Calzadilla Classic 2007

Vino Calzadilla Classic 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
7,2

Bodega: Uribes Madero (Pago Calzadilla)
D.O./Zona: D.O. Pago Calzadilla
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 60% Tempranillo, 20% Cabernet Sauvignon, 10% Syrah y 10% Garnacha
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 12 meses de crianza en barrica. Embotellada en febrero de 2009, permaneciendo en bodega hasta diciembre de 2011. Elaborado a partir de las uvas de las parcelas Fogón, Aldehuela, Bildorado, Chocilla del Vinagre y Viña Olivos. Vendimia manual en cajas de 15 Kg. Maceraciones prefermentativas en frío durante 3-5 días y posterior encubado en pequeños depósitos de acero inoxidable. Todas las variedades se elaboran por separado hasta el final de la crianza. Fermentación maloláctica y crianza en barricas de roble francés y americano de 225 y 300 L. Embotellado sin estabilización física ni filtración.

Varietales: 60% Tempranillo, 20% Cabernet Sauvignon, 10% Syrah y 10% Garnacha

90 Opiniones de Calzadilla Classic

La verdad es que no conocia esta bodega y ha sido todo un descubrimiento.
Vino presentado en botella borgoñona de mucho empaque y excelente corcho. Se presenta muy cubierto, de capa alta, con un color picota menos evolucionado de lo que me esperaba para ser un 2007. Brillante y limpio.

Nariz compleja; llena de ahumados, especias, fruta en licor, vainilla. Todo bien ensamblado.

En boca es sumamente agradable, con taninos finos pero presentes, un fresco amargor y un final no muy largo pero correcto.

Diria que la nariz me parecio mas mediterranea y la boca mas atlantica y que en cualquier caso es recomendable beberlo a una temperatura fresca.

Tiene estructura para seguir evolucionando positivamente algunos años.

Color picota con ribete granatoso de capa media-alta.
La nariz es de buena intensidad y definición, cambiante y algo parca al principio pero que acaba desplegando una gran gama de aromas. Ligeras notas a habitación cerrada al principio dan paso a fruta negra que luego se mezcla con notas de fruta roja, flores, especias, puro habano, tostados, balsámicos y recuerdos minerales.
En boca tiene buena entrada, sedoso al tacto, buena acidez que le aporta frescura, equilibrado, estructurado, de buen cuerpo, ligeras notas golosas, amargos y final de muy buena longitud que invita a seguir.

Excelente botella, visualmente rojo picota, lágrima densa, brillante, capa media alta; en nariz predomina la fruta roja, especias,balsámicos, chocolate, tierra húmeda... en boca es amplio, fresco, potente, destacando la fruta madura, bombón de licor, balsámicos.

Excelente vino, siempre que se controle la temperatura.

este Calzadilla al que hay que darle aire y procurar tomarlo fresquito. Se agradece que salga al mercado madurito y poder beberlo ya aunque puede aguantar unos añitos más. De corte moderno es bastante completo y equilibrado en todas las fases, con una visual viva, no se le ve "cansado"; una fase olfativa bastante compleja con fruta, balsámicos, minerales... con una boca plena, carnosa, con volumen, taninos presentes pero suaves y final largo y fresco con recuerdos de la dos fases anteriores y ligero amargor. A tener muy en cuenta en su gama de precio ante la monotonía del mercado.

Vista: Picota bastante oscuro de capa alta. Limpio y brillante.
Nariz: de intensidad moderada pero amplia trama: fruta roja y negra, notas cárnicas, tostados, especies dulces, balsámicos, piso forestal, roble, caja de puros, matices de cáscara de naranja, un toquecito de laca de uñas.
Boca: Ataque delicado pero durante el paso se despeina, alta acidez que no acaba de domar al alcohol, no es ardiente, pero conforme coge temperatura puede parecer alcohólico. Taninos domados, sabrosos, jugosos, de medio cuerpo, más frutal que en nariz y con una persistencia media. Retronasal elegante.
Me gusta esta bodega.

Color rojo picota, con borde rubí, sin brillo mas bien diría lo contrario, pero elegante y bonito . Lagrima fina, que no tiñe copa y a temperatura baja se precipita rápidamente pero a mayor temperatura se mantiene en copa. Capa media-alta . Lo que me sorprendió al servir el vino es que se produjo una espumilla en la superficie. Probé con varias copas y ocurrió en todas, luego esta espuma fue desapareciendo. No sé a que se puede deber.
Intensa nariz con matices difíciles de adivinar. De entrada encontramos tostados, cacaos, muchos cacaos, especies, pimienta negra molida, madera y algo de fruta. Si dejamos reposar la copa al cabo de unos minutos aparecen notas florales, violetas.
En boca tiene una entrada potente, pero enseguida va perdiendo esa potencia y tiene un paso suave, fácil, taninos pulidos y bien integrados en el vino, dulzones diría yo. De acidez lo encuentro justo, vino a mi entender para tomar ya. El final es amargo, sorprendentemente amargo para lo que había sido hasta ahora, pero bueno muy bueno. Vino que invita a seguir bebiendo siempre y cuando se tome un poco refrescado ya que en cuanto empieza a subir la temperatura se hace un poco mas pesado.
Un vino complejo donde la presencia de la tempranillo, no prevalece sobre las demás a pesar de llevar un 60%.

No siendo un vino de mi perfil, reconozco el buen hacer de la bodega y, visto lo que se ha comentado en la virtual, a la gente le gustará. Muy buena imagen y presencia, que seguro araña alguna venta.

Desde luego si la cata se hubiera realizado más entrado los fríos del invierno, hubiera gustado mucho más. Aunque imaginaba que el vino iba a ser cálido y goloso, lo empecé a degustar a unos 14º 15º, perfecto, pues lo encontré con peso pero fresco, invitaba a repetir. Con algo más de temperatura, se me hizo más complicado disfrutar del vino, salen notas más complejas, pero también se hace palpable el alcohol y la fruta muy madura.

No lo penalizo pues hay que tener en cuenta que es cosecha 2007, y se embotelló en 2011. Noté algo complicado al principio la expresión de la Tempranillo y eso que es la uva mayoritaria (60%), pero también es digno de mención que el vino estuviese "fresco". Y con capacidad de dar alguna sorpresa más. Muy interesante en nariz, cambiante.

Bonita botella con una sencilla a la par que elegante etiqueta. Corcho de buena calidad.

Color picota intenso, capa alta, buena lágrima, menisco granatoso. Muy buena lágrima, más de la que esperaba, muy persistente.

Aroma a ciruelas rojas, grosellas. Agitándolo, balsámicos, pegamento imedio, persiste la fruta intensa. Madera recién cortada, a carpintería, tabaco... Como a caja de de puros vacía.

En boca es ligero, medianamente tánico, sabroso... Conforme sube de tempaeratura se vuelve mucho más alcohólico, le va mejor una temperatura algo más baja.

Vino encerrado en una botella de borgoña de gran peso y vestido con una sencilla, original y moderna etiqueta y con un buén corcho. Servido con un aireador.
A la vista me encuentro con un bonito color rojo picota de capa alta. Limpio y brillante. Densa lágrima que se desliza con parsimonia por la copa. El menisco de color granate y con incipientes notas teja.
En nariz, a copa parada: a vino y en un segundo plano la elegante madera de su crianza. Agitada la copa, encuentro fruta del bosque en sazón, frutas negras de endrinas, mayuetas, notas balsámicas, con más aireación algo de fruta pasa, notas de canela, torrefactos y algo de cacao muy sutil.
En boca, lo primero que sorprende es lo joven, vivo y fresco que está pese a su edad. Le encuentro elegante, carnoso, con volumen, llena plenamente la boca, fruta con una intensidad media-alta, taninos presentes y domándose, madera de crianza muy bién integrada que se nota más en la fase olfativa que en la gustativa. Balsámico, notas de eucalipto, mineralidad en forma de tiza. Resurgen las frutas negras maduras y en sazón de la fase olfativa.
Elegante acidez que te invita beber y que le dará unos cuantos años más de vida. Según se va templando el vino se percibe más el alcohol, pero muy agradablemente. Gran y muy elegante paso de boca. Es muy, muy largo. Me da una permanencia en boca de 3,45 minutos.

Buena presentación en botella. Corcho correcto.
Color picota, muy oscuro . Ribete marrón. Deja en la copa una bonita lágrima.
De una alta intensidad olorosa, con notas de frutas maduras y membrillo.
Entra en boca con buena acidez, seco y potente. Ahora aparecen notas de madera y pimienta.
Un excelente vino. Un aplauso a este vino de Cuenca.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar