Abel Mendoza Garnacha Blanca 2011

Vino Abel Mendoza Garnacha Blanca 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,2
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Abel Mendoza Monge
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Sin crianza
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Garnacha Blanca
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El mosto fermentó en barricas nuevas de roble francés y permaneció sobre sus lías durante alrededor de 5 meses.

Varietales: Garnacha Blanca

Consumo: 2012 - 2015

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2012 - 2015.

4 Opiniones de Abel Mendoza Garnacha Blanca

Dorado claro, limpio y brillante.

Deliciosa nariz, elegante, afrutada y de mediana potencia. A copa parada dominan aromas florales, a maracuyá, a nectarina, a pomelo y a dulce de membrillo. Al agitarlo sale a relucir una gran mineralidad y aparecen ligeras notas de mantequilla.

En boca se muestra sedoso, con cierto volumen, acidez muy equilibrada, ligeramente dulzón (frutas maduras) y final levemente amargoso. Postgusto de persistencia media ligeramente mineral.

Por fin he podido dar con un garnacha blanca de Abel Mendoza. Y es otra sorpresa, aunque ya no se por qué me sorprende. Este viticultor esta haciendo resurgir unos blancos en Rioja extraordinarios, incluso en variedades no habituales en la zona. Color amarillo pajizo con destellos dorados, denso. En nariz es elegante, con aromas de fruta blanca, florales, notas de crianza, especias y cómo no un fondo mineral. En boca es fresco, pero entra potente, carnoso, con una gran acidez. Mucha fruta y muy mineral. Enfin una delicia y una maravilla de blanco.

Una muy grata sorpresa los vinos de este hombre, gracias Raúl!!!

Presenta un color amarillo pajizo con destellos dorados, limpio, brillante y lágrima densa.

En nariz es de media intensidad, muy elegante. Aparece algo de fruta blanca y de hueso, flores, mantequilla, notas de crianza como vainillas y frutos secos todo ello muy bien integrado y un fondo mineral.

En boca tiene una entrada potente, es carnoso pero muy fresco gracias a una enorme acidez, paso untuoso, fruta y notas de miel y un final largo y amargo dejando unos recuerdos minerales muy intensos. Una delicia.

Una maravilla de blanco que me ha impresionado.

Si algo caracteriza a Abel Mendoza es su increíble respeto por el terruño que trabaja. Abel es ante todo un viticultor que trabaja con primor las variedades autóctonas de la Rioja. No son muy abundantes los ejemplos de garnacha blanca en la zona y con este vino encontramos notable personalidad, profundidad y una excelente definición, con una fruta blanca muy delicada, algún toque avainillado, mantequilla ligera y cierta mineralidad. No hay mucho volumen pero si mucha autenticidad. En boca tiene buen ataque, resulta carnoso aunque fresco, con bastantes amargos, largo y atractivo. No es un vino para buscar la fruta en abundancia, es más bien su precisión lo que resulta destacable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar