Billecart-Salmon Cuvée Elisabeth Rosé 1998

Champagne Billecart-Salmon Cuvée Elisabeth Rosé 1998

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,6
Calidad-precio:
8,0

Bodega: Billecart Salmon
D.O./Zona: Champagne AOC
País: Francia
Tipo de vino: Espumoso
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: 50% Chardonnay y 50% Pinot Noir, de los cuales un 10% está elaborado como tinto. Viñedos Grand Cru.
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: 50% Chardonnay y 50% Pinot Noir, de los cuales un 10% está elaborado como tinto. Viñedos Grand Cru.

6 Opiniones de Billecart-Salmon Cuvée Elisabeth Rosé

El último se hizo de esperar ya que hubo gran distensión en el panel de cata y eso era debido al alto nivel de la cata.
A la vista era bonito color piel cebolla muy pálido dando paso a una nariz con confituras, mieles, frutos secos, cera de panel con una sutileza asombrante, muy complejo y a la vez muy sutil. Bonita burbuja.
En boca era el equilibrio desde el principio hasta el fin, siendo una burbuja cremosa con una acidez envuelta en un conjunto desbordante con final largo y agradable con un maridaje de langosta que a estas fechas le vendría muy bien.
Buena acidez, un cava envolvente, con finura, elegancia y personalidad.
Realmente muchos quilates esta cata de Champagnes y a la vez enriquecedora.

Color piel de cebolla sin reflejos. Limpio. Burbuja fina, lenta y elegante.
Nariz intensa, magica , profunda, versatil y compleja. Hay frutos rojos predominantes , apareciendo mas tarde frutos secos, anises y toques de pasteleria. De pronto se integra la mineralidad y se establece como fondo. La fruta roja esta y permanece siempre en primer plano, pero los aromas se integran entorno a ella y se aposentan en lo mineral.
Paso por boca cremoso, pletorico, con la fuerza justa y con un punto de acidez justo que le da frescura. Es como la union de la serenidad de la la madurez y la frescura de la juventud. llena la boca , se fija alli y se libera poco a poco, sin prisas, haciendote disfrutar.
Postgusto largo . Tiene tanta personalidad que manda sobre ti, se impone a ti.
te seduce en la nariz y muestra toda la elegancia en la boca, marcando su estilo cuando desaparece. Por eso, cuando lo pruebas, no lo puedes olvidar

Color rosa palido piel de cebolla, nariz intensa y muy mineral, frutillos rojos, frambuesas, limon brioche ,almendras tostadas,avellanas.
En boca es grandioso, muy sensual con un paso por boca muy sabroso y goloso , una acidez magnifica y una burbuja minuscula , postgusto muy muy largo y de gran persistencia, es como si no te fuera a dejar nunca.
A mi entender se trata de unos de los mejores Rosé del mundo, un vino muy seductor que deja sensaciones de placer inolvidables y que perdura en la memoria mucho tiempo.Y si tienes la suerte de catarlo con la compañia adecuada, como fue mi caso, el recuerdo es imborrable.

Nuevamente vuelvo a pecar con esta pequeña maravilla burbujeante, esta vez en casa, con más tranquilidad.

No parece un rosé puro, el color es piel de cebolla, con algún destello cobrizo.

La nariz es una locura, una perfecta sinfonía de frutas rojas, especias, café en grano (Blue Mountain de Jamaica, oiga…), toques minerales, anisados. Todo con la máxima limpieza y elegancia.

La boca es una caricia, llena de matices, llena de encanto y sensualidad. Finísima acidez, elegante cremosidad, portentosa longitud. Final enorme que nos deja sensaciones frutales y minerales. Carbónico fino e integrado.

Este rosé es uno de mis favoritos por su gran equilibrio y su carácter, donde la finura y su clase destacan sobremanera. Si no fuera por su precio (unos 100 euros) pecaría mucho más, pero bueno, así lo esperas con más ganas…¿Cuándo será la próxima?

Vuelvo a probar esta maravilla y me causa la misma impresión que la primera vez.

Es un vino fantástico, con una finura y una garra excepcionales y que deja múltiples matices de fruta y mineralidad en nariz, con una espectacular expresión de terroir. En boca es la cremosidad y la elegancia hecha vino. Una verdadera golosina para pecar.

Un Rosé de auténtico pecado, para esas ocasiones muy especiales que siempre nos podemos imaginar. ¿La Armonía? Pues sólo y con la mejor compañía. Y que no se acabe la noche…

Rosado pálido piel de cebolla, burbuja media y abundante.
Intenso y complejo en nariz donde muestra ante todo un carácter frutal que enamora al instante. Nariz de frutas rojas del bosque, panadería, anisados, hinojo. Notas minerales. Un toque de elegancia y distinción, de finura y estilo. Magnífico.

En boca se muestra redondo, suave, elegante, femenino, sensual. Es pura delicadeza, entra casi sin permiso, tiene una fabulosa acidez y el paso es cremoso y placentero por su buena integración del carbónico. El final es largo y muy frutal dejando esos recuerdos de frutas rojas que siempre están presentes. Es terciopelo líquido y pura sensualidad en boca.

Maravilloso este rosé, algo esperado pues ya la calidad de su Brut Rosé básico es muy destacable. Aporta un plus de distinción y delicadeza sobre aquel y que se muestra sobre todo en boca. El precio es de 105 euros, no es desbocado para su calidad aunque es algo más del doble que el Brut Rosé. Es para ocasiones muy especiales, para tomar sólo y con la mejor compañía.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar