Clavis viñedo Pico Garbanzo 2004

Vino Clavis viñedo Pico Garbanzo 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
5,3

Bodega: Finca Antigua
D.O./Zona: D.O. La Mancha
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: no aparece en la etiqueta. En su web dicen que "varias", sin especificar.
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 21 meses en barrica nueva de roble francés.

Varietales: no aparece en la etiqueta. En su web dicen que "varias", sin especificar.

6 Opiniones de Clavis viñedo Pico Garbanzo

Color rojo picota de capa alta con ribete granate ligeramente amoratado. En nariz es de intensidad alta. Aparecen notas de fruta roja madura, con ligeros matices balsámicos, un punto mineral y notas especiadas. En boca es potente, sabroso, amplio y muy equilibrado. El retronasal es largo, persistente y nos devuelve las notas especiadas y un deje balsámico.

https://vinariumdeluxe.wordpress.com/2017/06/16/clavis-vinedo-pico-garbanzo/

Rojo cereza de ribete rubí y capa media-alta. Se percibe algo de evolución.

Nariz intensa, muy mentolada y con recuerdos a cacao (After Eight), aceitunas negras, café sin tostar, frutillos negros casi compotados, notas de tabaco y polen. Su carácter balsamico resulta muy atractivo.

Entra con la fuerza de un ciclón, te llena la boca acariciendote la boca con su volumen y cuerpo. La acidez esta presente e integrada aportandole un frescor que junto con el carácter balsamico hace que la potencia que posee se acompañe de profundidad y elegancia. En retronasal ademas de la proteina y los balsamico enseña frutos secos, cedro y un leve punto aldehidico de fondo, sin olvidar los cacaos y torrefactos de calidad. Su tanino sigue vivo pero domado y al servicio del conjunto para un final muy largo y de grato postgusto.

Rojo picota cubierto con ribete cereza. Brillante y con muchos sedimentos además de marcada lagrima que tiñe la copa.
Nariz potente a notas chocolateadas, tostados, lácteos y toffe. Fruta negra compotada, trufa, clavo, caja de puros además de ligeros balsámicos, canela y ceniza. Nariz elegante, cambiante en el tiempo, va mostrando muchos matices y de gran definición.
Fresco en la entrada muestra una tanicidad marcada que nos hace ver que tiene mucha vida, notas cítricas, chocolateadas en retronasal para un vino de gran cuerpo y estructura, que nos deja en boca mucho extracto seco, sensación de densidad y un final muy largo con un elegante amargor.

.
Picota cubierto y brillante sin rasgos de evolución, sin filtrar, por lo tanto muchísimo sedimento que no debe penalizar a este gran vino. Lágrima lenta que tiñe la copa.
Nariz aromática, potente y expresiva. Comienza con notas de fruta en compota y especiados, poco a poco muestra mineralidad, trufa, caliza y tierra, luego se vuelve algo torrefacto y achocolatado para seguir, posteriormente, con ahumados, ceniza y balsámicos maduros. Tiene mucha "chicha" esta nariz, es incluso insultante.
En boca, es sabroso, con una entrada impactante, paso muy fresco, cuerpo carnoso, taninos que se mastican mientras la gran acidez que muestra los arrastra y nos limpia la boca, redondo. Por retronasal es muy cítrico y mineral, ofreciéndonos también notas de hinojo, café y bombón en licor.
El final es bueno y largo con predominancia de toques de pomelo y torrefactos.
Para apreciar este vino es necesario tomarse su tiempo y ver su evolución, decantado hora y media, disfrutado durante otra hora y media, muy complejo, con muchos matices y tremendamente cambiante.
Lo penaliza mínimamente su boca, por lo demás impactante. Gran potencial de guarda.
El precio, 59€, algo excesivo viendo la gran competitividad que hay actualmente en el mercado.

Es el vino de gama más alta de la bodega y no decepciona.
Medía capa alta, color picota oscuro con ribete violaceo y ligeros "dejes" teja. Muy bonito.
En nariz le cuesta un poco abrirse, pero en cuanto lo hace aparece la fruta y toques de menta y romero.
En boca resulta fresco, con un buen ataque, largo, amplio. Muy agradable, con la acidez justa. Aparecen de nuevo los toques balsámicos.

Vino sin tratar que yo recomendaría decantar con antelación para apreciarlo más una vez se ha abierto y para evitar el precipitado.

La contraetiqueta reza: "transmite fielmente el color, los aromas y los sabores de esta parcela y este viñedo". Un viñedo plantado en 1990, según su web, con suelo calcáreo y franco arcilloso a buena altitud (840 m.). Cuatro hectáreas que se suponen bien cuidadas, con mimo, que aportan fruta de calidad. Y eso se nota en el vino. Se nota que hay buena materia prima y buen trabajo del enólogo. El vino posee muy buen equilibrio. Es serio, pero amable; fuerte, pero delicado; lleno de matices, pero equilibrado. Fino en nariz, con buena carga de fruta y buen aporte de la crianza. En boca es sabroso, amplio, contundente pero domado. Largo en el postgusto y frutal en el retronasal.

Es el vino "top" de la bodega, y cuesta casi 60 euros.

La presentación me parece muy adecuada. Moderna pero no excenétrica. Etiqueta grande. Tonos azules y negros que le aportan elegancia. La contra no aporta información sobre variedades. Sí sobre la crianza. Aparece la web en pequeño, debajo del logo de la D.O. Al ser un vino de alta gama, sí que tiene sentido poner la información de procedencia de un único viñedo y parcela.

Un vino manchego fiel reflejo de una tierra multivarietal, con un perfil internacional.

Al día siguiente pierde un poco sus características, pero no demasiado, por lo que se presupone ese buen trabajo en bodega. Es un vino hecho con mimo.

Lástima que el precio lo posicione en un segmento elevado de consumidores con buen poder adquisitivo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar