Don Guido Pedro Ximénez Solera Especial 20 años

Vino Don Guido Pedro Ximénez Solera Especial 20 años

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
8,0

Bodega: Bodegas Williams & Humbert
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 18,00%
Varietales: Pedro Ximénez
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino Don Guido Pedro Ximénez Solera Especial 20 años se elabora a partir de la variedad Pedro Ximénez. La uva se pasifica al sol en los almijares un periodo de 15 días y, posteriormente, se prensa el mosto a altas presiones. Inmediatamente se fortifica a 9ºC, se decanta y se deslía tras los primeros fríos. El caldo se fortifica de nuevo hasta los 18ºC. Don Guido Pedro Ximénez Solera Especial 20 años tiene una crianza, como su propio nombre indica, de 20 años.

Varietales: Pedro Ximénez

4 Opiniones de Don Guido Pedro Ximénez Solera Especial 20 años

Color negro con reflejos caoba de nariz densa, con notas de uvas y ciruelas pasas, chocolate amargo y dátiles muy maduros, notas tostadas de caramelo, de arrope, higos maduros y un fondo de especias. En boca tiene buena acidez que mantiene las notas más dulzonas, untoso, largo, tostado y especiado.

Un vino dulce de Pedro Ximenez, denso, pero no empalaga su dulzor, a pesar que no soy muy partidario de estos dulces tan espesos, de color casi negro, con reflejos caoba. En nariz aromas de fruta madura, pasas, especias, dátiles, tostados. En boca entra con un dulzor que te llena la boca, buena acidez, notas especiadas y notas glicericas. Es un buen pedro Ximenez para tomar con calma. Me uno a los comentarios de conversación, meditación junto a chimeneas...........

De color ébano con reflejos caoba.
Nariz de gran intensidad con aromas de fruta negra madura, de ciruelas pasas y pasas sultanas, de repostería marroquí, de arrope y especias como la canela, el cardamomo y la pimienta rosa, de dátiles, tostados, ahumados y chocolate amargo.
En boca destaca su buena acidez, que vertebra y da sentido a todo el conjunto, el excelente punto dulce, las notas especiadas que se mezclan con la melaza y la miel tostada, la fruta pasa... Y ese tacto glicérico que te hace relamerte.

De esas joyas para tomar en momentos de meditación, a poder ser con una chimenea cerca y el silencio.

va por Antonio Machado. Vino de chimenea y zapatillas, de historias contadas y de historias por contar. De color ébano oscuro y aspecto denso que tinta ligeramente la copa. Hay pasas, uva fresca, suaves balsámicos, matices licorosos, finos tostados, higos secos... En boca tiene buen ataque, pasa fresco, resulta fluido, con muy buenos amargos, largo y con notable profundidad.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar