Manzanilla: ¿Cómo se consume? ¿Dónde comprar estos vinos?

99 respuestas
    #57
    Rafaedgere
    en respuesta a Álvaro Girón

    Tambien yo...

    Ver mensaje de Álvaro Girón

    ... discrepo, en que la mejor manera de iniciarse en los vinos finos y manzanillas no sea con las marcas comerciales, ya que a mi parecer tienen una mayor difusión, por lo tanto facil acceso al personal y como no un precio mucho mejor.
    Si es cierto que tomando un fino, como La Panesa, o como la Bota de Manzanilla Nº 16, la diferencia a los vinos más comerciales es grandisima, pero no todo el mundo se inicia en el mundo de los tintos con un Chateau Latour, normalmente empezamos por algo mas sencillo como un crianza de Rioja tipo Marques de Caceres, Beronia, Marques de Arienzo. La pena, la gran pena es que los bodegueros de esta zona sigan empalideciendo los vinos, llegando incluso a parecer queestan enfermos, por su palidez. Por que no se han montado en el carro de los elaboradores de vinos balncos jovenes de Rueda, los cuales hace unos cinco años tambien tenian los vinos con palidez enfermiza y ahora se ven cada vez mas y mas en los vinos con cierto prestigio, un cierto color amarillo verdoso con reflejos dorados, otra cosa, como siempre creo que hay conceptos equivocados y uno clarisimo es este de empalidecer los vinos, porque seguro que ademas de perder color, olor y sabor, se perderan más productos que podrían ser benefeciosos para la salud.
    Pues si la cerveza debe gran parte de esas caracteristicas beneficiosas, que ahora empieza a difundir, cuanto mas estos vinos de crianza biológica que mínimo están en contacto con levaduras durante tres o cuatro años, digo yo.

    #58
    Álvaro Girón
    en respuesta a Rafaedgere

    Re: Tambien yo...

    Ver mensaje de Rafaedgere

    Rafael, pero es que ni el Marqués de Cáceres, ni el Beronia sufren un proceso de clarificado equivalente...Voy a poner un ejemplo imaginario para que se me entienda mejor. Imaginemos que un bodeguero bordelés -dedicado a vender vinos más bien básicos- decide probar a filtrar sus vinos hasta el punto de que el color fuera muy parecido al de un rosado muy subido de color. El vino en cuestión, en todo caso, es a pesar de todo muy bueno, porque el terruño es el que es, y porque en esa bodega saben hacer vino. Imaginemos que, por las razones que sean, ese bodeguero hipotético obtiene un éxito arrollador en los mercados, tanto como para arrastrar a otras bodegas. De hecho, el éxito es tan arrollador que ese color -y por tanto, olor y sabor- se convierte en el paradigma de lo que para el consumidor medio debe ser un vino de Burdeos. Tanto, como para que a los productores de Burdeos ya no básicos, sino incluso de calidades estimables, les resulta imposible volver a embotellar vino sin clarificados absurdos. Bueno, pues ésto es algo parecidísmo a la situación del Marco con respecto a finos y manzanillas (sobre todo las últimas)

    Vamos a seguir dando rienda suelta a la imaginación. Ahora pensemos en un aficionado al vino que, por las razones que sea, conoce medianamente cómo son los vinos de Burdeos "antes" de este peculiar proceso de clarificado. Y viene un amigo que quiere iniciarse en este tipo de vinos en concreto, es decir, aprender más o menos cómo son en realidad los vinos de la zona. Digo yo que el aficionado lo que haría es aconsejarle: "Aunque te gastes unas perras más, yo te recomendaría tal o cual productor. Los vinos de Burdeos normales son muy buenos, a pesar de que a mi juicio se clarifiquen excesivamente, pero si te quieres hacer una idea de cómo es en realidad el vino de por aquí, creo que merece la pena hacer un esfuerzo".

    Para que se me entienda aún mejor. Si se diera la circunstancia de que las marcas comerciales -baratas y fáciles de comprar- fueran las que sufren filtrados mínimos, siendo los vinos de crianza biológica "especiales" -y por tanto mas caros - los muy filtrados, recomendaría sin dudar los primeros, incluso aunque no fueran de calidades excelsas. Desgraciadamente no nos encontramos en esas circunstancias. Si por las razones que fueran, los finos y manzanillas comerciales, volvieran a un color/olor/sabor más o menos normal, yo sería el primero en recomendarlos para iniciarse.

    Y aún más claro. Me preocupa sobremanera que se perpetue una imagen falsa de las vinos de crianza biológica, y más teniendo en cuenta de que si pensamos en lo que hay en la bota, podemos estar fácilmente hablando de miles y miles de litros de vino de clase mundial. Resulta especialmente chocante pensar en todo el trabajo que se hace en bodega y viña para que luego nos lo carguemos en parte con el famoso clarificado. Como me dijo un sabio capataz de bodega hace algún tiempo de manera bastante gráfica: "Nosotros criamos el vino, otros lo joden". Me duele pensar que las razones de fondo por las que no poca gente prefiere la manzanilla al fino. Me temo que tienen más que ver con el clarificado (y el acortamiento de los procesos de crianza), que con un discernimiento cabal de las diferencias entre unos y otros. Bajo estas condiciones (las manzanillas dirigiéndose -a pesar de su alta calidad- cada vez más a vinos blancos de mesas ligeramente aromatizados con flor, y no pocos finos viéndose arrastrados en este proceso de generalizada pérdida de "raza"), se hace especialmente difícil distinguir unos y otros en una cata a ciegas. Evidentemente ésto es una generalización, y hay marcas comerciales que no se ven envueltos en la tendencia general. Pero la tendencia general es muy preocupante.

    Entiendo perfectamente que el margen de maniobra de los bodegueros se aproxime a cero. Pero no puedo decir honestamente que me guste el actual estado de cosas.

    #59
    FPardo
    en respuesta a Latrufa

    Si te sirve de ayuda...

    Ver mensaje de Latrufa

    te comento mi experiencia personal con los vinos generosos.

    Dado que mi experiencia con los vinos tranquilos fue de menos a más (de viñas albali, coto de hayas a shiraz de mendoza, riesling.... hasta la locura a la que llego hoy en día...) pensé hacer lo mismo con estos vinos desde mi total desconocimiento de éstos.

    Empecé por fino c.b, tio pepe, la guita..., y paré, no me gustaban. Sin embargo, invitado por Verema a una presentación de la DO Jerez en Valencia la cosa cambió como de la noche al día, probé vinos que me presentaron un panorama distinto de los que compraba en Alcampo...

    Ahora, tras probar cosas más serias como ya se ha comentado (Panesa, sacas de barbadillo, nº 16...) ya me gustan (aunque mucho menos) esas marcas más comerciales, por lo que el camino ha sido al contrario que con los vinos tranquilos.

    Mi recomendación es que te hagas con una botella de la bota de fino nº 16 del equipo navazos que suele tener buena distribución, tiene un precio asequible y en mi opinión muestra lo que es un fino.

    Respecto a cuando tomarlo: aperitivo, comida... lo mejor es cuando te apetezca. Para mi son vinos ÚNICOS, con ellos marido unos platos o me los bebo viendo la tele, según pide el cuerpo.

    #60
    santos
    en respuesta a Álvaro Girón

    Re: Tambien yo...

    Ver mensaje de Álvaro Girón

    .Poco se parecen los finos y manzanillas actuales con los que bebiamos hace 20 o 30 años. Pero el mercado es que manda, pr desgracia, y hace que haya que tomar estas medidas. Pero tambien, estos filtrados hace que el fino aguante mas embotellado con su color " original" ( el que tiene cuando se embotella). Antes, no aguantaban mas de 6 meses, se " remontaban" y los consumidores no lo veian como " evolucion natural", ademas la manzanilla por la rotacion de las ventas, salia mas clarita y mas rica en boca, por lo que las diferencias eran aun mayores. Esto, unido la bajada del consumo y la tendencia por el Rioja, fue utilizado como instrumento de freno. Acordaros los finos que bebiamos con 16-18º, que poco se parecen a los actuales, y como eran. Ademas, que en breve veremos finos y manzanillas en el mercado con menos de 15º, rondando los 12,5 o 13º, menos encabezados. Los ultimos años, estan salendo los vinos con casi 11º y que aguantarian perfectamente incluso sin añadirles.
    Lo que tenemos ahora, son finos que se parecen mas a lo que se llama " finos chicos", que son los que los pequeños productores venden en las bodeguitas, vinos menos "gordos" o "cocidos" mas facilones de beber, pero aun asi muy ricos y aromaticos.
    El mercado manda, y poco podemos hacer. El consuelo es que las bodegas seguiran teniendo vinos hechos, de menos producion, que conservaran la ecencia de lo que en su dia fueron.

    #62
    Álvaro Girón
    en respuesta a santos

    Re: Tambien yo...

    Ver mensaje de santos

    Amigo Santos, convendrás conmigo que para acabar en 12.5º-13º, con vinos de flor con más de tres años de edad media, y en el Marco, vamos a admitir más que tácitamente unos niveles de manipulación que desde luego no entrañaba ni entraña el encabezado a 15º. No es un camino que a mí particularmente me guste, aunque pueda entender el argumento comercial que podría haber detrás. En cuanto a los mostos a 11º (no todos los años y desde luego no en todos los pagos) uno constata esa realidad. Otra cosa es que uno sospeche que con otros rendimientos -y por tanto, con otras calidades- estaríamos hablando de otras graduaciones. A mí todo ésto no me gusta absolutamente nada. De ahí a acabar desalcoholizando el vino sólo hay un paso.

    Yo no tengo nada en contra de los finos o las manzanillas chicas. Más bien, me encantan. Pero ahí hay dos problemas. Primero, que el acortamiento generalizado de los procesos de crianza se suele traducir -también- en una simplificación del sistema de soleras y criaderas. Raro es encontrar la bodega sanluqueña que vaya más allá de las 10 criaderas, cuando 15 no era una cifra anormal hace 30 años. Ésto al final a lo que nos lleva es a la desaparición de las manzanillas pasadas reales. Y éstas eran vinos de una clase enorme. Vinos de crianza biológica jóvenes, sí, pero no a costa de un empobrecimiento peligroso de los distintos estilos. El segundo problema es que al clarificar hasta el extremo los finos y manzanillas chicos se pierde un tanto por ciento muy estimable de su encanto, por no decir la razón misma por la que eran consumidos sin tasa en tabernas y tabancos. Cierto es que el filtrado, en estos vinos superprotegidos por la flor, ha sido una forma de asegurar el vino, un logro tecnológico notable frente a la oxidación catastrófica (que, por cierto, hay que distinguir clínicamente del proceso de oxidación normal, altamente beneficioso). Uno de los retos -yo creo que tecnológicamente posible- es conseguir poner en el mercado finos y manzanillas relativamente jóvenes con filtrados no abusivos. Ya veremos hasta dónde se puede llegar. Me temo, sin embargo, que el clarificado excesivo actual tiene más con adaptarse a las manías obtusas del público feriante (mercado del que se es rehén)que con criterios técnicos. Otros vinos jóvenes son posibles, o al menos debiéramos intentar que fueran posibles.

    En cuanto a los "supervivientes" -vinos hechos y derechos, en algunos casos en la frontera de la manzanilla pasada o el fino amontillado- ya no existe la necesidad de un segundo encabezado a 16-18º. De hecho, no pocos de estos vinos, y con un filtrado mínimo, no sólo evolucionan maravillosamente bien durante meses en botella, sino durante años (por no hablar, en algunos casos muy singulares, de décadas). Yo creo -ahora que se habla tanto de "hacer pedagogía" (menuda cursileria)- que lo suyo sería decirle al personal que un buen número de éstos finos y manzanillas "viejos" (y por tanto, acostumbrados al oxígeno) evolucionan tan bien como cualquier otro gran vino blanco. Y como cualquier otro gran vino blanco, van cambiando a lo largo de su curva de evolución.

    El mercado manda, nadie lo duda. Pero también existe la posibilidad de buscar mercados distintos de los habituales, por decirlo claramente, más ilustrados. No es un proceso fácil, pero a mi juicio es más necesario que nunca.

    #63
    EuSaenz
    en respuesta a santos

    Re: Tambien yo...

    Ver mensaje de santos

    A mí hay veces que me apetece un fino La Ina, un Tío Pepe, un Puerto Fino, un Fino Quinta y otras un Macharnudo, un Antique o una Panesa. Otras me apetece una San León, una Barón, una Solear o La Guita, al igual que me apetece Las Cañas (Navazos), San León RF, Pastrana o Barbadillo en rama. Todo tiene su momento según lugar, hora, con quien estés, con lo que vayas a comer, en fin, variedad siempre dentro de una línea de calidad.

    También hay que tener en cuenta que en el canal horeca suelen tener siempre un Tío Pepe o una Manzanilla La Gitana, pero raro es que tengan algunas de las que consideramos "hechas", en un área metropolitana como la de Madrid (con sus 5 millones de habitantes) cuento con los dedos de una mano los locales que ofrecen estos vinos. Así son las cosas. Hay que beber más y mejor y practicar con el ejemplo. Se acercan las vacaciones y con ellas la práctica diaria del tapeo y el aperitivo. Y en mi caso, finos y manzanillas serán siempre protagonistas principales.

    Saludos, Eugenio
    https://twitter.com/EuSaenz

    #64
    Rafaedgere
    en respuesta a Álvaro Girón

    No estoy yo entendiendo...

    Ver mensaje de Álvaro Girón

    ... muy bien lo de los finos chicos, la verdad es que no veo ningun problema en sacar los finos y manzanillas con los colores similares a los que se encuentran en la bota.
    No creo que a vinos como Solear, San León, Tio Pepe, Fino Quinta...se le pueda decir que son vinos chicos, si vinos tratados en exceso que como decía antes palidecen hasta parecer enfermizos.
    Eugenio que tuvo la oportunidad de probar en la cata de Vinoble "Del mosto al VORS" una muestra, creo que de la solera de Tío Pepe, según comenta en su blog, se parece como un huevo a una castaña. Eso es lo que hay que cambiar la mentalidad del bodeguero y concienciarles de que el vino debe salir al mercado lo mas parecido a lo que tiene en la bota y no empalidecido, tendencia marcada sin duda por las bodegas de Sanlucar, en su afan en los años 80 de conquistar la Feria de Sevilla.
    Bueno esperemos que algún bodeguero nos escuche y tome nota.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar