Noticias del Vino

Viñas del Vero Chardonnay 2017 se adelanta al verano y se presenta en Barcelona

La bodega del Somontano conmemora el 125 Aniversario de llegada de la variedad Chardonnay a esta región.

Viñas del Vero, la bodega líder del Somontano, debe su nombre al río que recorre la comarca, el Vero, situado al pie de los Pirineos. Fundada en 1986, esta bodega forma parte de la Familia de Vino de González Byass desde julio de 2008.

Viñas del Vero ofrece vinos que representan la diversidad de variedades, suelos y clima de esta región. Innovación y experiencia convergen en una serie de vinos elaborados partir de variedades tradicionales de la región (Tempranillo, Moristel, Garnacha y Macabeo), con otras de distintas procedencias (Chardonnay, Gewürztraminer y Pinot Noir). Completan la gama vinos Reserva, reflejo de la personalidad y creatividad de los enólogos, y dos especialidades: Secastilla, “puro terroir”, y Blecua, el “icono del Somontano”.

Hace 125 años llegó a la región del Somontano, huyendo de la plaga de la filoxera, la familia Lalanne procedente de Burdeos.

En esta tierra privilegiada comenzaron a plantar variedades de uva traídas de su Burdeos natal. Entre ellas la Chardonnay. Todas las vides fueron plantadas sobre pie americano con el fin de evitar la filoxera. Hoy en día estas variedades se han adaptado perfectamente al clima y la tierra del Somontano y se cultivan junto con las más tradicionales de la Denominación de Origen.

La variedad Chardonnay en Viñas del Vero

En 1987 comenzaron a replantarse terrenos de Viñas del Vero en Barbastro con viñedos de las variedades de la región junto a otras de distintas procedencias. En aquel momento, Viñas del Vero fue pionera en desarrollar el potencial de calidad de los vinos del Somontano y en pocos años logró ser el referente vinícola de Aragón.

Con el fruto de la vendimia de 1991 Viñas del Vero elaboró su primer vino monovarietal de Chardonnay. Desde ese momento, Viñas del Vero Chardonnay se convirtió en uno de los vinos más representativos de la joven D.O. Somontano y en un referente de la variedad en el panorama vinícola nacional, avalado por diferentes premios y reconocimientos en todo el mundo.

Viñas del Vero Chardonnay 2017

El año agrícola 2017 puede definirse como irregular, con una pluviometría dentro de la media del Somontano. Sin embargo, las lluvias tuvieron lugar fuera del período vegetativo de la vid. Tuvieron lugar heladas considerables durante la primavera y se dieron temperaturas elevadas durante todo el estío.

Pese a que la cantidad de uva fue bastante inferior respecto a otros años, el estado sanitario de la misma fue muy bueno, destacando la ausencia de enfermedades fúngicas. En términos generales, los vinos de la añada 2017 son estructurados, sabrosos y con una interesante concentración de aromas.

Viñas del Vero Chardonnay 2016

2016 fue un año seco y templado, con precipitaciones inferiores a la media de la década distribuidas de forma irregular: el otoño fue seco, el invierno y el inicio de la primavera fueron muy lluviosos y los últimos cinco meses de primaveraverano fueron muy secos, sin lluvias desde el 22 de mayo hasta el 13 de septiembre.

Esta situación provocó que el estado sanitario de la uva fuera muy bueno, sin complicaciones por problemas fúngicos. La vendimia fue escalonada y sin prisas, con un solo día de lluvia, sin problemas sanitarios que alterasen el ritmo normal y con una maduración gradual hasta buenos niveles glucométricos, ya que el viñedo tuvo suficiente cantidad de hoja y la sanidad respetó su funcionalidad hasta el final de la vendimia.

En términos generales, los vinos de la vendimia 2016 presentaron colores brillantes, grados alcohólicos comedidos, aromas intensos y sabores marcados con texturas agradables.

Viñas del Vero Chardonnay 2014

El 2014 fue calificado como un año “normal”, con un invierno seco, un abril lluvioso y unos meses de agosto y septiembre con un buen número de días de lluvias ligeras.

En general, las precipitaciones fueron inferiores a la media de la última década. Otra peculiaridad de este año fue la falta de viento del clásico “cierzo” del valle del Ebro. En 2014, la ausencia de golpes de sol y calor y, por tanto, la lentitud de la maduración, propició un buen equilibrio en las bayas de los racimos. Las variedades tempranas dieron como resultado vinos de gran expresión, importante concentración de aromas y gran cantidad de sabor; mientras que las variedades más tardías propiciaron vinos tintos con elevado nivel de frescura, atractivas texturas y considerable grado de fluidez en la boca.

Viñas del Vero Chardonnay 2007

La vendimia 2007 fue una de las mejores de los últimos años en el Somontano. Se inició a mediados de agosto y finalizó la primera semana de octubre.

El año agrícola fue templado en cuanto a temperaturas y normal respecto a precipitaciones. Las brotaciones se iniciaron la primera semana de abril, siendo el proceso del ciclo de maduración de la uva el de un “año tipo”, sin adelantos ni retrasos en las diferentes variedades. La vendimia se inició con la variedad Chardonnay.

Viñas del Vero Chardonnay 2004

Con más de dos semanas de retraso sobre la fecha habitual de inicio tuvo lugar el comienzo de la vendimia 2004, condicionada por la climatología excepcionalmente fresca durante la primavera y el periodo estival. La falta de sol y de temperaturas necesarias para la correcta maduración de la uva provocó este inusual retraso.

Las escasas horas de calor provocaron un retraso de la brotación de las plantas de 15 a 25 días según variedades y el agua de invierno ayudó a mantener reservas de para las plantas durante todo el ciclo.

Durante la primavera se registró una alta humedad ambiental con alto riesgo de enfermedades criptogámicas pero controladas con éxito. Las temperaturas suaves del verano y la ausencia de precipitaciones a partir del envero hasta bien finalizada la vendimia, favorecieron un perfecto cuajado y un vigor controlado en la vegetación, así como una maduración lenta y homogénea de los racimos.

Viñas del Vero Chardonnay 2001

La vendimia 2001 fue una de las “grandes” del Somontano. Primero fue el desborre en abril, después, la temible helada de primavera que diezmó algunos de nuestros viñedos de Merlot. A finales de primavera e inicio del verano, muy lluviosos ese año, hubo que velar por la sanidad de cada racimo.

Al fin, unos meses de verano más cálidos y secos que de costumbre aceleraron la maduración como nunca había ocurrido en Somontano. En torno al 20 de agosto y con diez días de anticipación a la fecha prevista comenzó la vendimia del Chardonnay. Mucho trabajo y profesionalidad plasmada en la ilusión por conseguir un Chardonnay con más fruta.

La cosecha 2001 en Somontano dio mucho que hablar.

Viñas del Vero Chardonnay 1998

La vendimia de 1998 fue una de las mejores del Somontano. Las condiciones climatológicas irregulares provocaron una recolección temprana y corta, pero con una gran calidad.

Los meses de verano fueron los más cálidos y secos de los últimos años. Esta situación produjo una excepcional maduración de la uva, como nunca antes se había visto en el Somontano.

Esta vendimia del 1998 permitió la elaboración de excepcionales vinos con una alta concentración de aromas y de tonalidades de color. Las altas concentraciones de azúcar se convirtieron en unos razonables niveles de alcohol y una importante variedad de sabores.

Sobre Viñas del Vero

Los primeros vinos de la bodega aparecen en el mercado en la primavera de 1990 y son elaborados en una bodega experimental de Salas Bajas. En 1987 adquiere la finca “San Marcos” para la construcción de la nueva bodega, que se inaugura en julio de 1993. En ella, se desarrolla todo el proceso de elaboración de los vinos de Viñas del Vero, desde la selección de la vendimia hasta la crianza y el embotellado. En 2008, Viñas del Vero entra a formar parte de la Familia de Vino González Byass.

Actualmente, Viñas de Vero es la primera bodega de la denominación de Somontano. Cuenta con una de las mayores superficies de viñedo propio de España y es una de las bodegas de referencia tanto por su tecnología y por el estilo de sus vinos.

La bodega está equipada con la más moderna tecnología vinícola, que respeta el proceso natural de elaboración y asegura un perfecto control de las condiciones ambientales y de higiene.

José Ferrer. Gerente y Enólogo de Viñas del Vero

José Ferrer es Ingeniero Técnico Químico por la Universidad de Zaragoza, Postgrado en Aprovisionamientos Estratégicos, Master en Viticultura y Enología, Enólogo y Master en Dirección de Empresas por ESADE. Nacido el 5 de octubre de 1967 en Barbastro, ha ejercido como docente, participando en numerosos cursos, catas, conferencias y coloquios, tanto en España como en otros países, y ha publicado numerosos artículos técnicos en las más importantes revistas especializadas.

“En Viñas del Vero trabajamos para hacer vinos delicados y complejos, donde domine la fruta y la madera sea solo un ligero toque que afine el resultado”, explica Ferrer.

Viñas del Vero recibió en diciembre de 1998 el Premio Alimentos de España otorgado por el Ministerio de Agricultura. "Nuestro esfuerzo en la innovación e investigación en el campo vitivinícola y la importante actividad de promoción y comercialización nos ha convertido en la primera bodega española que recibe este galardón” afirma José Ferer. Para el enólogo, “pasión, innovación y calidad” son los tres parámetros que definen la filosofía de Viñas del Vero.

José Ferrer siente debilidad por la variedad Chardonnay y por la autóctona Garnacha. "Fuimos los primeros en el Somontano en trabajar con monovarietales foráneos y los pioneros en redescubrir las ancestrales Garnachas del valle de Secastilla", recuerda. Como enólogo y gerente disfruta definiendo los vinos que van a ser, especialmente con Blecua, un vino complejo que se presenta como el icono de la compañía.

José Ferrer destaca con orgullo el vino Secastilla 2012, reconocido como Mejor Vino Tinto de España, Mejor Garnacha del Concurso y Mejor Garnacha de Aragón en el prestigioso certamen International Wine Challenge Merchant Awards 2017. “Tras treinta años de historia, en Viñas del Vero elaboramos un vino para cada ocasión e intentamos transmitir la esencia del Somontano en cada botella”, concluye Ferrer.

Herramientas del blog


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar