Fillaboa Albariño 2013

Vino Fillaboa Albariño 2013

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
7,7

Bodega: Bodega Fillaboa (Masaveu Bodegas)
D.O./Zona: D.O. Rías Baixas
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Sin crianza
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: 100% Albariño
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Procedente de las 70 hectáreas de viñedo propio de Fillaboa. Esta añada se caracteriza por un ciclo largo de maduración con comienzo de la vendimia hacia mediados de septiembre, lo que resultó en un mosto muy concentrado. La fermentación alcohólica se realiza en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada entre 14 y 18º C, lo que permite obtener los aromas afrutados típicos de la variedad Albariño. Producción limitada a 200.000 botellas.

Varietales: 100% Albariño

Consumo: Entre 8 y 10º C sería perfecto.

Envejecimiento: Tiene un potencial de 3 años en perfectas condiciones.

13 Opiniones de Fillaboa Albariño

Gran intensidad cromática la de este vino de color amarillo con tonalidades verdosas.
Aromas ricos y variados juegan en la nariz, ahora fruta de hueso, después galletas con su cereal y mantequilla, más tarde un punto de limón. Casi una tarta de albaricoque.
El ataque en boca es muy intenso, fresco y ácido. Destacan los cítricos, las hierbas aromáticas y el punto afilado de la manzana verde.
De tacto voluminoso es una excelente opción para quien busca un albariño con punch.

Un albariño al que los añitos le han sentado de maravilla, mostrándose maduro, complejo, lleno de mineralidad y ese toque salino tan rico. Un albariño de los que da gusto beberse, de los que se notan puros y sinceros.

Porque en nariz ya nos da motivos, con una fruta blanca de hueso, toques tropicales como mango y algo de piña, flores, cítricos, melocotón, mineralidad, herbáceos, salinidad, flores marchitas... Una nariz potente, madura, pero con ese toque refrescante de los albariños. Una nariz franca y directa.

Ya en la boca esas sensaciones se plasman, con esa fruta madura, mineralidad, flores, herbáceos, una acidez muy buena y un cuerpo y densidad altos. Es sedoso en su paso por boca, largo en su postgusto, mineral, cítrico, salino... todo unido en un conjunto redondo, delicioso, maduro.

Para mi está en un punto de consumo óptimo, maduro, con la esencia del albariño.

Vino encerrado en una botella bordelesa estilizada. Vestida con una etiqueta que desprende elegancia y sobriedad y en la que predomina el color negro. Correcto corcho.
A la vista me encuentro con un vino de color amarillo verdoso y también se podría decir que acerado, limpio y brillante. Fina y abundante lágrima que se desliza sin premura por el caliz de la copa.
En nariz, muy varietal. Es de agradecer pues últimanente los albariños no huelen a albariño. Abundantes frutas blancas, de hueso, tropicales y leves cítricos.
En boca es glicérico, muy varietal y frutal, elegante, sabroso y fino. Te llena plenamente la boca. Mantiene una elegante acidez que te invita a beber y que le dará algún que otro año más de vida. Muy elegante paso de boca. Es un vino largo. Me da una permanencia de 2,30 mnutos.
Entiendo que es un vino consumido en su momento óptimo. De los que el transcurrir del tiempo corre en su favor.

Color amarillo pálido, brillante.
Aromas de cítricos y frutas tropicales, algún toque floral. Intensidad media en nariz.
En boca no muy sobrado de acidez, aunque agradable.
No me ha llamado demasiado la atención, a pesar de estar bien hecho... Me ha parecido muy "plano".

Bonito color amarillo dorado. Nariz intensa con fruta tropical que se va transformando en mnanzana y pera, junto a fruta de hueso y un cierto punto herbáceo, mineral y salino. En boca tiene empaque, una acidez muy embaucadora y un paso agradable, refrescante con un final largo.

Botella bordelesa ligeramente alargada. Corcho ligeramente inclinado y algo bañado en vino por dentro (hasta casi 1/4 del mismo).

El vino lleva como 1 año conservado a muy baja temperatura (entre 0-3 ºC).

Visual: jovencísimo se ve (la conservación ha influído seguro). Amarillo verdoso, no sólo los reflejos, el vino se ve muy joven para tener casi dos años. Se ve precioso, limpio y brillante. La lágrima sólo se aprecia a mayor temperatura.

Nariz: intenso desde el descorche incluso a bajas temperaturas (5-6ºC), fruta tropical, cítricos (lima y limón), piña, plátano verde. Con algo más de temperatura apreciamos fruta blanca de hueso, algo de albaricoque y manzana golden, así como flores blancas, hinojo, hierbas de monte y un toque de heno. Buena complejidad.

Boca: entrada fresca, de muy buena acidez, sabrosa y rica. Agradable, goloso y elegante en el paso por boca. Mucha fruta fresca, toques de manzana verde de mediana madurez (ni verde ni muy madura), herbáceos y vegetales también en boca. Final medio-largo con postgusto frutal y ligeramente amargo que invita a otra copa.

Me ha encantado. Ya me gustó en una virtual, pero esta botella me ha gustado más si cabe (quizás más tiempo en botella, la buena conservación, etc)... Va en crecimiento. La bodega da 3 años, pienso que bien conservado (a baja temperatura) puede aguantar algún año más y dar notas de complejidad como pocos.

Muy buena RCP (por su calidad, complejidad y vida en botella). Habrá que ver su evolución futura.

amarillo palido pajizo con destellos verdosos. Aroma intneso afrutado, recordando a albaricoque. En boca es amplio, con cierta amargura cítrica, buena acidez y seco que lo hace fesco.

Amarillo con reflejos verdosos, de buena intensidad y presencia de carbónico residual.

Nariz muy abierta de gran expresividad: manzana verde, pera Williams, tilo, rosas y registros cítricos.

En la boca tiene un ataque firme, con pegada. Es amplio, estructurado, de buena acidez que le confiere longitud y cierta profundidad.

Visual
Bonito color amarillo pajizo con intensos reflejos verdosos y ribete acerado. Limpio y muy brillante.

En nariz
intenso y expresivo, en la que aparecen aromas que recuerdan a manzanas verdes, frutas blancas de hueso, tropicales (piña) y a cítricos. Agradables aromas florales y notas vegetales, herbáceas....

En boca
Elegante y con volumen, es muy fresco y sabroso, de cuerpo medio y excelente acidez que le aporta viveza. Es un vino blanco de final muy agradable. Delicada suavidad y ligereza sutil en el paladar.

A la vista se presenta con un color amarillo, con destellos verdosos, limpio y brillante.

En la fase de nariz es una cúmulo de sensaciones, con fruta algo de cítricos y otras notas difíciles para mí cualificar.

Al paso por la boca resulta con un buen cuerpo, muy agradable, con una buena acidez y una sensación bastante frutal.

Sin ser yo un adepto a la uva albariño, éste me ha parecido excelente, posiblemente mediatizado por la botella anterior que resultó tan plana (me refiero a mi interior cata colgada)

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar