Vinos para compartir

Oporto. Vinos que hablan.

Comienzo la tarde regular, dando vueltas para encontrar aparcamiento, y “enamorándome” dos o tres veces de un hueco en el que hay una de esas bolsas enormes llenas de escombros. Una vez que dejo tirado el coche, casi llevándome por delante a una pobre mujer sentada en una terraza que ocupaba casi la calzada, salgo corriendo hacia “La Trastienda”, llamo dos o tres veces, sin que nadie me respondiera. Miro hacia atrás y veo que “La Tintorería” estaba abierta, aún hay esperanza…

Por fin llego, Flequi y seis personas más se encuentran alrededor de la mesa de catas. Un poco triste por el escaso poder de convocatoria que tiene una cata que en mi opinión promete y mucho, ocupo uno de los sitios libres. Al menos he llegado a tiempo…

Flequi no se extiende demasiado en explicaciones. Tiene una “chuleta” de tres o cuatro páginas que utiliza poco, casi nada. Yo ya he hecho mi “tarea”, he buceado un poco por internet donde encontré abundante información general sobre el complicado mundo de los vinos de oportos, que tienen una cierta similitud en su concepción con los generosos andaluces, con una tipología igualmente variada y compleja.

Después de dar unas nociones generales sobre los “vintage”, LBV, tawny, ruby, colheita y garrafeira, pasa a lo que según él es el objeto de la cata: callarse él y dejar que los vinos hablen. Como siempre Flequi no deja de sorprenderme,  pero el tiempo le dará en breve la razón…Imag0115_thumb

Empieza la cata con NOVAL Tawny 40 años (Quinta da Noval) DO. Porto ¡Qué manera de comenzar! El vino se ofrece intenso y fragante,  con aromas de miel y algo floral, también hay frutos secos (almendras y tal vez avellanas). Con el tiempo van apareciendo garrapiñadas y caramelo, dando paso de nuevo a la miel. Muy complejo. Si en nariz es un espectáculo, en boca es casi ofensivo, insultante por la frescura de este “joven” de cuarenta años. Es caliente, con sus más de veinte grados de alcohol muy bien integrados, pero lo que más sorprende es su acidez, su estructura casi perfecta. Permanece en la boca durante un rato largo, dejando recuerdos a arrope, con un amargor elegante y delicado.

El vino, que procede de la bodega personal de Flequi, es todo un éxito. Yo, de acuerdo con la escala de mi abuelo ligeramente modificada, lo calificaría como excelente, dejando la calificación máxima (excelente plus) por si alguno se atreve a asaltarla. Tal vez el Castillo de Ygay Gran Reserva Especial del 59…

  Imag0117_thumbLa cata continúa con el siguiente de los vinos viejos, BARROS colheita 66 (Barros, Almeida y Cia. Vinhos S.A.) DO. Porto De nuevo un vino con una nariz maravillosa, compleja, algo más delicada que la del “monstruo” anterior. El vino se expresa con claridad, ofreciendo aromas de frutos secos, amielados y notas de orejones. Merece la pena dejarlo “hablar”, que el aroma se vaya expresando con tiempo, para apreciar las notas posteriores de caoba y tabaco. En boca aparece vertical, en principio con un amargor elegante, como de chocolate negro, que se apoderando de la boca. Muy buena acidez, lleno de viveza, con una estructura que le augura un futuro prometedor (a esta botella me temo que no). De nuevo una largura notable, que deja un recuerdo que no quiere abandonar la boca.

Había prometido en mi presentación notas de cata cortas, y no estoy siendo fiel a mi palabra. Veréis en próximos artículos que esta no es nada habitual en mí, pero debo ser fiel a dos vinos que realmente me han emocionado. En esta ocasión lo puntuaré también con un excelente. Hubo división de opiniones, a casi todos les pareció este el ganador de la cata, a mí sin embargo la estructura perfecta del NOVAL y su complejidad me dejaron impactado.

El siguiente fue mi “vino de leer”, VZ colheita 92 (Bodegas Van Zeller) DO. Porto. No falta este vino en mi casa, del que me gusta saborear una copa mientras leo un libro en mi sillón. Este viejo conocido es franco, directo, con aromas de frutos secos y fruta pasificada, menos intenso que los anteriores y menos complejo. En boca se muestra amable, con un dulzor y amargor bien compensados, alcohol correctamente integrado, potente.

Merece la pena este vino, accesible por su precio (sobre los 30 €), su calidad y por la estabilidad que tiene la botella abierta. He probado estos vinos hasta un mes después de abierto sin apreciar decadencia. Lo calificaré como muy bueno.

Imag0114_thumbLa cata continua con DALVA 1978 vintage  (Da Silva Vinhos SA.) DO. Porto. Nos sirven este vino decantado, por lo que se expresa desde el principio con claridad, aunque se puede apreciar correctamente una cierta evolución. En principio dominan los aromas a almibar y peras al vino, con matices de arrope. Posteriormente puedo apreciar notas de miel, y orejones. Flequi ve aromas de botica, que a mí se me ofrecen como flores secas. Magnífica complejidad, aunque algo carente de intensidad. En boca lo noto algo falto de cuerpo, aunque es cierto que va creciendo su sabor almibarado, no exento de frescura y muy largo.Mi calificación para él es excelente minus.

El último es un vino sorprendente, el Quinta do Vale Dona Maria 2001 vintage (Lemos and Van Zeller Ltd.) DO. Porto. Y digo sorprendente porque tiene visual de tinto y nariz de tinto, con las típicas notas de aceituna negra de los tintos de Van Zeller, mezclados con aromas de bosque y matices de frutos rojos, que van evolucionando hacia melocotón, cada vez con mayor incidencia de almíbar. Lo que insinúa en nariz lo desmiente en boca, en que muestra una estructura bien integrada, con acidez y dulzor suficientes, pero unos taninos algo verdes que muestran que el vino debe evolucionar aún. Para guardarlo un tiempo. Lo calificaré como muy bueno plus.

Contar el desarrollo de la cata daría para escribir unos cuantos artículos, discutimos en medio sobre el valor de las catas ciegas, y otros muchos temas relacionados o no con el vino. Esta cata si no me sirvió para profundizar en los detalles más académicos de los vinos de Oporto, sí que me sirvió para escucharlos hablar y seguir amándolos.

Vuelvo a mi casa por la M-607, sin que exista el mundo a mi alrededor, pensando en si la próxima cata, de Chateauneuf du Pape, llegará a emocionarme como esta, pero eso será ya otra historia… 

  1. #1

    EuSaenz

    Me estuve pensando si ir a la cata pero al final no me decidí, mal día ayer para utilizar el transporte público en Madrid, la verdad que nunca voy en coche por allí a una cata ya que se aparca fatal (viví por allí 5 años). Me imaginaba que el Quinta do Noval sería el grande de la cata, para mí es la mejor casa de Oporto y un Tanwy de 40 años es siempre algo muy especial. Dalva y Barros son casas menores pero que igualmente hacen buenos vinos, por cierto, has puesto que era un Vintage 98 el de Dalva y era un 78, dato importante puesto que esos 20 años son los que necesita un vintage para estar listo.

    En cuanto a los vinos de Cristiano Van Zeller siempre prefiero los tranquilos a los Portos, pero por lo que veo está últimos también tienen nivel, hablamos de un grande de Portugal.

    Buen debut en una interesante cata. A la de Chateauneuf no voy, así que ya te leeremos.

    Saludos,
    Eugenio.

  2. #2

    Victor Ximenez

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Gracias por la puntualización. Ha sido un error tipográfico notable, como se puede comprobar en la foto de al lado. Ya está corregido.
    No creas que estuvo tan claro que el Noval fue el más grande, de hecho creo que fui al único que le pareció así. Los dos vinos estuvieron inmensos, a mucha distancia de los demás.
    Los Van Zeller a mi me gustan mucho, sobre todo el colheita, cuyo precio me permite tener con fercuencia alguna botella en casa. Estoy de acuerdo contigo en que los tranquilos son muy interesantes, probablemente más.

    Saludos
    VX

  3. #3

    Jlggg

    En boca buen ataque, con estructura y de largo postgsuto. Si señor, buen principio.

    Saludos

    José Luis Giner

  4. #4

    Victor Ximenez

    en respuesta a Jlggg
    Ver mensaje de Jlggg

    Muchas gracias, Jose Luis. Me alegro de que te guste.
    La verdad es que de una cata como esta es muy fácil escribir.

    Saludos
    VX

  5. #5

    Jose Contreras

    en respuesta a Victor Ximenez
    Ver mensaje de Victor Ximenez

    ¿Y tú te definias como un simple principiante? :-) Creo que me voy a aficionar rápidamente a leer tus post. Felicidades por la cata y por el relato.

  6. #6

    Victor Ximenez

    en respuesta a Jose Contreras
    Ver mensaje de Jose Contreras

    Gracias de nuevo. La cata fue realmente impresionante, es muy fácil escribir de algo que te ha emocionado tanto.

    Saludos
    VX

  7. #7

    Paco Higón

    Interesante relato.... y en cuanto a esa maravilla de catas.... de los tintoreros.... si estuvieran por Valencia tendrían un usuario fijo. Ah y muy grande Flequi!!!

  8. #8

    Victor Ximenez

    en respuesta a Paco Higón
    Ver mensaje de Paco Higón

    La verdad es que sus catas suelen ser tremendamente interesantes, por los vinos que proponen, por sus conocimientos y por el buen ambiente. Una pena que, como en esta ocasión, no hubiera más gente.
    Flequi es un mosntruo ;)


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar