Calzadilla Classic 2007

Vino Calzadilla Classic 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
7,2

Bodega: Uribes Madero (Pago Calzadilla)
D.O./Zona: D.O. Pago Calzadilla
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 60% Tempranillo, 20% Cabernet Sauvignon, 10% Syrah y 10% Garnacha
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 12 meses de crianza en barrica. Embotellada en febrero de 2009, permaneciendo en bodega hasta diciembre de 2011. Elaborado a partir de las uvas de las parcelas Fogón, Aldehuela, Bildorado, Chocilla del Vinagre y Viña Olivos. Vendimia manual en cajas de 15 Kg. Maceraciones prefermentativas en frío durante 3-5 días y posterior encubado en pequeños depósitos de acero inoxidable. Todas las variedades se elaboran por separado hasta el final de la crianza. Fermentación maloláctica y crianza en barricas de roble francés y americano de 225 y 300 L. Embotellado sin estabilización física ni filtración.

Varietales: 60% Tempranillo, 20% Cabernet Sauvignon, 10% Syrah y 10% Garnacha

90 Opiniones de Calzadilla Classic

Visual: ciruela Oscuro, casi negro en el centro, capa alta de lágrima clara y tranquila, ribete ligeramente degradado
Nariz: de buena intensidad, a copa parada presenta claramente lácteos, tras mover el vino aparece la fruta madura muy golosa casi en compota, notas especiadas y algo de madera completan el abanico.
Boca: nuevanente se presenta goloso, con taninos a falta de pulir unos meses en botella, algo más desequilibradoque en nariz pero en mi opinión solo es eso, algo falto de botella con gran futuro.

Color rojo picota de borde granate brillante. Capa media-alta
Intensidad aromática media.Al primer golpe frutillos rojos maduros. Después avanza hacia toques terciarios de tabaco y madera. También notas especiadas y balsámicas.Entrada en boca cálida pero no pesada. Taninos pulidos. Acidez correcta. Al final bastante amargo y picante. Parece que aun puede aguantar unos años más.

Picota oscuro con ribetes algo atejados.
Nariz intensa de frutas maduras, especias y un un toque balsámico.
En boca me parece un poco tánico, pero me gusta. Largo.

En un principio cereza intenso con cierto brillo (no espectacular) con ribete algo evolucionado, no llegando a tonos anaranjados como he leído por ahí, al menos el mio. Lágrima densa pero con un rápido recorrido por la copa, sin manchar. Capa media-alta.
En nariz intensidad 100X100. Ciertas notas de flores azules pero por encima aromas de especias e incluso ya, cacaos y mentolados (normalmente estos últimos los saco a copa vacía). Notas de fruta madura, casi en licor, fruta negra, canela también. La verdad es que tiene una nariz muy elegante y madura, los años le han sentado de maravilla.
En boca potente entrada y amplio. Cálido. Buena acidez y taninos pulidos aunque presentes (creo que se podrá disfrutar en los próximos años igual o mejor que ahora). Largo final, amargoso y retronasal con notas especiadas y de fruta negra. A copa vacía salen de nuevo el chocolate y algo de café.
Creo que es un vino muy elegante y sorprendente en nariz, se mantiene en boca pero un pasito por debajo.

Botella elegante, etiqueta sencilla, bonita y que llama la atención, cápsula normalilla, corcho de muy buena calidad y en perfectas condiciones.

Visual: Bonito, limpio, brillante, tiene una capa bastante alta, se le presume contundencia, tiene una abundante y copiosa lágrima.

Nariz :A copa parada se nota bastante intensidad, barrica, torrefactos, al agitar sale fruta a raudales, a mi me dá en nariz la Cabernet, la Garnatxa y la Syrah están muy presentes, no así la Tempranillo.

Boca: Carnoso, contundente, tanino marcado, largo, muy largo, especias, cacao, chocolate negro, fruta negra.

Vinazo, visual y en nariz es expectacluar, en boca si se suavizan y pulen un pelin las taninos aún será mucho mejor, y creo que tiene unos añitos todavía por delante para ello.

Color rojo picota, capa media-alta con ribete granate. Se aprecia una lágrima densa.

En nariz da especias, pimienta. Se nota fruta negra, madera, regaliz... y balsámicos en menor medida.

En boca sorprende positivamente, es fresco, ligero y sobretodo muy equilibrado. Un ligero amargor muy agradable y muy largo en boca.

Rojo cereza con bastante intensidad para ser de 2007, lágrima densa que cae despacio y tiñe la copa en su caída.
Intensidad aromática elevada, licoroso, fruta roja, balsámico, golosina. Vino bastante complejo en nariz. También, salen notas a tierra mojada una vez se va abriendo el vino.
Entrada suave sin aristas, taninos presentes, final amargo y secante. Fruta negra con chocolate, la madera muy bien integrada. Aconsejo tomarlo por debajo de los 14 grados.

Visual:

Rojo picota, ribete anaranjado, media capa y muy brillante. Lágrima densa que se desliza con suma lentitud. Su aspecto es muy juvenil para ser un 2007.

Olfativa:

Nariz de buena intensidad, floral, boscoso, especias dulces. En movimiento fruta negra que no apabulla, hoja de tabaco, hojarasca, un punto alcohólico, madera de cedro, pimiento, toque salino. El vino pide oxigeno y cuando se lo regalas el despliegue aromático es interesante. Se acentúa la humedad que tanto me encanta, aparece la avellana tostada, unos finos cueros, pino a raudales y torrefactos.

Gustativa:

Fresco, ligero, algo mineral, largo y con un final amargo. Aunque le cuesta de forma tímida la boca va ganando enteros. Tiene buena acidez y buen recorrido, es envolvente y va ganando en potencia. Tiene un punto secante, fruta negra, regaliz, mineral.

* Tengo la sensación de que le falta botella para lograr ese deseado equilibrio. Para mi la nariz derrota claramente a la boca, y esta aunque parezca que vaya a despegar no logra hacerlo quedando finalmente estacionada en tierra.

Botella bordelesa con etiqueta sobria y elegante. Magnífico corcho.
Color rojo picota intenso, capa media, ribete ligeramente violáceo con reflejos anaranjados. Abundante lágrima inicialmente lenta y según toma temperatura algo más rápida.
Nariz intensa y compleja llena de matices; a copa parada predominan aromas terciarios propios de la crianza, y al mover la copa sobresale la fruta negra madura, juntó a aromas de pimienta, regaliz, balsámico, caja de puros vacía ...
En boca es amplio con muy buena acidez, nuevamente apareciendo fruta negra madura y cacao. Taninos pulidos pero con una leve astringencia. Postgusto importante.
Magnífico y completo en todas sus fases. Un vino a tener en cuenta.

De color rojo picota, al girar muestra tonalidades amarronadas, más anaranjadas en el ribete. La capa es de grosor medio dando a veces sensación de opacidad. Al centro de la copa se ve ese brillo glicérico de caramelo que tanto me gusta ver bailar en la copa.

La lágrima en un principio no jugaba con el cristal pero con el tiempo -y mayor temperatura, imagino- comenzó a llorar por las mejillas de la copa.

El primer ataque olfativo y sin agitar es de una intensidad notable con profusión de notas florales, lácteos y polvos de cacao amargo al fondo.

Al girarlo aparecen las especias y la fruta oscura -pimienta negra, mora y ciruela- sobre una cama de matorral.

Unos minutos más tarde te invade una oleada de hoja de tabaco seca, extendida, sin enrollar, un aroma que a mí me fascina. Le seguiría un elegante aroma de madera de cedro, serio y sobrio pero con ese matiz casi dulce que no consigue esconder del todo un puntito licoroso justo al final y después, ese delicioso olor a tierra húmeda, a tierra recién mojada por la lluvia.

Pero no pararía aquí porque todavía nos tenía reservados aromas salinos, ligeramente aceitunados que lo dotaban de personalidad y cierto relieve, luego una brisa balsámica de frescor de pino... esta maravillosa nariz me estaba atrapando.

La entrada en boca es fresca y ligera, con fondo especiado y dejando un rastro de fino picante tras de sí. Después nos regalaría fruta negra con promesas de juego con regaliz.

Pero a partir de aquí no quiso seguir jugando, se apocó, se aplanó. Todo el juego aromático que yo había confiado en ver transferido a la boca no acabó de encontrar el camino de la nariz a la lengua. Terminó siendo un vino con una boca muy elegante, fina y pulida pero ese nervio aromático, esas ganas de jugar y de sorprender de la nariz no se repitieron en boca.

Quizás la excelente nariz le vino mal a una boca que sin ella, probablemente habría pasado de notable. Aún así es un vino con clase, altamente recomendable y que a poco que te gusten los aromas te enganchará.

Cata de ©Puck

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar