Restaurante La Cuina de Boro (CERRADO) en Valencia
  

Restaurante La Cuina de Boro (CERRADO)

72
Datos de La Cuina de Boro (CERRADO)
Precio Medio:
51 €
Valoración Media:
8.1 10
Servicio del vino:
8.6 10
Comida:
8.0 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Campanar
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


72 Opiniones de La Cuina de Boro (CERRADO)

O eso esperamos todos los que en alguna ocasión hemos disfrutado de este local al mando de Mayte Perez.

Así que no podíamos dejar de probar uno de los arroces de los que tanto me habían hablado siempre. La visita el sábado 16 de Marzo a mediodía, una semana antes del cierre. "Tres cuartos de aforo" y esto es lo que comimos:

MENU

Taco de bonito en escabeche con tomate valenciano y sopa de ensalada

Crujiente de morcilla de Burgos

Arroz meloso de Vieiras, habitas y alcachofas

Mousse de Mango con yogur y pudding de café

Los entrantes ya los había probado: Un sencillo pero no menos sabroso taco de bonito con una refrescante sopa. El crujiente de morcilla de burgos rico y nada aceitoso.

El meloso de Vieras "tremendo": Un fume potente y pleno de sabor con un "vivalvo" muy tierno y nada gomoso acompañado por la suavidad de las verduras.

El postre un gran conjunto con la mousse de mango sobresaliendo.

VINO

Elegimos Cerro Bercial Blanco Selección 2010 servido con el buen hacer de Mayte (no la vamos a descubrir a estas alturas). Un buen blanco valenciano con un curioso coupage.

Rematamos la comida con dos cafés y dos orujos detalle de la casa.

La comida fue una pequeña demostración de la cocina que ha practicado LA CUINA DE BORO día a día y como ha ido evolucionando en todos los aspectos. Tiene buena mano Salva para los arroces, se ve que ha tenido buenos maestros.

Apenas quise comentar nada con Mayte sobre el cierre aunque al final era inevitable la conversación. La profesión iba por dentro pero mantuvo el tipo como la gran profesional que es. No es fácil pasar el servicio en estas circunstancias.

Realmente es una pena la desaparición de este Restaurante para Valencia pero cuando ya no se puede más hay que emprender otros proyectos que esperemos que saquen adelante tanto Mayte como Salva.

Muchas gracias a todo el equipo porque aunque lo descubrí tarde he disfrutado las tres veces que lo he visitado. Suerte¡¡¡

  • Mousse de mango....

  • Arroz meloso de Vieras

Sin duda,el cierre de este local es una gran pérdida para la restauración valenciana.Por suerte,disfrutamos,en varias ocasiones,de la excelente cocina,y la profesionalidad,amabilidad,simpatía....de Mayte,...y todo el equipo/familia que han formado uno de los mejores restaurantes de Valencia.
Desde aquí,un fuerte abrazo a todo el equipo;deseándoles lo mejor para el futuro.
Pd:Esperamos saber noticias de Mayte,pues allí donde finalmente aterrice,allí nos veremos...

Gracias al hilo por el cual nos enteramos del cierre inminente de La Cuina de Boro, olvidamos toda posibilidad y nos centramos únicamente en ir a despedir a esos grandes profesionales, en especial de Mayte que es con quien hemos coincidido en alguna que otra ocasión. Asi pensado y asi hecho, viernes velada.

Encontrar aparcamiento justo al lado es algo con lo que no contaba, por tal motivo entramos un poco antes de la hora reservada. Al llegar a la puerta y llamar al timbre nos recibe Boro, el cual gentilmente nos acompaña nuestra mesa. Al fondo se encuentra Mayte realizando los últimos preparativos de la noche. Al vernos acude a saludarnos y nos ponemos a su disposición.

El local amplio, diáfano, espacioso, su techo alto y con decoración clásica y con muy buen gusto nos anima a cambiar impresiones. Una pena pensamos, qué preciosidad de local, sin duda uno de los entornos más hermosos de la ciudad.

Como siempre ojeamos las cartas pero a Mara le apetece probar los platos más característicos los cuales han echo que la cocina de Boro sea una de las grandes de Valencia. La cocina totalmente tradicional con alma mediterránea es sencillamente sensacional y el disfrute está totalmente asegurado. Transmitida la información a Mayte asiente y nos indica que ningún problema, enumerando los platos que vamos a tomar. En cuanto a los vinos por razones obvias la carta esta al 25 % de su capacidad habitual. Una vez revisada nos decidimos por un Gomariz X 2011 y posteriormente con un Abadía Retuerta S.E. 2009. Mayte, sumiller de reconocido prestigio nos presenta el primer vino, envina, nos lo da a probar y le comentamos que para mi esta a óptima temperatura, en cambio para Mara tiene un exceso de frío. Mayte hábil deposita media botella en cubitera y la otra la sirve en decantador. Una rápida y gran maniobra por su parte y todos contentos ;-)

Previamente decir que como manda nuestra tradición pedimos un par de Perucci perfectamente preparados.

Mientras Boro nos sirve de primer aperitivo una Cremita de verduras comentamos los detalles de sobremesa. Buenos cubiertos, buena vajilla, cristaleria Riedel y Schott…. interrumpe Mara y me dice: ¿Has visto una mantelería de hilo asi aquí en Valencia? Observamos y acariciamos con mimo mientras mi memoria se pone a trabajar rememorando cantidad de visitas pasadas. No logro recordar una calidad igual aquí en Valencia, quizás Alejandro del Toro pienso para mi fuero interno, pero creo que no la iguala. Por cierto, ese primer aperitivo sencillo pero apetecible. Seguimos…

- Taco de bonito en escabeche, tomate y sopa de ensalada

Un plato fresco en donde el ensamblaje de ingredientes encandila. Un delicioso bonito con su sabroso escabeche, ricos trozos de tomate y un fondo de sopa de ensalada en donde cada cucharada te invita a otra.

- Milhojas de verduras gratinado

Cuadrangular y homogéneo milhojas cuajado con huevo y crema de leche que en cuanto lo desnudas te descubre sus finas láminas de verduras. Plato caliente, delicioso y un buen gratinado.

- Seta rellena trufada

Una seta de gran tamaño rellena de rica carne picada con trufa espolvoreada. Un plato inconmensurable, un plato que emociona, un plato que solo por él bien merece la visita. Un plato obligado…

- Arroz meloso de rape, cigala y setas

Es bien sabido que los arroces son uno de los buques insignia del restaurante. Solicitamos a Mayte la posibilidad de tomar uno y entre los que nos sugiere nos inclinamos por éste. Arroz en su punto, una melosidad que se mastica, un rape fresco que se deshace solo mirarlo, unas ricas setas que con su sabor ensalzan más si cabe el arroz, y sobre las cigalas mejor que opine Mara ya que le permití que se apropiara debidamente de la mía ;-) en cualquier caso con gesto de aprobación da a entender que el sabor de la cigala se ha mezclado perfectamente con el resto de ingredientes. Boro indica: El sabor de las cigalas tiene que estar en el plato y no en ellas mismas.

Aquí se presenta el segundo vino. Finiquitamos el blanco y nos dedicamos en cuerpo y alma a ese tinto que nunca falla.

- Cochinillo, chutney de mango y confitura de frutos secos

Una ración de cochinillo que no destaca por su diámetro sino por su deliciosa textura e impactante sabor. Una pieza cocinada a baja temperatura perfectamente elaborada en donde todos los elementos armonizan, nada sobra, nada falta, todos desarrollan su papel a la perfección. Estamos ante otro plato imprescindible.

- Bomba de chocolate con plaliné de avellanas

Lo siento, soy un adicto al chocolate cuando visito un restaurante. Mayte sugiere este postre y me descubro ante su nuevo acierto. Una rica y rebosante bomba de chocolate, una dulce manera de acabar el festín.

Acabamos con un par de cafes y sendas copas de cava Agusti Torello Mata. Nuestra intención por brindar con Mayte para desearles suerte en su futuro es interrumpida por ella misma. En un tono distendido y calmado pero con cierta tristeza indica:

Ruego me disculpéis, pero no es un buen momento para brindar
Mara y yo lo entendemos perfectamente. En ese instante sobran las palabras pero la conversación prosigue y no se interrumpe en ningún momento. Hablamos de todo un poco, de sus orígenes, de sus inquietudes, de la vida…. Mayte después de tanto tiempo trabajando para ella y para su familia va a dejar de hacerlo. Boro merece un descanso el cual se ha ganado con creces y se jubila. La crisis ha engullido otro de los grandes, pero la vida sigue. La Cuina de Boro ha sido fiel a sus principios y a su tradición, no ha cambiado su manera de pensar y su filosofía se ha mantenido inalterable hasta el final. Pudiendo cambiar, alterar sus ideas y cambiar las propuestas no lo han hecho, se han decidido a morir con las botas puestas. Mara y yo nos emocionábamos escuchando a Mayte, porque es un absoluto ejemplo de valentía. Por eso y aunque tú no quieras, Mara y yo brindamos por el futuro, porque gente como tu hacen falta en la sumillería y el trato directo con el cliente. Os deseamos lo mejor y no me quiero olvidar de Salva ni de tu padre, ellos también son autores materiales del éxito. Para todos vosotros un afectuoso y sentido abrazo.

Ahora si, ha llegado el momento en que verdaderamente las palabras sobran…







Después de leer muchos comentarios de este restaurante y tras dos "visitas interruptus", por fin ayer pudimos disfrutar de una gran cena en pareja en la Cuina de Boro.

El local, no voy a entrar a describirlo porque creo que ya se ha hablado en muchos comentarios y hoy día con las galerías de fotos de las webs, todo el mundo se puede hacer una idea de como son los locales; solo destacar la buena iluminación del local (se agradece para poder disfrutar a gusto de una cena sin tener que dejarte la vista para ver lo que comes), y la poca gente que fuimos a cenar (solo dos mesas más con parejas a parte de la nuestra) al terminar la cena nos dijeron que esta semana los dias fuertes fueron jueves y viernes.

En cuanto a la cena, optamos por un menú degustación ya que, aunque somos poco amigos de este tipo de menús, al preguntar los platos que lo componían, estos coincidían con los entrantes que íbamos a pedir y además podíamos probar otros dos más que también nos gustaban. Muy buen detalle el cambiar el pescado de mi mujer, ya que se trataba de bacalao con pisto y a ella no le va este pez ni el pimiento. El menú constó de (los nombres de los platos pueden variar porque soy incapaz de quedarme con todos):

- Terrina de foie caramelizado con chutney de mango --> La materia prima era de calidad y el plato estaba exquisito.
- Un entrante con carabinero (no recuerdo el nombre) --> Delicioso también y un plato fresco y agradable.
- Mollejas de cordero con huevo a baja temperatura --> Muy bueno también aunque quizá le faltaba algo de sal.
- Seta rellena trufada --> Buenisima y, a pesar de la apariencia, nada pesada.

- De pescado yo tomé bacalao con pisto y mi mujer lubina con salsa de romescu --> El mio en su punto y el pisto sabrosisimo. El de mi mujer según ella muy bueno también y eso que no es muy de pescado.

- De carne, tronco de entrecot (de la guarnición no recuerdo los nombres) --> Fue el plato que menos nos gustó, tal vez porque estaba demasiado hecho para nuestro gusto.

- Postres --> Buenos

De beber tomamos cerveza y refresco al llegar y luego una botella de Astrales 2004, muy bien recomendada por Mayte (entre tres opciones que le preguntamos), que estaba en su punto. Después de los cafés tomamos una copa de PX y Moscatel de Enrique Mendoza.

El servicio fantástico, muy cercano (dimos pie a ello) a la vez que profesional.

La verdad es que fue una magnifica experiencia que esperamos repetir.

Después de mi primera visita a este local me quedé con ganas de probar el menú de tapas que ofrecen por la noche al módico precio de 20.40e: Siete tapas saladas y dos mini-postres.

Así que allí nos presentamos con unos amigos. El entorno ya está suficientemente descrito por lo que no me voy a reiterar. Pero me sigue impresionando el tamaño de la sala, sus reservados, la separación de las mesas, la atención dispensada.

MENU

Tartar de salmón con espuma de queso cremoso

Bombón de foie y chocolate con polvo de kikos

Pulpo a la cazuela con crema de patata y aire de pimentón

Lomo de merluza con ratatouille, verduras y babaganush

Huevo a baja temperatura con güeña de Almedijar

Seta rellena

Wonton de pato con veduritas y salsa de curry rojo

Espuma crujiente de PX

Cuajada natural de oveja

Todos los platos a gran nivel pero la estrella sin duda el huevo a baja temperatura con güeña de Almedijar: El cocinero Salva hace un homenaje a su abuela cuando le preparaba huevos fritos con este embutido poco conocido y valorado. De toma pan y moja.

Para beber tomamos unas cervezas Cruzcampo Gran Reserva y una botella de Cava Agustí Torello brut reserva todo ello servido con el buen hacer de Mayte

Sorprendente y largo menú, costo acabárselo. Ofrecerlo a este precio es una ganga, aún así sólo 4 o 5 mesas un sábado noche. Pagar 30e por toda la cena me parece una RCP sobresaliente, cuando en cualquier bocatería o sitio de tapas te soplan 20 o 25e sin enterarte.

Aún así en Valencia parece que preferimos (creo que por desconocimiento y falta de cultura culinaria) el bullicio de ciertas zonas con locales de "medio pelo" a estar cenando en todo un señor restaurante con una buena botella de cava, cocina sólida y servicio esmerado. Cuanto daño han hecho las bocaterías¡¡¡

Para recomendar y descubrir.

  • huevo a baja temperatura con güeña de Almedijar

Entrantes
- Entradita de la casa ("esgarraet" muy bueno)
-Taco de bonito en escabeche con tomate valenciano (no quedaba y lo cambiaron por una ensalada de pulpo)
-Milhojas de verduras gratinado (Sobresaliente, LO MEJOR DE LA CENA)
-Croqueta de foie, setas y sésamo con confitura de frutos secos (También exquisita)

Plato principal

Lomo de salmón con curry rojo y verduras caramelizadas (corriente)

Cordero a baja temperatura con polenta y tierra de romero
Postre (no me sorprendió, mucho nombre)

Cuajada natural de leche de oveja con tomate confitado
Espuma crujiente de café y PX

Ayer estuve cenando, aprovechando los últimos dias de Valencia Cuina Oberta.
La experiencia de otros años fue muy buena y, por ese motivo, ayer quisimos repetir.

El menú, consistia en:
___________________________________________________________________
-Taco de bonito en escabeche con tomate...
-Milhojas de verduras gratinado
-Croqueta de foie, setas y sésamo con confitura de frutos secos

Plato principal:
-Lomo de salmón con curry rojo y verduras caramelizadas
-Cordero a baja temperatura con polenta y tierra de romero

Postre:
Cuajada natural de leche de oveja con tomate confitado
Espuma crujiente de café y PX.
________________________________________________________________

Para empezar, nos sustituyeron el taco de bonito por una triste ensalada con un trocito de pulpo. El motivo argumentado por Maite fue que ya no era epoca de atun (para nuestra sorpresa!!!). Si no es época de atún (que no es cierto) podrían haber puesto otro plato en el menú.
La milhojas de verduras estaba bien aunque ligeramente sosa (y eso que estamos acostumbrados a tomar casi nada de sal en las comidas...). La croqueta de foie estaba bastante buena.
Respecto al plato principal, el lomo de salmón creo que fue escaso y el cordero estaba algo seco (aunque aceptable).
El postre fue, para mi gusto, algo decepcionante. La cuajada estaba dulce y, aunque en algunos sitios la sirven azucarada, es algo que no me gusta nada.
Lo peor de la noche fue la bebida. Pedimos un maridaje de 5 vinos (20 Euros por persona). Los blancos estuvieron bien. El rosado Muga fue inaceptable (de hecho, las copas se quedaron casi enteras). El tinto (Douro) fue aceptable, aunque bastante astringente para nuestro gusto.
El dulce, para el postre, fue demasiado ligero.
Repetimos una copa de vino blanco (sin haberlas pedido y porque Maite nos las ofreció) y para nuestra sorpresa, estas 2 copas las cobraron aparte. En ningún momento comentó que copas adicionales se pagaban aparte y este hecho fue decepcionante para nosotros. Desde luego, no es el dinero que cuesta sino el hecho de cobrar por dos copas adicionales en un maridaje. Aunque algunos digan que normalmente esto se hace y las copas adicionales se cobran, a nosotros nunca nos había pasado (y solemos salir bastante frecuentemente a cenar).
En general, la comida y bebida que se sirvió no fue para 116 Eur (dos personas). Definitivamente, no volveremos.
Aunque algunos digan que la crisis es la causante de todos los males, que un mal día lo tiene cualquiera y que hay que dar una segunda oportunidad, la decepción de ayer fue mayúscula y no daremos una segunda oportunidad.

Primera visita al local de Mayte Pérez conocida sumilier valenciana y experta mundial en habanos. Local grande con una excelente distribución de las mesas, dispone de tres reservados. No es muy normal en estos tiempos disponer de tantos metros y se agradece estar comiendo sin enterarte lo que comentan los comensales de la mesa de al lado.
Mantelería y cubertería de nivel alto y copas Riedel. Las sillas muy cómodas.

Menú maridado compuesto por cuatro entrantes, dos principales y dos postres.

Taco de bonito en escabeche con tomate valenciano y sopa de ensalada: Para abrir boca producto de primera con una refrescante sopa.

Titaina de atún rojo con huevo a baja temperatura: Para mí el mejor entrante, espectacular esta revisión de un clásico de la cocina valenciana.

Croqueta de foie, setas y sésamo: Se agradece tomar el foie de otra manera a la que nos tiene acostumbrados los restaurantes.

Crujiente de morcilla de Burgos con habitas y cebolla caramelizada: Buen punto de fritura del crujiente, la cebolla le aporta suavidad al conjunto. Muy sabroso.

Arroz meloso de all i pebre de anguilas Plato arriesgado al mezclar el arroz (punto excelente) con una de las recetas más tradicionales después de la paella. Un excesivo picante puede dar al traste con el mismo. En este caso solventado con sobresaliente.

Rabo de toro: Otro guiso clásico revisado.

Cuajada natural de leche de oveja con tomate confitado Gran postre, suave y nada pesado. La leche procede de Torre d'en Besora (Castellón).

Mini bomba de chocolate con pralinée de avellanas: Correcto, no soy muy de pralinees.

Para degustar esté excelente menú el maridaje de vinos no estuvo a la zaga. La selección de Mayte fue la siguiente:

Aperitivos: Espumoso Bodegas Torres. Chile. Pinot Noir
Fino La Panesa. Hidalgo

Vinos: Navazos Niepoort 2010.
Heiner Sauer. Pinot Gris Spätlese Trocken 2009
Ximenez Spinola Exceptional Harvest 2010
Finca La Garriga 2006
Fondillón Salvador Poveda 1987

Vinos excelentes: Suave el espumoso chileno, Finca la Garriga potente tinto de Castillo de Perelada. El Fondillón nunca lo había probado y lo esperaba más dulce. Emho sobresalieron el Pinot Gris y Ximenez Spinola.
El servicio de Mayte de 10, profesionalidad y cercanía a la vez. Discrección. Nada de estiramientos innecesarios.

El cocinero es el joven Salva Navarro, 17 años en la profesión. Por lo visto ese día practica una cocina tradicional renovada donde prima el producto y el buen hacer con los arroces. Nada de fuegos de artificio. Un profesional a seguir.

Después del menú tomando una copa por gentileza de Mayte surgieron varios temas en la mesa: la crisis que afecta a la restauración en general y a este local en particular:

Dispone de un menú diario de lunes a sábado por 23.50e y uno de tapas por la noche a 20.40e precios muy asequibles para el nivel del local e impensables en capitales como BCN o Madrid.

Para mí después de los gastronómicos es uno de los grandes pero aquí no hay cocinero mediático que abre local sin cocinar (Camarena, Dacosta) ni está en una zona de moda como Conde Altea (donde las cocinas dejan mucho que desear emho).

Mirando los comentarios de Verema la puntuación es de notable alto, así que algo falla: vamos a comer o cenar por la zona donde se sitúan los restaurantes o somos capaces de desplazarnos para disfrutar de una gran comida??. Lo segundo sin duda, entonces ¿ porqué tengo la sensación de que La Cuina de Boro es uno de los grandes olvidados si su cocina es de notable alto?.

  • mini-bomba de chocolate.....

  • Titaina de atún rojo. espectacular

  • Bonito en escabeche

Aprovechamos ayer que mi suegra se quedó con los niños para escaparnos a La Cuina de Boro. Tomamos el menu degustación de 38 euros, aunque está la opción un poco más económica del menu de tapas de 20 euros. 4 entrantes, pescado (rodaballo) y carne (cochinillo cocinado durante 24 horas) y dos postres. Todos los platos muy elaborados y muy bien presentados. Se nota que la materia prima es excelente y las preparaciones no desmerecen. Para beber un godello al que le faltaba frio, pero nos lo advirtieron y se solucionó con 5 minutos en la cubitera. El trato y el servicio lo mejor, el local amplio y las mesas sobradas con mucha separación y myu bien presentatadas. Recomendable también para comidas de negocios porque tienen 3 reservados para 4, 6 y 8 personas. El precio ajustado para la calidad, los dos menus, el vino y el agua 105 euros.

Apertura de la terraza de este estupendo local,que oferta un mas que interesante menú por 20e.,el cual incluye siete tapas/entrantes individuales,todas ellas a un gran nivel.
-Royal de foie con gelée de PX.
-Ensalada de pulpo con verduritas y all i oli de aceitunas negras.
-Milhojas de verduras gratinado.
-Brocheta de langostino Satay.
-Lomo de caballa.
-Muslito de codorniz caramelizado con confitura de frutos secos y cítricos.
-Mini hamburguesa de cerdo ibérico y trompeta de la muerte con cebolla caramelizada.
-mojito,chocolate y...(a esta altura ya no recuerdo con exactitud lo que tomamos).
Maridamos dicho menú,aconsejados con maestría por Maite,con una selección de vinos.Empezando por un blanco alsaciano,seguido de un austriaco,un alemán,para rematar con dos tintos-bierzo y ribera del duero-.Estupenda RCP,ya que el maridaje cuesta 12e.
Servicio simpático y profesional.
Para rematar unos gins de Bulldog...y unos cigarros,que bien aconsejados por Maite,nos llevamos para disfrutarlos en los toros.
Un gran día!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar