Jordi Cruz cuestiona la tercera estrella Michelin de Diverxo ¿Envidia?

80 respuestas
    #58
    Pepeiglesias
    en respuesta a jacomur

    Re: O metedura de pata

    Ver mensaje de jacomur

    No, no creo que ese sea el fin. Si quisieran ganar pasta pondrían una sidrería o un puesto de bocatas en la zona de marcha. Un restaurante fino da muy poco dinero, yo creo que es una cuestión de moda, de ego, de vanidad. A la cocinera de Casa Cofiño no la sacarán nunca en el Top Chef ni en el Hola. Ser cocinero creativo queda muy mono, aunque la mayoría estén a dos velas.

    #60
    Pepeiglesias
    en respuesta a Gomez

    Re: O metedura de pata

    Ver mensaje de Gomez

    Bueno, en Versailles puedes ir al Bistrot de au Comte, también hace cosas ricas y sin payasadas las de Hervé This.
    Eso sí, la Colegiata y San Martín para mí son debilidades. Quizá deberías conocer Notre-Dame la Grande de Poitiers, te iluminaría.

    #62
    Pepeiglesias
    en respuesta a Gomez

    Re: O metedura de pata

    Ver mensaje de Gomez

    Sí, pero rodeo merecía la pena. Notre-Dame la Grande de Poitiers fue para mí una revelación, es el románico más fabuloso que te puedes imaginar, con una decoración exótica, algo inconcebible.
    Y no te olvides de la iglesia de Saint Pierre de Chauvigny, otro alucine.
    Para que los veremeros no nos critiquen, haré una referencia gastronómica. El primer domingo de agosto hay una feria del libro antiguo en Chinon donde conseguí algunas monadas, como una primera edición del gran diccionario de cocina de Alejandro Dumas, pero lo más agradable fue la Matelotte de anguilas con vino blanco, nata y estragón, en la terraza de At'Table, y el vino, por supuesto, un delicado Chenin de la región.

    #63
    Jeronimo
    en respuesta a Pepeiglesias

    Cocina tradicional.

    Ver mensaje de Pepeiglesias

    Para mí querido Pepe, cualquier cosa anterior a los setenta, con sus Troisgros, Bocuses, o Guérards, es cocina tradicional.
    Entiendo por cocina tradicional, cualquiera de los platos que se han hecho, que se hacen y que se seguirán haciendo en casas particulares, sin esferificaciones, nitrógenos, ni ingredientes imposibles de encontrar en la carnicería del barrio, o la tienda de la esquina.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar