Noticias del Vino

Calidad, denominador común tras finalizar la vendimia en la D.O.P. Ribera del Júcar

Calidad, denominador común tras finalizar la vendimia en la D.O.P. Ribera del Júcar

La D.O. P. Ribera del Júcar finaliza su campaña, según previsiones: las lluvias favorecieron un incremento de producción en algunas zonas y en otras las heladas han provocado una merma de la misma, aunque el denominador común ha sido la calidad
       
La Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Ribera del Júcar ha terminado la campaña de vendimia según sus estimaciones iniciales, donde ya se preveía que existirían variaciones en cuanto a producción, dependiendo de las zonas. En el cómputo total se puede señalar que se ha reducido ligeramente, aunque hay zonas donde dicha reducción ha alcanzado incluso un 25%, respecto al año anterior, debido a condiciones climatológicas adversas.
 
Así, lo explica el gerente de la Cooperativa Purísima Concepción, adscrita a la D.O.P., Julián Girón, “la cosecha ha sido corta, disminuyendo en el término de Casas de Fernando Alonso en torno a un 25% con respecto al pasado año, y en un 35% con respecto a una vendimia normal”.

Vendimia vino Ribera del Júcar


 
Las heladas del invierno y las de primavera han sido la causa de que muchas viñas enteras en este término municipal se hayan quedado sin vendimiar, “no merecía la pena porque muchas de ellas estaban sin uva y había otras que tenían muy poca producción” afirma Girón.
 
Por el contrario, la cantidad de uva en la Cooperativa La Magdalena de Casas de Haro se ha incremento gracias a las lluvias de finales de agosto y principios de septiembre, “factor determinante que ha propiciado una cosecha mejor que la del año anterior y una uva más equilibrada”, nos cuenta Julián Carretero. Además, afirma “las aguas fueron beneficiosas para la cantidad y la calidad”.
 
Por su parte, la responsable de Calidad de Bodegas San Ginés, en Casas de Benítez, Micaela Rubio García, recalcaba que “las condiciones meteorológicas  han permitido una maduración y recolección paulatina de la uva que ha tenido su recompensa en un producto final más compensado en aromas, grados y acidez”.
 
En gran medida, la calidad obtenida en la comarca D.O. P. Ribera del Júcar está cimentada en la vendimia escalonada que se lleva a cabo. De este modo, se comenzó con algo de retraso este año, según la maduración óptima del fruto, recogiendo las variedades tempranillo, merlot, syrah y macabeo, principalmente, destacando su particular y exclusiva variedad moscatel de grano menudo. En las semanas posteriores, tras los muestreos y aplicada la recolección selectiva, las siete bodegas adscritas a la D.O.P. continuaron vendimiando las variedades tardías como la petit verdot, cabernet sauvignon, bobal, cabernet franc, etc en las 9.000 hectáreas de los diferentes términos municipales que agrupados en cooperativas  y bodegas conforman esta denominación.

 
10% más de embotellado en la D.O.P. Ribera del Júcar

 
En su conjunto, la vendimia en la zona amparada por la D.O.P. Ribera del Júcar no ha alcanzado los 40 millones de kilos, como en años anteriores, aunque será una cifra similar, tendiendo a la baja. Con todo ello, las previsiones de embotellado de la D.O.P. se mantienen en el 750.000 (millón) de botellas, un 10% más que el pasado ejercicio.

 


D.O.P. Ribera del Júcar

 

La Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Ribera del Júcar, situada al sur de Cuenca (España), cuenta con una extensión de más de nueve mil hectáreas de viñedo, amparando a los municipios de Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de Guijarro, Casas de Haro, El Picazo, Pozoamargo y Sisante. En la actualidad la integran siete empresas bodegueras, caracterizadas por sus vinos suaves y elegantes, en los que se impregnan los aromas del río Júcar, el clima, la tierra, fecundada de guijarros y cantos rodados por la acción del río, y la labor paciente y constante de las gentes que habitan esta tierra de centenaria de tradición vitivinícola.
 
La D.O.P. Ribera del Júcar no solo busca comercializar los vinos de calidad, también es un proyecto socio-económico, que persigue la fijación de la población en el medio rural, en la comarca, que en la actualidad cuenta con una población aproximada de 6.000 personas, distribuidas por pueblos pequeños, donde la única industria es el sector vitivinícola, tanto en la fase de producción, elaboración, como en la de comercialización.

Herramientas del blog


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar