Opiniones de La Bruja de Rozas
OPINIONES
2

Abrimos esta garnachita madrileña de la Sierra de Gredos con muy buenas críticas en las guías y a la que le teníamos ganitas ya. La dejamos respirar por espacio de media horita antes de proceder con su valoración a 16.5°C. La bajamos a esa temperatura pues el 14.5% de alcohol que reza en su etiqueta da un poco de respeto.

VISUAL: Presenta un color rojo cereza de capa media-baja con un amplísimo ribete, brillante y luminoso. De lágrima abundante, fina y transparente (83).

OLFATIVA: Encontramos a copa parada unas claras notas de fruta fresca, a frambuesa y fresa. Al agitar asoman aromas herbáceos de montebajo (tomillo) así como unos delicados especiados de clavo y canela. También emana unos curiosos apuntes vegetales de pimiento verde, ¿caberneteando?... aunque no sé a cuento de qué... en fin, curioso. Y de la madera un sutil atisbo, muy débil, a ebanistería fina. De intensidad media-baja aunque curioso en complejidad (86).

GUSTATIVA: Aquí muestra su mejor perfil. Es un vino muy redondito, con los taninos muy bien pulidos, en un momento óptimo de consumo. Paso por boca sedosito y frutoso con aromas retronasales de flores azules. Y en el post-gusto los taninos como que se envalentonan y asoman a cada sorbo aportando estructura y dando una sensación astringente en general. Fondo mineral con notas de granito acompañado por unos sutiles recuerdos de la madera aunque con predominancia de la fruta fresca, omnipresente en toda esta fase. Esos 14.5 grados asustaban un poco de entrada pero en ningún momento se muestra licoroso, todo lo contrario, amable en grado sumo. Rica garnacha, materia prima de calidad y excelente elaboración sin duda, sí señor! (91).

La RCP la considero muy buena. Me costo unos 14 euros la botella y creo que los vale de sobras.

MARIDAJE: El primer día la abrimos con unas alubias pintas (fríjoles por aquí ):) con costilla, chicharrón y "patacón pisao". El segundo día acompañó un suculento cowboy steak de 700 grs al romero con pimientos, y nos lo terminamos maridando una paellita de leña con pollo, conejo y costilla. Espectacular con la carne al romero, sabores sanguíneos, herbáceos y cárnicos perfectamente armonizados con las intensas notas frutosas y con esos apuntes minerales tan deliciosos. Qué garnacha más rica amigos!.

Salud-os!!

Otra extraordinaria Garnacha de la Madrid de la subzona de San Martín de Valdeiglesias y Gredos, esta vez del pueblo de Las Rozas de Puerto Real al comienzo del Valle del Tiétar y a escasos kilómetros de la capital.
Color cereza rubí brillante de capa media baja, casi un rosado. Nariz muy rica con aromas fruta fresca y ácida tipo frambuesa, grosella, mora, balsámicos de eucalipto, laurel y pino, ligera flor violeta, toque granítico y alguna nota vegetal.
En boca es pura frescura, pero con un tacto graso y untuoso, pero ligero a la vez, taninos suaves y un carácter frutal a frambuesa con un punto final especiado, salino y mineral con algún curioso toque anisado.
Vino de sed que iría bien en un aperitivo o con embutidos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar