Abad Dom Bueno Godello Fermentado en Barrica 2014
Vino Abad Dom Bueno Godello Fermentado en Barrica 2014
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Blanco
Crianza:
Sin crianza
Graduación (vol):
12,50%
Varietales:
100% Godello
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.73
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,2
ELABORACIÓN
Abad Dom Bueno Godello Fermentado en Barrica 2014 está elaborado al 100% con Godello procedente de suelos pedregosos de más de 30 años situados a una altitud de 575 metros. Su proceso de elaboración comienza al realizar la vendimia de forma manual en cajas de 12 kilos, tras la cual pasa a bodega y macera en depósitos de acero inoxidable a baja temperatura. Abad Dom Bueno Godello Fermentado en Barrica 2014 fermenta durante 15 días en barricas de roble francés Allier de grano extrafino y tostado medio.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de Abad Dom Bueno Godello Fermentado en Barrica
OPINIONES
12

Con un bonito color amarillo dorado y una nariz limpia y exuberante, este vino presenta aromas frutales, con una punto de ciruela, frutas con hueso, ahumados y unas notas tostadas ligeramente especiadas. En boca tiene una estructura magnífica, con un punto amargoso, cuerpo amplio y largo recorrido. Deja una sensación final entre salina y afrutada excelente.

Ambarino dorado. Curiosa nariz que con buena intensidad lo primero que traslada son aromas cítricos ( membrillo viejo y salvaje ) en un vertiente que recuerda a los pasteles de estas frutas horneándose para enseguida meterse en la serie terciaria. Hay un matiz vegetal – herbáceo que declinado sensorialmente te recuerda a la hojarasca y a la nuez mocada, también hay hierbas medicinales y aromáticas, que te llevan a los recuerdos de flores blancas y la crema tostadita. Todas estas sensaciones más “ comerciales “ dejan paso rápidamente a lo terciario - reductivo y que te lleva hacia los matices de acacia, grosella y almizcle, también hacia la serie animal ( pelos y piel curtida ) y mineral ( arena de playa, cuarzo, piedra pómez y fósiles marinos ). En boca tiene un ataque frutal verde y vegetal, sabores que enseguida se confunden con los tostados evolucionados de su paso por barrica y que dejan ese matiz contradictorio como de cremosidad amarga. Buena acidez, quizás en la evolución muestra un poco de falta de equilibrio dejando una sensación ligera, de piel de pera entreverada y que te lleva hasta los matices más herbáceos, pero en cierta forma hay elegancia y criterio. La godello en El Bierzo suele ser muy arisca, más que la de sus vecinos gallegos. Entender este perfil es importante a la hora de elaborar un vino y catarlo, siempre que intentes que sea un fiel reflejo de sus suelos y viñedos. Por suerte o habilidad, este vino es franco, sincero, no es un vino comercial y transmite cosas muy interesantes de describir, que son las que a este viciado catador le interesan en este momento. Creo que le quedan años en botella y conforme más tiempo pase más se convertirá en un vino didáctico en todos los sentidos

Color dorado tirando a oro viejo, nariz con intensidad y muy interesante que da primero notas de flor blanca marchita, velo de flor, flor de manzanilla, junto a hueso de melocotón y cítricos, para pasar después a fruta blanca y un cierto toque de melocotón en almíbar y sutiles avainillados, sobre una marcada mineralidad. En boca es un vino con gran acidez, afilado, elegante, con un final en el que retornan esas notas florales, los cítricos y un gran toque mineral. Seguro que ganará en botella, tiene hechuras para ello.l

Color amarillo dorado, reflejos oro viejo, limpio, brillante, correcta lágrima.
En nariz hay una buena intensidad d aromas de fruta cítrica (lima), notas florales, también fruta blanca (manzana, pera) y en menor grado algo de fruta tropical más un fondo de madera que complementa perfectamente.
En boca es fresco, ligero de alcohol, con buena acidez cítrica, cuerpo medio, con presencia de fruta cítrica en buena medida, se agradece las notas de barrica que dan complejidad y un final con ligeros amargos muy agradables. Persistencia final correcta.

Bien hecho y a buen precio.

Botella borgoñona con etiquetado moderno pero austero. Cierre de corcho no muy largo pero de buena calidad y perfecto para esta tipología de vino. Huele a fruta blanca y algo de cítrica por el interior.

Visual: amarillo dorado potente y muy ligeramente oscuro (según luz externa), limpio, brillante y de buena lágrima (si se le deja ganar algo de temperatura).

Nariz: buena intensidad a lima, algunos cítricos, pera limonera, manzana, algo de fruta blanca de hueso, notas muy sutiles a membrillo, vainilla y coco. Buena intensidad y complejidad en cuanto a paleta frutal (la de madera está pero no tapa para nada las distintas frutas).

Boca: en boca el ataque es bastante fresco y cítrico, con buena acidez pero, a la vez, con densidad media, buen volumen y peso en boca (para un blanco). En cualquier caso, es un vino muy fácil de beber a pesar de sus notas de complejidad y de la fermentación en barrica. Paso por boca muy agradable que invita a seguir bebiendo. El final es fresco y ligeramente amargoso, bastante largo, a fruta cítrica, blanca y vainilla junto a notas de coco y finas maderas en la retronasal (pero, repito, la madera acompaña pero sin tapar a la fruta en modo alguno).

Estupendo blanco de excelente RCP (su PVP) ronda los 6-7€. Pocos blancos dan lo que éste da a ese precio señalado. Muy rico. Me ha gustado mucho pues es un fermentado en barrica que, independientemente de tecnicismos, podría ofrecérselo en una cena veraniega tanto a un "experto" como a un neófito y sé casi seguro que caería la botella con suma facilidad en ambos casos ;)

Color dorado, limpio y brillante.
En nariz intensidad media-alta, fruta blanca de hueso sobre un fondo muy agrdable de vainilla aportado por la madera. Leves aromas a cítricos (limón).
En boca mucho volumen, acidez justa pero no se hace pesado.
Me ha gustado mucho.

Vino encerrado en una botella borgoñona, vestida con una etiqueta de diseño clásico y cerrada con un correcto corcho.
A la vista un color amarillo dorado, limpio y brillante, discreta lágrima en su deslizamiento por el cáliz de la copa.
En nariz madera en primer plano y la fruta en segundo. Tenía que ser al revés. Primero la fruta y la madera en segundo término. Me encuentro con frutas de hueso y blancas, flores blancas, leves de ciruela claudia muy madura, leves ahumados y recuerdo a fino andaluz.
En boca es elegante, con una presente acidez que invita a beber y que le dará algo, no mucho, más de vida. Tiene volumen y frutosidad. Retorna la madera de su permanencia en barrica y le otorga notas dulzonas. Un vino que necesita aireación. Grato paso de boca. Si que es largo. Me da una permanencia de 3,00 mintos.

Botella tipo Borgoña, càpsula corriente, corcho de mejor calidad. Etiqueta cuidada, contraetiqueta con información mínima.
Color amarillo de oro viejo, limpio y brillante, lágrima muy abundante.
Nariz de intensidad media pero rica: caramelo quemado, incienso, vainilla, con la aireación algún aroma lejano y tenue de manzana ácida.
Boca plena, acídulo, fresco y vivaz.
Está bueno y tiene recorrido.

Color dorado.
Nariz de buena intensidad con aparecen unas notas ligeramente oxidativas que se mezclan con los tostados, poniendo en evidencia su paso por barrica, en este caso fermentación en ellas. Aparecen unas notas de fruta con hueso maduras, ciruela claudia, apuntes florales, ahumados que se mezclan con los aromas más maduros dando profundidad, notas lácteos finales y, poco a poco, esa sensación herbácea de la godello que se expresa pese a su paso por barrica. Esto es lo mejor de la nariz, poder disfrutar de los aromas primarios de esta variedad de uva pese a haber pasado por barrica.
En boca tiene buena acidez, con unas notas tostadas iniciales, casi amargas, tostados, flores ajadas por vía retronasal y un punto ligeramente ajerezado, tal vez devolviendo esas notas oxidativas que percibíamos en nariz.

Godello de gran personalidad.

El vino Abad Dom Bueno FB 2014 tiene un bonito color amarillo dorado.
El perfil aromático es nítido y de alta intensidad con armonía entre las notas frutales y las de la crianza, dándonos pinceladas de albaricoque y ciruela amarilla junto, notas de ahumados y ligeramente oxidativas, para terminar con la frescura de la hierbabuena.
Em boca tiene una entrada estructurada y al tacto se muestra amplio y carnoso. Sabor salino y agridulce de manzana asada con un final amargoso que le da ese punto de seriedad final y una excelente acidez.
Vino completo y complejo, que hace disfrutar profundamente si se toma en solitario y que es capaz de hacerle frente a cualquier reto gastronómico si acompaña una comida.
Muy recomendable.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar