El novio perfecto 2013

Vino El novio perfecto 2013

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
87
Puntuación Media:
7,3
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Cherubino Valsangiacomo
D.O./Zona: D.O. Valencia
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Crianza: Sin crianza
Graduación (vol): 10,00%
Varietales: 50% Moscatel y 50% viura
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El moscatel se fermenta como vino seco, a la viura se le para la fermentación con frío para conseguir el contenido de azúcar deseado.

Varietales: 50% Moscatel y 50% viura

6 Opiniones de El novio perfecto

Desde luego en marketing, un 10, pero en cuanto a vino, creo que le falta mejorar algunos detalles para mantenerse en el mercado, pues tiene gancho tanto en atración y novedad como en perfil de vino, goloso, semidulce y buena entrada pero no llega a nada más, para inexpertos o aquellos que no beben y se dejan seducir por cualquier cosa que tenga un trago amable, pero que no repite la invitación a beber, ni a seguir con él en una comida.

Pienso que en elaboración deberían probar a dejar fermentar un poco más la macabeo, recortar el azúcar residual así y elevar el cuerpo o grado alcohólico un poco, tendríamos más vino y menos golosina para niños.

El atractivo aromático esta bien, y el sabor de frutas y toques de caramelización y miel que concede la moscatel siempre sienta bien, pero ya digo, conferirle un toque más seco, que agranda el perfil de esta uva, y preservando la acidez con una vendimia parcial en verde.

Color amarillo pajizo, reflejos verdosos, limpio, brillante, lágrima clara y escasa.
En nariz hay intensidad media de fruta tropical (lichi, melón), aromas florales, uva moscatel,
En boca tiene bue equilibrio entre acidez cítrica y dulce de uva pasa moscatel, es fresco y más ligero de que aparentaba, hay fruta blanca. Persistencia final media alta.

Un dulce menos dulce; un novio poco empalagoso.

Amarillo pajizo con tonos verdosos. Nariz dulce propia de la variedad moscatel, bastante marcada. En boca es dulce, equilibrado, quizás algo falto de algo de acidez, tiene un posgusto poco duradero, con dominio claro de los sabores a fruta blanca( pera y melón). Fácil, agradable y refrescante. Más bien para postre.

La verdad es que, como ya sabéis de otras notas mías de cata, no me agradan los nombres nuevos de los vinos, ni sus etiquetas, ni los reclamos que aparecen en sus etiquetas. Lo mismo me ha pasado con éste.
Pero cómo luego lo que importa es el contenido pues mi juicio no se nada en el continente y este vino estámiy rico.
Botella bordelesa, tapón de rosca, color amarillo de cierta intensidad, limpio y brillante.
En nariz aromas dulces a uva con un toque de pasa.
En boca sabroso, cálido y de muy largo posgusto.
Un coupage arriesgado que temí fuera empalagoso pero que resulta en un vino de trago largo perfecto para inaugurar el verano.

Te gasta la misma rosca que su tapón. Te da, te quita... y al final te embriaga. Es decir, aunque impera la moscatel, porque nada puede con ella, la macabeo la frena de alguna forma. Le otorga sequedad, el toque justo de campiña. Y así es su color, el de la paja. De aroma limpio y floral, azahar, muy alimonado, racimo de uva y con una nota a albaricoque. De trago igualmente fragante, fresco y frugal, uva almibarada, acidez estupenda y ligero amargor.
Muy acertado el concepto. Suave, de poca graduación, ideal para el aperitivo, y para seguir con un arroz a banda, por ejemplo. Clara conexión con el público joven.

Visual_ Amarillo pajizo pálido con ribete ligeramente dorado y con destellos verdosos. Limpio y brillante. Lágrima escasa, gruesa y lenta.

Nariz_ Intensidad media. Terpénico, floral, moscatel, notas de lichi, algún recuerdo cítrico.

Boca_ Dulzón a pesar de una acidez adecuada, es ligero en el paso de boca y a la vez ligeramente denso por el azúcar. Longitud media recuerdos de moscatel y dulzor.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar