Finca Antigua Merlot 2009

Vino Finca Antigua Merlot 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,5
Calidad-precio:
9,7

Bodega: Finca Antigua
D.O./Zona: D.O. La Mancha
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: Merlot
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Merlot

6 Opiniones de Finca Antigua Merlot

Corcho bañado en vino rojo picota granatoso oscuro sólo hasta 1 mm por una parte del mismo que huele muy bien. Hay ya restos de ligeros precipitados (bitartratos).

Descorchado entre 90-120 minutos antes de la cata.

Visual: rojo picota claro de buena capa (media-alta tirando a alta), ribete cereza-transparente con ligeros destellos granatosos y con apenas anaranjados todavía (y tiene 7 años ya el vino). Limpio, brillante, de lenta y ancha caída en copa.

Nariz: fruta roja y negra frescas (predomina la negra) de media madurez pero con notable frescura aún, especiados, coco, canela, flores violetas, aromas vegetales bastante abundantes, ligeras pirazinas (pimiento verde y rojo más bien asados pero todavía sin asar del todo), balsámico-mentolados potentes, herbáceos, monte bajo y muy ligero fondo a chocolate/toffee y algunos lácteos. Con algo más de temperatura y a las dos horas de la apertura, aparecen ligeros cueros y pieles animales muy sutiles (terciarios).

Boca: ataque fresco, joven, frutal (frutos rojos y negros) pero, sobre todo, MUY vegetal (verduras, pimientos) y, en menor medida, algo herbáceo. Es un vino de ataque fácil y fresco, con muy buena acidez todavía, de cuerpo-estructura-densidad medias, de notable tanino (muy potente aún, se percibe en mucosas y hablamos de 7 años en un vino con sólo 5 meses en barrica francesa). El paso por boca, dentro de sus puntas de ligera astringencia, verdor y de notas vegetales, es ágil, fresco y agradable. Final de buena longitud, frutalidad, astringencia y acidez en retrogusto con una retronasal vegetal, algo herbácea, ligeramente especiada y, sobre todo, muy balsámica que lo redondean bastante bien.

Teniendo en cuenta que es un monovarietal de Merlot de La Mancha, que sólo tuvo 5 meses de crianza en madera y que tiene 7 años ya, está súper joven, fresco, tánico y con una buena complejidad (en su categoría) que para nada esperaba de esta botella.

Me ha gustado más que las precedentes y es que, creo, que este vino sigue mejorando con el tiempo en botella y que necesita tiempo (es cierto que puede parecer poco lógico por la zona y su corta crianza, pero el vino habla por sí solo).

Mantiene la fruta pero ha ido hacia un perfil mucho más vegetal (tampoco sé si la temperatura de servicio habrá influido pues aquí ha sido de 14-15ºC)...

Cuando probé la primera botella no esperaba que pudiera evolucionar tanto y tan bien (ni que necesitara tanta botella para integrarse). Ciertamente, reconozco que sus notas vegetales y a ligeras pirazinas, poco van a mejorar ya con la botella (van con el vino, son una característica de él), pero sí es cierto que, quizás, 1-2 años más de reposo, ayuden a que el vino se termine de integrar y asentar totalmente (y esté todavía mejor). Le veo cuerda para rato, francamente (contrariamente a lo que pudiera pensarse). Me queda, al menos una botella, por lo que intentaré aguantarla al menos 1 año más...

En favor de lo del tiempo en "botella" diré que, actualmente, a finales de noviembre de 2016, la última añada en español que encuentro en el Mercado buscando en diferentes webs, es, para este monovarietal de Merlot, la 2011 (aunque lo que más abunda, en búsquedas online, es la 2010 seguida de la 2009). Es decir, parece ser un vino que se "aguanta" bastante tiempo dentro de la bodega antes de sacarlo al mercado pues, si no, con su corta crianza, lo lógico sería tener en el Mercado ya las añadas 2014 ó 2015 (y sólo en una web extranjera encuentro una referencia muy somera del 2013 pero ni una del 2012 ni del 2014 ni del 2015)...

PVP que ronda los 6-7€ aunque, afortunadamente para mí, pagué algunos euros menos por cada botella (un chollazo de vino en RCP).

  • Finca Antigua Merlot 2009

Corcho apenas bañado en vino.

Aireado 1 hora y media.

Visual: rojo picota de buena capa con ribete cereza-transparente con reflejos granatosos-atejados, limpio, brillante y de buena y abundante lágrima de rápida caída.

Nariz: frutas rojas y negras maduras de buena intensidad, bombón de licor (toffee), chocolate y cacao, regaliz, especias dulces, canela, clavo y recuerdos a cueros, pieles animales y ligero etanal. Hay que darle tiempo pues al inicio la nariz no es tan compleja.

Boca: entrada más bien no tan fresca como en catas anteriores pero, a la vez, ágil en el paso por boca. De volumen medio-alto, media estructura, tanino todavía bastante presente con algo de astringencia aunque suficientemente pulido para beber comiendo. Bien de acidez. Final bastante largo que deja rastro a guindas, cueros, especias y toffee con un ligero toque de amargor que invita a otra copa.

Va bien este vino en evolución. Es sorprendente que acercándose a los 6 años de vida, un vino con sólo 5 meses de crianza en barrica de roble francés tenga este estado de forma, esta tanicidad, acidez y estructura (otros vinos con esta crianza y esta edad están ya al final de su vida óptima de consumo o casi en declive). Muy buena RCP.

Corcho bien para el tipo de vino que es (aunque un poco más bañado en vino que botellas anteriores).

Descorchado 45 minutos antes de beberlo (lo que ha ayudado a desplegar muchos aromas).

Visual: rojo picota, capa media-alta, ribete cereza-transparente con sutiles destellos ya ligeramente atejados, limpio, brillante, con buena lágrima.

Nariz: fruta roja bastante más madura de lo que la recordaba (quizás sean los meses de botella y la oxigenación que le hemos dado); licorosillo, muy buena intensidad, confitura de fresa, caramelos, especias dulces, ligeros tostados, sutiles toques animales y a etanal, regaliz, chocolate y vainilla. Buena complejidad (mayor de la que recordaba con sólo 5 meses de madera).

Boca: entrada fresca, rica, volumen y estructura medianas, se nota el tanino y cierto verdor del mismo en encías pero con toques dulzones, excelente acidez y frescura (lo que ayuda a que sea de un paso ágil). Final medio-largo con posgusto a fruta roja madura y especias.

Un buen vino para chateo e incluso para comer platos de hasta media contundencia. Infravalorado creo yo (por precio y por ser manchego). No es fácil beber un vino casi joven, con 5 meses de barrica a los 5 años de su cosecha y que esté así (ya es difícil encontrar a alguien que beba un vino semicrianza de La Mancha con 5 años de vida)... buena visual (bastante evolucionada en cuestión de 8 meses), nariz más compleja que en abril de 2014 y más corpulento en boca.

En cualquier caso, creo que está perfecto para tomar ya (no creo que crezca mucho más en botella).

Las 3 botellas que me quedan tendré que beberlas pronto (no más allá del año 2015) pues dejarlo más de 1 año no creo que contribuya en nada (al revés, tengo miedo que el vino, estando muy bueno ahora, empiece a dar signos de agotamiento y no aguante más de 1 año en botella).

Le daremos matarile durante 2015 a este vino de diario "de lujo".

Corcho no muy largo pero bueno para este tipo de vino (joven de corta crianza en barrica). Relativamente poco bañado en vino de color granate-rubí.

Visual: rojo picota, capa casi alta, ribete cereza-transparente, limpio, brillante y con buena lágrima.

Nariz: fruta fresca pero de cierta madurez de intensidad media-alta, mermelada de fresa, sutiles recuerdos a golosinas, dulces especiados, tostados, regaliz. Estructura y complejidad medias pero dominando siempre la fruta.

Boca: entrada fresca, de buen tanino con toques dulzones, buena acidez, volumen y estructura media. Paso por boca muy agradable y rico. Final medio-largo con postgusto a fruta roja y especias con ligera retronasal.

Buen vino para beber comiendo muchos platos. Para tapeo también es fantástico. Es un tinto pero es casi tan democrático en el tapeo como un buen blanco o rosado.

Vino joven de corta crianza, con excelente RCP y todavía varios años de vida en botella.

Buen corcho apenas bañado en vino de color granate-rubí.

Visual: rojo picota, capa media-alta, ribete rubí-transparente que evoca juventud, limpio, brillante y con buena lágrima.

Nariz: de buena intensidad; fruta fresca pero de cierta madurez, casi en compota (mermelada de fresas o frambuesas), ligero toque a chuches, gominolas, especias dulces y tostados sutiles, maderas finas ligeras, regaliz y tierra húmeda. Aunque hay fruta negra, domina la fruta roja, fresca y ligera pero la madera aporta complejidad y volumen.

Boca: entrada fresca pero madura, de volumen medio, media estructura, con mucha fruta roja de buen tanino goloso pero con algo de astringencia todavía en las encías, tiene cuerda para rato. Muy buena acidez. Paso por boca muy agradable y rico. Final medio-largo con postgusto a fruta roja y especias con ligera retronasal.

Buen vino. Para ser un 2009 con sólo 5 meses de barrica y 4 años y medio, sorprendentemente joven y goloso pero con más complejidad que un vino joven, pero también más fruta y menos madera que un Crianza (que, en teoría, tendría más vida). Está en el momento frutal óptimo aunque le veo al menos 3-4 años de vida potencial en botella. Su precio es excelente para la calidad que ofrece.

Cereza de capa media-alta con el ribete violáceo, dada su juventud (cinco meses en barrica de roble francés). Limpio y brillante. Lágrima abundante, densa y coloreada.
Nariz de intensidad media. Fruta negra, mermelada de ciruelas, pimienta negra, café, lácteo.
Mejor en boca, fruta fresca y guindas en licor, excelente acidez, taninos integrados, ligero, suave y con un final bastante largo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar