Albariño Fillaboa 2012

Vino Albariño Fillaboa 2012

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
8,0
Calidad-precio:
6,0

Bodega: Bodega Fillaboa (Masaveu Bodegas)
D.O./Zona: D.O. Rías Baixas
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: 100% Albariño
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Vino procedente de las 70 hectáreas de viñedo propio de Fillaboa. Añada caracterizada por un ciclo largo de maduración con comienzo de la vendimia hacia mediados de septiembre lo que resultó en un mosto muy concentrado. Guarda potencial: 3 años. Temperatura de servicio: 8-10ºC

Varietales: 100% Albariño

51 Opiniones de Albariño Fillaboa

Amarillo oro con destellos verdosos. Delicada y excelente nariz con toques tropicales, frutas maduras como manzana y pera,albaricoque, cítricos de pomelo, con un fondo mineral y también floral de jazmín y lavanda.
En boca mantiene su fantástico nivel, con un tacto sedoso y untuosos, buena acidez, notas de agua de manantial con un final salino y mineral.

Muy rico este Albariño que refleja personalidad y terruño.

Color amarillo, reflejos verdosos, limpio, brillante, buena lágrima.
En nariz tiene buena intensidad frutal de todo tipo cítricos (limon), tropical (piña, melón), de hueso (melocotón), fruta blanca (manzana, pera), toques de flores blancas.
En boca es fresco, con buena acidez y buena presencia de fruta sobre todo tropical y blanca muy madura, cierta mineralidad y algo amargoso final agradable. Buena persistencia.

Un albariño de buen nivel aunque algo elevado de precio.

Amarillo dorado con destellos pajizos. Nariz intensa, con aromas de frutas blancas y notas florales ( peras, bergamota, espino blanco, nardos, dama de noche, jazmín ) sobre sensaciones avainilladas leves. Notas minerales calareas ( curioso que me recuerda a algunos matices calcareos de los finos jerezanos ) y tiene una tílde final como de miel de montaña. En boca es intenso, de ataque envolvente, sápido, muy fresco gracias a una buena y notable acidez, largo pero con cierta delgadez final que acaba en un posgusto frutal y de carácter muy levemente amargoso – vegetal. Muy rico y directo en lo que transmite, quizás con demasiada rapidez. Siempre digo que los Albariños de Rias Baixas en su final de boca - retronasal son acuáticos, como cuando uno bebe agua directamente de un manantial o pasea cerca del nacimiento de un rio de montaña. Estos vinos de Fillaboa son de los mejores y además, valores seguros.

Con un intenso y bonito color amarillo-verdoso, con marcados reflejos verdosos,con formación de burbujas en las paredes de la copa.
Buena intensidad frutal, con claros recuerdos de manzana golgen, piña sobremadura, con fondo con notas dulzonas, recuerdos de hierba recien cortada y matalahuga.
Amplio en boca, glicerico, con una acidez perfectamente equilibrada, con buena duración,con notas frutales y herbaceas.

Antes de comentar nada del vino, primero he de avisar que hubo problemas en la entrega, ya que no me encontraban, al parecer no existía, se soluciono en un par de días pero eso creía que era lo que le había pasado al vino pues lo note maduro, algo evolucionado. El transporte y el verano + vino no son buenos aliados.

Ojo, no es que no gustase, de hecho lo probaron varios amigos y si que les parecía un vino agradable de beber, pero falto de tipicidad albariño. Menos acidez, y cítricos que otros albariños, aunque también es verdad que 2012 fue un año muy caluroso.

Pero luego he leído algunos comentarios y coinciden con la madurez. Resumiendo para no aburrir, añada que sufre el calor del año, y que es mejor beber ahora que guardar...

Visual.amarillo dorado con reflejos verdoso
Olfativa.piña ,frutas blancas ,manzana ,pera
Gustativa.muy buena acidez ,salino,retrogusto amargo muy agradable
Un vino muy agradable que habrá que seguir y probar dentro de un año

Ribetes dorados con ese especial verdoso-pajizo en degrade. Brillantez y limpidez impecable. Ligeros destellos de aguja al servir. Curioso que a vista pareciera más alcohólico de lo que marca: 12.5%

En Venezuela, hay una bebida llamada chicha andina. Es a base de Piña fermentada, muy similar. Más cítricos que dulzones, pero si hay un "amelcochado" final. Me pareció muy envolvente y fino. Al abrir la botella, emanó mucho de ese aroma. ¿Alguna vez has probado manzanas a la sal marina? Es como tenerlas en la nariz después de una rato. Hay hierbas y con tiempo harán un crecida pero luego probablemente se reduzcan notablemente para dejar latentes puros aromas cítricos y salinos. Quizás un toque de clementina.

Flojo para lo complejo que era en aromas. No transmite todos los cítricos, mas si potencia la salinidad. Acidez correcta. Dulzor medido con precisión. Bastante sedoso en la boca. Un retrogusto elegante con toques de clementina. Largo en boca, pero me lo esperaba más estructurado. Debo confesar que me dio curiosidad al inicio con el leve burbujeo y lo toqué con la lengua. En efecto había un hilo de aguja. Curioso por ser un vino con tapón corcho de única estructura y de alta calidad con entradas de aire en su cápsula. Yo lo pondría como un valor agregado. Yo creo que lo que más me gustó de este caldo es su amargo, en efecto.

Borrajas con almejas o Escargots de Bourgogne para maridar.

Amarillo pajizo oscuro con reflejos y destellos verdosos, límpio y brillante. Presenta una buena lágrima que cae lentamente.

En nariz aparecen los descriptores típicos de esta uva, piña, fruta de hueso (melocotón), cítricos, manzana y pera.

En boca permanece la piña y la fruta blanca con un toque cítrico, pero todo más sutil que en nariz. Posee frescura y cierta golosidad y un punto de mineralidad, con una buena acidez y un final salino y algo amargoso que le da estructura y cuerpo. Postgusto medio, quedando una sensación en la boca a limón y hierba recién cortada. Invita a seguir bebiendo.

Es un vino con muy buenas maneras que seguramente, la permanencia de un tiempo en botella, potenciará y conjuntará todos los aromas y sabores.

Vista: amarillo pajizo claro, limpio y brillante.
Nariz: de primeras marca mucho el plátano maduro, chuches incluso, junto con otras notas tropicales como la piña. Los cítricos y las notas florales poco a poco ganan protagonismo, cada vez mayor. Melocotón, albaricoque, manzana, pera y ciruelas amarillas maduras también asoman junto con matices de hierba fresca, polvo talco y melón.
Boca: Sedoso, de media intensidad, con cierta untuosidad, su carácter frutal lo hace goloso y sabroso, casi dulce, pese a que resulta fresco por su buena e integrada acidez, sus notas verdosas y herbáceas que poco a poco se evidencian cada vez más y sus aromas cítricos. Final de persistencia media.

Limpio y brillante. Amarillo pálido con algunos reflejos verdosos. Ligero burbujeo. Lágrima indefinida que tarda en caer en hilos finitos. Intensidad media bastante compleja: flores blancas,piña,cítricos, ligero duzor y herbáceo con toques salinos y minerales. Entrada amplia en boca, con buen acidez y bastante marcados los cítricos y herbáceos. Final correcto con notas anisadas y ligero amargor que le da cierta chispa. Un año en botella le viene bien

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar