Pintia 2007

Vino Pintia 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
7,5

Bodega: Bodegas y Viñedos Pintia
D.O./Zona: D.O. Toro
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 15,00%
Varietales: Tinta de toro
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Mínimo de 12 meses en barrica francesa

Varietales: Tinta de toro

Consumo: 2011 - 2019

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2019.

31 Opiniones de Pintia

Catado en 9º Encuentro Verema.
Negro picota capa alta.
En nariz, mucha fruta roja y negra.
En boca, buen volumen, fruta negra, flores, excelente acidez, taninos integrados, rico.

¿Qué más se le puede pedir a un vino? Es varietal, se nota esa raza de la tinta de Toro, de ese tempranillo tan especial que se cultiva en esa zona, pero además, este vino tiene personalidad propia y carácter.

Color rojo picota de capa alta con ribete amoratado.
Nariz de buena intensidad que requiere de buena oxigenación para mostrar todo lo que guarda, pero cuando lo muestra, es contenido es exquisito. Notas ligeramente reductivas que van dando paso a los aromas tostados, especias, regaliz negro, pimienta y, cómo no, fruta negra madura y algo de fruta roja más fresca.
En boca la entrada es amable, con un toque amargoso, tacto cremoso, con una muy buena acidez, buen volumen y equilibrio entre las notas más tostadas, propias de la crianza, y la fruta siempre presente.

Un vino que siempre me ha gustado por esa buena combinación de personalidad, terroir y ese carácter varietal.

Picota muy cubierto con menisco amoratado.

En nariz ofrece fruta roja en sazón (moras y arándanos), bien potente, monte bajo (tomillo y romero), balsámicos, pimienta, tostados finos, con una madera muy en segundo plano, realzando y no ocultando la magnífica fruta que la Tinta de Toro es capaz de ofrecer.

En boca es de paso muy carnoso pero vivo, con una ligera astringencia pero suficientemente pulido. Sorprendentemente el alcohol está perfectamente integrado y no destaca en ningún momento. Excelente conjunción de potencia frutal y madera justa. Gratísima sorpresa procedente de un obsequio (¡Gracias, Vicente!), que me ha permitido reconciliarme con la Bodega a la que, tras una malas añadas y unas desgraciadas experiencias de guarda, había vuelto la espalda. He vuelto a encontrar el auténtico carácter frutal de la Tinta de Toro que tanto me sorprendió a mediados de los 90.

Con carnes rojas a la brasa y estofados (un ragú de venado o jabalí).

Color picota intenso con ribete violáceo y capa alta. Lo descorchamos 2 horas antes y en nariz presenta aromas a frutos rojos, vainillas y balsámicos. En boca es potente, con un punto de acidez, de trago largo y con taninos marcados. Le falta un poco de botella para estar en su plenitud.

Color picota cerrado, capa alta, lagrima densa, ribetes ligeramente violáceos.

En nariz con intensidad alta, fruta roja madura, con detalles de la medra muy integrados, cacaos, especiado.

Boca resulta sabrosa, carnosa, con taninos maduros y nada astringentes.

Fase final larga, con los detalles de nuevo tanto de la fruta, madera y los taninos, todo integrado.

Botella ha sido de tamaño magnum.

Me ha gustado más que el 2006, que cate hace no mucho tiempo y esta creo que aun mejorara.

Aconsejo abrir con al menos una hora de antelación.

Probado de nuevo en cata, este vino que reúne grandes cualidades como frutosidad, cuerpo, postgusto, aroma, etc; sin embargo no me resulta fácil de beber si no es acompañado de una comida contundente y el frío seco de Castilla.

Probado en el transcurso de la “Música i el vi” de Vila Viniteca, que no es el mejor lugar para disfrutar de este tipo de vinos, mucha gente y poco vino…..

Pese a que todavía no ha salido al mercado, el vino está bastante bebible a fecha de hoy, seguro que mejorará en botella, pero esta ya disfrutable.

Nariz muy golosa y frutal, balsámicos y notas tostadas, en boca, buen ataque, potente, goloso, buena acidez, sedoso, postgusto largo.

Seguro que mejorará con unos años de guarda, pero sin duda está muy bebible desde ya.

En el color presenta a diferencia con su hermano el 2006 un rojo picota maduro con ribetes todavía mas violaceos e intensos, limpio brillante y muy cubierto. En nariz es un vino todavía sin acabar que con el paso del tiempo necesario llegara a tener igual que el 2006 una nariz compleja. presenta buena intensida y fruta roja fresca, aunque la madera se encuentra muy presente y todavía sin ensamblar con el vino predominando toques especiados y tostados En boca resulta un vino duro, amplio con buen peso de fruta y acidez, que sin dura evolucionara en botella de manera agradable.le fgalta botella.

Musculoso y expresivo, con notas muy primarias a frutos del bosque, hierbas aromaticas y una obvia presencia de la crianza entre tonos de capuccino y vainilla. Los torrefactos se dejan sentir pero no enmascaran la fruta. De ataque energico y paladar medio envolvente, tanico pero equilibrado. Sin embargo, en su conjunto el vino carece de encanto, si bien es demasiado joven y tendra que dar mucho mas de si.

Color picota intenso con ribete violaceo y capa media-alta. En nariz claro predominio de los frutillos del bosque, notas metalicas, de arandanos, algo de golosinas, cafes y torrefactos. Algo cerrado y timido en esta fase. En boca tiene un ataque muy potente, quizas todavia algo desbocado, es carnoso y tiene una buena acidez. Su desarrolllo en boca presente cierta astringencia, es duro y tanico, dando la sensacion de estar todavia por domar. Rustico y musculoso con postgusto medio.
Sin lugar a dudas hay que esperar algun que otro año a ver como se comporta. Por el momento no cumple con mis expectativas

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar