Va de Vinos y Bodegas

La DO Montsant amplía la zona de trabajo con técnicas de confusión sexual con el nuevo ciclo de la viña

Con el inicio de un nuevo ciclo de vida de la viña, la Denominación de Origen Montsant continúa poniendo todos los esfuerzos en la contribución a una agricultura más sostenible, especialmente en lo que respecta al uso de tratamientos químicos. Es aquí donde se enmarcan los trabajos para combatir la Lobesia Botrana (polilla de la vid), más conocidos como técnicas de confusión sexual.

 

La confusión sexual, que consiste en propagar por todo el ambiente la feromona sexual con la que las hembras atraen a los machos, provocando su desorientación e imposibilitando el apareamiento y, por tanto, poniendo fin a esta plaga, se está impulsando en la DO Montsant desde el año 2017 para evitar emplear tratamientos de tipo químico y contribuir así a la sostenibilidad del territorio. Este fue uno de los ejes centrales del proyecto LIFE Priorat+Montsant, que finalizó el año pasado y que ha dejado huella en el territorio que, ahora, continúa trabajando para no perder los buenos resultados del proyecto.

Los trabajos, que se empezaron a aplicar en 108 hectáreas, se emplean ya en casi 700 ha, lo que supone alrededor del 40% de las viñas inscritas en la DO Montsant. Y es que uno de los factores fundamentales para el éxito de esta práctica es la colectividad: para que la técnica sea efectiva es necesario que se sumen el máximo número posible de hectáreas. Alcanzar estas cifras, en una zona como la DO Montsant, donde la gran mayoría de las parcelas son pequeñas y pertenecen a muchos viticultores, es todo un éxito y garantiza unos buenos resultados de cara al futuro.

Logo DO Montsant

Proyectos de investigación con VITEC

Además de trabajar intensamente para continuar sumando viticultores y bodegas a esta “lucha” bilógica, desde la DO Montsant se está trabajando también, en colaboración con el Centro Tecnológico del Vino de Falset (VITEC), en diversos proyectos de investigación aplicados a viñas de diferentes zonas de la DO.

Así, por un lado, en la zona de Capçanes se trabaja en un estudio para comprobar la efectividad de nuevos productos más sostenibles para combatir también la polilla de la vid. Al mismo tiempo, en Pradell de la Teixeta se estudia la efectividad de nuevos productos para la podredumbre de la vid y, a nivel global, se está llevando a cabo un estudio fenológico de la viña y su relación con el cambio climático.

El objetivo de todos estos estudios es, además de trabajar por la sostenibilidad del territorio, la conservación de un entorno natural único y la reducción del impacto ambiental en la elaboración del vino.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar