La Garnacha Salvaje del Moncayo 2009
Vino La Garnacha Salvaje del Moncayo 2009
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,00%
Varietales:
100% garnacha
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
7.56
/
88
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,6
Opiniones de La Garnacha Salvaje del Moncayo
OPINIONES
10

Rojo picota de capa media y ribete granate. Brillante.

Nariz intensa, golosa, rosas y frutillos rojos muy marcados con un fondo ligeramente ahumado, algo carnico, compleja verdosidad propia de la variedad, café sin tostar, laurel…

Entrada noble, acidez apropiada, ajustada pero suficiente, buen paso por boca con un tanino muy pulido que ofrece un conjunto de gran redondez. Muy afrutado y con flor roja bien palpable se apoya en esos ligeros verdores para aportarle seriedad. Muy jugueton y encantador, sin mucho cuerpo pero de trago agradable y mas largo que ancho. Final medio.

Siento discrepar tanto de la anterior opinión, pero a mí sí me ha gustado. Cereza violáceo, muestra juventud tiene una nariz que me ha gustado ya en otras Garnachas aragonesas con grosella, higos, yogur de fresa, junto a café, canela, bollería y un fondo floral y mineral. En boca es grato, fresco, frutoso, con buena acidez, aunque no muy largo. Obviamente no es un vino extraordinario, pero sí es muy disfrutable por su precio.

Visual_ Rojo picota, de capa media baje y ribete granatoso. Limpio y brillante. Lagrima densa de caída lenta.

Nariz_ El vino comienza muy reducido, incluso con aromas desagradables. Agitándolo y trabajándolo en copa desaparecen. Dan paso a unos tostados muy intensos y a notas de polvo que dominan la nariz. Notas vegetales y una fruta roja muy suave.

Boca_ En la entrada en boca muestra volumen, pero ahí se queda todo. En el paso de boca se deshincha como un globo, poco volumen poco cuerpo, paso intranscendente, muy justo de acidez.

6,30€
Guinda de media intensidad con ribete algo evolucionado que aún muestra algún ligero destello acerado frambuesa típico de las garnachas. Fluidez media. Nariz bastante interesante, de intensidad alta, mineral, recuerdos a piedra, a quemado, fruta roja que recuerda ligeramente a chucherías, regaliz negro, herbáceos con recuerdo a monte bajo. Boca con entrada golosa y suave, acidez equilibrada, taninos maduros y suaves, de medio cuerpo, redondo, retronasal muy bueno, fiel a la nariz y final medio con notas dulces y amargas junto a recuerdos herbáceos y de regaliz.
Me ha gustado bastante, muy compensado y fácil de beber.
83

Hablando de cata y armonías

Proyecto Garnachas de España 2009 (Botella a Botella) y pringaita (Dom Vinos) nos ofrecen una combinación llena de disfrute.

Cuando visitamos un restaurante, seguramente lo hacemos acompañado con gente que hemos elegido estar y por lo tanto la velada se tercia con gusto, o bien de negocios y siempre queremos quedar mejor que bien. Para ello, aunque la compañía es suficiente, hay que solicitarle al restaurante que al menos no nos defraude, pero si por el contrario está a la altura, simplemente será un invitado más en esa simbiosis para compartir mesa. Aquí de la mano de una distribuidora minimalista (botella a botella) y del buen hacer de Antonio Fernández (Dom Vinos) nace uno de esos platos que estarán a la altura. Un vino que representa La Garnacha Salvaje del Moncayo procedente de Ribera del Queiles de 55 años de edad situado a 850 metros de altitud nos ofrece un vino muy varietal, mostrando una garnacha profunda, concentrada y sincera, aroma de fruta negra acompañado de matorral y montebajo, resultando balsámico en su conjunto, con taninos maduros y buena acidez. Un tinto de raza necesita un plato con carácter, el mismo representado en la afamada pringaita de Dom Vinos, todo en honor al bar Nerva. Así les aseguro que disfrutarán y mucho, sin que por ello sufra nuestro bolsillo.

Bueno, acabo de catar esta garnacha, me esta gustando este proyecto. Nos encontramos ante un vino con una crianza muy corta de unos 5 meses en barricas de roble francés. Se presenta con un color cereza con ribete violaceos, limpio y de capa media.

En nariz, tiene buena intensidad, goloso, marcandose la fruta roja, junto con lácteos (yogur de fresa), hierbas de montebajo y mineral (tierra seca), junto con una sutil crianza que aporta complejidad al conjunto, (vainilla y tostados).

En boca, tiene buen ataque, redondo, aterciopelado, fresco, agradable, fácil de beber, con cuerpo pero algo bajo de persistencia, frutal, taninos pulidos y con buena acidez.

Me parece interesante este proyecto.

Interesante la propuesta que aparece como "Proyecto Garnachas de España" por obra y gracia de Vintae Vinos (creadores de vinos diversos y con trabajos por buena parte de la geografía española: Toro, Ribera del Duero, Rioja, Navarra...) A algunos os sonará, por ejemplo, por tintos como los de Matsu, en la D.O. de Toro.

Este es uno de los primeros tintos que Vintae dedicará a una interesante serie de monovarietales elaborados exclusivamente con Garnacha de diversos lugares del país.
En este caso, me dirijo a Aragón; a los pies del imponente Moncayo.

Se presenta con una bonita botella borgoñona y una etiqueta grande con dibujo frontal de la tierra donde procede.
Visualmente, luce ese tono picota oscuro, un tanto apagado, de algunas Garnachas y capa media. Lágrima abundante y transparente, poco persistente en la copa.
La nariz nos recibe con un golpe brutalmente torrefacto: café, recién molido que no nos abandonará en ningún momento mientras permanezca en la copa. Si agitamos y nos forzamos en buscar algo más, parece que asoma algo de fruta negra, cacao amargo y con mucho tiempo de espera, quizás apreciemos las notas vegetales y minerales.
En boca, más sorpresas: porque parece mucho menos...¿salvaje?¿puro?. No sé; muy diferente a lo que pensaba encontrar, si relacionándolo con la nariz quisiera.
Trago amable y entrada fresca. Acaricia el paladar, suave; sedoso. Con un tanino frutal dulce. Muy educado. Cuerpo medio y una acidez perceptible al final que nos dejará un postgusto grato con dejes vegetales y retronasal torrefacto.

Es uno de los dos lanzados ahora mismo, de estos monovarietales de Garnacha. El otro, también en Aragón es "La Garnacha olvidada de Aragón", en este caso con crianza en barrica, que buscaré también, dado mi interés por esta variedad tinta.
http://www.ambigu.net/gastronomia/noticias/344-vintae-lanza-el-proyecto-garnachas-de-espana-con-cinco-vinos-de-esta-variedad-elaborados-en-distintas-zonas-de-espana.html

El precio del catado ahora, en torno a los 7€.
Merece la pena probarlo.

Vista: color picota oscuro de capa media bastante brillante.
Nairz: en parado las notas de reducción son muy marcadas junto con tostados, especies dulces y verdores como de sobreprensado. Moviendo hay una tímida fruta roja, alguna nota lácticfa, café, torrefactos (más bien quemados).
Boca: cálido, con buena acidez, estrecho, más floral que frutal, algo dulzón, con un postgusto más bien corto que deja sensación de alcohol en boca.

Color cereza de media intensidad, con borde violaceo de juventud.

Nariz con media-baja intensidad, en primer plano aparecen vainillas y canela sutilmente marcadas, alguna nota farmaceutica tambien hay, fruta con poca presencia, agitando con vigorosidad la copa aparecen notas de verdor.

En boca es bastante timido, balsamicos de poca importancia, paso fresco aunque un punto astringente, de momento de salvaje poco....en el retronasal nos regala un caramelo tostado.

No encuentro defectos, pero este proyecto tiene que mejorar mas para poder hacerse un hueco entre las muchas y buenas garnachas que disfrutamos ya.

Etiqueta bonita y corcho de poca calidad.

Vista: granate-burdeos borde rubí, lagrima fina, bastante presente y de lenta precipitación.
Nariz: reducción que con trabajo pasa a terciarios. Tabaco, cuero, más tarde aparece una madera quemada muy intenso y desagradable. No hay rastro de fruta y demasiadas puntas alcoholicas.
boca: entrada aguada, simplona, muy llano, acida, y al final extremadamente amargo, sin nada bueno a destacar.
post gusto: amargoso, alcohólico y sin nada más.
No se si será la botella pero esta garnacha no aporta nada de nada, al contario., a parte de estar excesivamente evolucionada para ser un 2009.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar