Oinoz 2015

Vino Oinoz 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
7,2

País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción

Elaboración: Viñedos ubicados en San Vicente de la Somosierra, vendimiado manualmente en cajas, con doble mesa de selección (racimo y grano). Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada (26º). Doce meses de crianza en barricas y un mínimo de 12 meses en botella.

Varietales: Tempranillo

52 Opiniones de Oinoz

Bonito y moderno el diseño de la botella.

Presenta color cereza, capa medio-alta, ribete violáceo.

En nariz es frutal, hay frutas rojas, y después aparecen aromas balsámicos, torrefactos y otros propios de la crianza. Se aprecian herbáceos y confituras.

Posee cierta tanicidad en boca, buena acidez. Es equilibrado, con las frutas rojas que había en nariz, así como los aromas vegetales. Cuerpo medio, especiado, ligeramente amargoso, agradable de beber, persistencia marcada.

Coincido en que no parece un rioja clásico, lo cual no le quita ningún mérito a su elaboración.

Aunque con retraso, he podido catar esta novedad y así agradecer a Verema y a Carlos Moro esta estupenda virtual.

 

Botella con presentación atrevida, marcando estilo, con una imagen moderna e internacional. 
El nombre es atractivo te invita a querer saber más. 
Color purpurado amoratado

No es un vino fácil, lo más destacable frutas maduras, maderas, tostados, minerales...pero tiene más aromas, hay que darle un poquito más de tiempo para descubrirlos.

Vino sabroso para tomar con una buena pasta y quesos.

Picota de ribete granate y de capa media alta. Límpido y brillante.

Aromas de buena intensidad a frutas rojas, especiados tipo vainilla, yogur de fresas y suaves tostados.

En boca resulta fresco, con una acidez adecuada y final amargoso. Taninos presentes pero no molestos, puliéndose. Recorrido medio.

 

 

 

El corcho ha salido limpio e integro y con buen color y aroma. 

En copa el vino tiene una capa alta, con un color rojo cereza tirando a picota y con un ribete granate. 

El vino en copa muestra cierto volumen.

Muy expresivo en nariz, tiene una buena intensidad aromática con un perfil de fruta en sazón y aromas de crianza muy elegantes. 

La fruta roja, tipo cereza es madura, sin excesos, tiene incluso de guinda en licor. Es al mismo tiempo muy especiado, notas de vainilla, pimienta e incluso un ligero toque de canela, arropado por la regaliz y balsámicos, y los toques de tostados son muy elegantes, caja de puros y cacao.

En su entrada el vino al tacto es suave, casi sedoso, y se aprecia cierto volumen. 

El paso es largo y muy aromático, acidez que equilibra y aporta una nota de frescura destacada, sin excesos, equilibra con el resto.  Buen cuerpo, tanino redondo y maduro. Es un vino con muy buen equilibrio en boca (ya en nariz he dicho que también me lo parece), también está dotado de buena estructura y complejidad. 

Es gustoso, sabroso, deja un recuerdo muy agradable. Buena persistencia.

 

Bonita etiqueta con el nombre grande y troquelado. Corcho natural de calidad. La cápsula ha salido bien, aunque estaba bien apretada.

Corcho muy tintado pero en poca profundidad.

Capa media alta, color picota intenso, muy bonito. Tinta poco la copa, poca lágrima, muy lenta e intensa.

Aromas a a yogur de frutas del bosque. Frutos rojos, especiado, balsámicos...

Muy suave en boca, muy ligero. Esos 14,5º pasan peligrosamente bien, muy rico.

Un Rioja muy potente; un vino potente y a la vez fácil de beber. Un vino muy franco.

Muy buen maridaje con una tabla de siete bulls diferentes.

 

Elegante etiqueta y muy buen corcho.

Visualmente es color picota, limpio, brillante, de capa media-alta, ribete granatoso, lagrima abundante, fina y lenta, que tiñe ligeramente la copa. Muy bomito, impresiona de vino poderoso.

En nariz a copa parada ya se percibe fruta roja, al moverlo aparece fruta roja madura, especias (pimienta, clavo) notas balsámicas (regaliz) y lacteas. Muy completo e interesante en nariz. Con las buenas sensaciones visuales y olfativas apetece probarlo.

En boca es un vino con buena acidez, en el que vuelve a aparecer fruta y las especias . Taninos presentes pero no molestos, ligeramente astringente, goloso, con final levemente amargo muy agradable.

Un muy buen vino tempranillo de Rioja como era de esperar de el Sr Moro.

Vino profundo, bonito color picota con ribete apenas evolucionado. De capa super alta, oscuro, limpio. Lágrima densa con descenso lento. Vino brillante, como con viveza.

En nariz intensidad excepcional con aireación. Barrica presente en principio pero dulce, agradable. Balsámicos. Con aromas como a caramelo de fresa o fruta roja. Muy buenas sensaciones.

El primer ataque en boca me parece muy bueno, misma calidad que en nariz. Profundo, de intensidad media-alta, que a pesar de no tener mucho cuerpo, de ser ligero y entrar fluido en boca, la llena de sabor. Muy bien integrado el alcohol que apenas se nota en boca. Con acidez y taninos aún algo presentes pero en un vino ya disfrutable.

Para mi un vino con buena estructura en boca ya que no sobresale ningún aspecto sobre otro y todos me gustan a la vez. Recuerdos a fruta y tostados, fresco y con un posgusto medio-largo. 

Creo que ideal para un plato de invierno, un guiso de caza, por ejemplo unos gazpachos manchegos o una carne estofada.

De color picota oscuro, capa media, limpio y brillante, con lágrima densa y tintada.

En nariz muchas notas especiadas donde destaca la pimienta, tostados, clavo, balsámicos, fruta negra.

En boca se nota muy equilibrado, con una entrada amable, taninos suaves, acidez notable, y trago largo. Se bebe muy bien, me ha sorprendido muy gratamente.

Etiqueta elegante, donde el nombre Oinoz llama la atención y más cuando sabe que tiene un simbolismo por referirse a un primitivo zumo de uva fermentado que puede ser el origen del vino.

Color picota, con capa media-alta.

En nariz, a mí parecer, es poco expresivo inicialmente, cuando se abre predomina la fruta rojo madura, con algún toque de pimienta.

En boca muy buena entrada, mejor de lo que esperaba por la fase olfativa. Elegante, siguen notándose los frutos rojos.

La etiqueta se sale de los clásicos Rioja, parece querer darle un soplo de aire vanguardista. Todo ello acompañado de un buen corcho.

Vino de color cereza picota con reflejos violáceos entremezclados con destellos teja, lo que denota algo de juventud y cierta evolución. De capa media-alta, produce una buena lágrima que cae lentamente dejando un tenue reguero de color. Límpio y brillante.

En nariz, las notas frutales se desparraman, sobre todo frutos rojos (grosellas), muy espaciado, toques lácteos y tostados. Fondo balsámico. Necesita algo de movimiento para que salgan esas notas terciarias a cacao y algo de tabaco.

En boca se muestra muy agradable, frutal, no resulta pesado, se nota goloso, taninos algo notorios. Notas especiadas. Buena acidez. Postgusto medio.

En boca y en nariz se muestran acordes lo que equivale a un vino que resulta franco y directo...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar