La Viña Escondida 2008
Vino La Viña Escondida 2008
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Garnacha 100% Vino elaborado con racimos de la colina de una vieja viña de garnacha de 65 años con suelo granítico.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 30 a 49,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.86
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,9
Opiniones de La Viña Escondida
OPINIONES
6

Color cereza rubí con borde granate.

Aromas de bastante intensidad a frutos rojos y negros muy maduros, regaliz, minerales, hierbas de monte, balsámicos, finos tostados y especias, mucha coplejidad en la nariz.

En boca es sabroso, el paso de boca con mucha estructura y equilibrio, complejo, con mucha personalidad y frutosidad, los taninos nobles y frutosos, el retronasal magnifico con casi todos los aromas de la nariz y el final es largo y con gran persistencia.

Sin duda mejorará con el tiempo en botella. El corcho bastante bien un 7,5

Me encanta el dibujo de la etiqueta.
En vista es de color rojo cereza con ribete rojizo. Capa media-alta y glicérico.
En nariz aparecen aromas a fruta y especialmente a mineralidad. A continuación y conforme se mueve la copa salen notas balsámicas (cedro) y algo de especies (pimienta blanca.
En boca es tánico pero nada empalagoso. A pesar de los 14,5ºque tiene no se hace nada pesado, es más su acidez invita a seguir bebiendo. Es largo, concentrado.
Un vino para repetir.

No sé por dónde empezar con este vino, creo que o el no se ha sabido explicar o yo no lo he sabido entender. Color cereza de borde granate y capa media con buena lágrima. Inexpresivo en nariz, deslavazado, incluso 6 horas después de abierto no dice ni mu. En boca termina de rematarlo con un paso intrascendente, la fruta no está, madera en primer plano que la enmascara, muy tostado, notas torrefactas. Demasiado especiado, pimienta y sobre todo clavo. Tanino desbocado, final amargoso. Retronasal fuertemente amaderado. No me atrevo a puntuarlo.

Rojo picota de ribete violáceo y capa alta. Limpio y brillante.
Nariz intensa y compleja a frutillos del bosque (algo compotados), ahumados, pólvora y fósforo sobre un fondo balsámico y a cáscara de naranja.
Entrada intensa, rápidamente muestra su marcada acidez que equilibra su noble calidez y tanino pulido haciéndolo muy redondo y equilibrado. En esta fase se destacan los frutillos negros, la cáscara de naranja y su marcado carácter mineral. Final medio pero muy elegante.

Cata realizada en el Salón de los mejores vinos de España Guía Peñín 2012. Artículo con la cata de todos los vinos en http://www.taninotanino.es/posts/partitura-iii-del-salon-de-los-mejores-vinos-de-espana-guia-penin-2012

Alfonso Chacon, nos enseña los entresijos de Bodegas Canopy pequeña bodega que elabora vinos singulares, personales y elegantes, cuatro vinos de la D.O Méntrida, y uno de la Tierra de Castilla León, del pueblo de cebreros, garnachas muy viejas, suelos pizarrosos. Viñas en suelos con altas concentraciones de granito en Méntrida y pizarroso en Cebreros, altura entre 785 y 900 metros con viñas viejas y una filosofía poco intervencionista y ecológica en el manejo del viñedo, utilizando grandes volúmenes de barricas 500, 700, 1500 y 2000 para que la madera no reste protagonismo a la viña.

Alfonso nos describe con dedicación la filosofía de Canopy, obtener el mejor vino con fruta y reflejo del terruño. Nuestro paseo estuvo centrado en La Viña Escondida, Congo y Kaos.

Un vino que enamora a primera vista y seduce en nariz y boca, sensual, delicado, procedente de garnacha de 65 años en suelo granítico, y viticultura ecológica, durante la fermentación se conserva la pisada tradicional y su crianza se alarga hasta los 18 meses en fudres nuevos de 2.000 L de roble francés. La Viña Escondida 2008 refleja mineral, sensibilidad floral, aromas de montebajo con un final vegetal ausente de verdores que aporta raza en boca, con taninos maduros, un vino de pensamientos.

Envuelve la ciudad por sus monumentos, su gastronomía y también por sus vinos, Belarmino lleva haciendo un exhaustivo trabajo de recuperación de garnachas viejas de parcelas muy bien expuestas, como la presente, cuya exposición en pendiente y hacia los 4 puntos cardinales de la colina, hace que los controles y parametros de maduración deban ser precisos y bien conseguidos.

Así lo considero el vino proviene de un suelo rico en granito, con un pH bajo y una bien dotada acidez (ph 3,4/6,2 Acidez Total) con lo cual le asegura su longevidad y frescura. Una garnacha diferente con todas sus notas de fruta madura, bayas negras, regaliz, licoroso pero bien concentrado, redondo, aunque quizás poco persistente. Apunta un cierto toque salino en boca y una frescura floral inicial como notas dispares.

Buen encuentro con la garnacha de Méntrida!!!

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar