérico del vino. Fresco y muy agradable de beber. Yo lo guardaría para el año próximo. Compraré alguna botella mas.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar