Manzanilla La Kika (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda)
Vino Manzanilla La Kika (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda)
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
15,00%
Varietales:
Palomino fino
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.33
/
97
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,7
Opiniones de Manzanilla La Kika (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda)
OPINIONES
15

Preciosa botella y etiqueta que viste a esta fantástica manzanilla de cuya existencia no tenía noticia.
Color oro viejo.
En nariz tiene muy buena intensidad, sorprende la presencia de fruta, pera, lemongrass, hoja de limonero, un punto salino, marino, notas de frutos secos, como la almendra fresca y la avellana. Se despide con unas notas de tiza, un punto herbáceo de geranio y unas pinceladas de levaduras.
En boca es muy fresca, el punto salino es muy sutil, con unas notas tostadas que se mezclan con los frutos secos.
Es delgada, elegante y fresca.

La manzanilla La Kika es de color oro brillante y limpio.
Tiene una nariz sorprendente porque dentro de los cánones habituales de salinidad descubres notas frutales de carne blanca (pera y melón). Es intensa y al mismo tiempo delicada, con la finura de de las flores marchitas y la untuosidad de la almendra y la avellana, filo punzante y piedra blanca.
Tiene un ataque en boca fresquísimo que da gracilidad y desenvoltura a un cuerpo amplio y voluminoso. Salina y mineral, con la sapidez de los frutos secos.
Excelente.

Visual:

Color oro, mucha limpidez y de buen brillo. Lágrima glicérica.

Olfativa:

Es punzante, salino, frutos secos en forma de almendra y avellana. Hay flores marchitas, mucha frescura, yodado, intenso, mineral y un curioso fondo de clara de huevo.

Gustativa:

Una boca bastante fresca. Es salino, tiene un final amargo, hay fruta y frutos secos, tiene amplitud, es mineral, elegante, intenso y muy profundo.

Es de un rico aroma fresco tan profundo como franco, gusta, cautiva, tiene todo lo que hay que tener pero envuelto, encaramado en la frescura. Punto punzante elegante que penetra sin herir es delicado y esta bien definido. Hay notas de frutos secos tostados, avellana y almendra junto a fruta blanca, pesa su flor, manzanilla seca.

En la boca mantiene esa personalidad fresca, gustosa, ligera, delicada, sin perdida de identidad y lo que es mejor, complejidad. Es sensible, rico y salino, parece que se va y se queda, está, se alarga y se hace ancha, llena la boca, vive y revive con gusto, lo tiene todo y reúne tanto equilibrio como elegancia.

Vino color amarillo oro viejo, limpio, brillante y lágrima fina.
En nariz con buena intensidad, en un principio, notas de amontillado, frutos secos, nuez y avella tostada, para ir respirando y llevarnos hacia una manzanilla compleja, aromas de flor amarilla, levadura, flor de azahar y como a piel de melón verde, bien definida, amplia, expresiva, una delicia, que como todo buen vino ha necesitado su tiempo. Muy buena.
El paso por boca, suave, amable, ágil, cuerpo medio, aromas de levaduras y sobre todo flores amarillas, salinidad justa pero presente, llega a todas partes, cuerpo medio, larguísimo recorrido con un final poderoso, equilibrada y sabrosa. Hay un contraste entre fatiga y poder que la hace muy interesante.
Retronasal, floral.
Postgusto, largo y muy bueno.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar