Va de Vinos y Bodegas

Las bodegas de la DOP Calatayud apuestan cada vez más por los vinos ecológicos.

Unas 400 hectáreas de viñedo DO siguen los métodos de producción de vino ecológico.

Se producen unos 1,3 millones de litros, principalmente de garnacha tinta.

Alrededor del 15% de la producción ya es ecológica certificada.

 

 

Las bodegas de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Calatayud apuestan por el vino ecológico. En los últimos años se ha incrementado la superficie de viñedo que sigue los métodos de producción ecológica hasta llegar a las 400 hectáreas, principalmente de garnacha tinta.


Los vinos ecológicos tienen una creciente demanda en el mercado internacional, sobre todo en los países europeos del norte donde está dirigida gran parte de la exportación de los vinos con DOP Calatayud, que representa cerca del 80% de las ventas.

Viñedos Calatayud

La denominación cuenta con una extensión total de viñedo de 3.300 hectáreas, de las que un 15% ya son o están en proceso de producción ecológica, unas cifras que desde el Consejo Regulador consideran que seguirán al alza de forma progresiva.


En cuanto al volumen de uva, las 400 hectáreas de viñedo ecológico producen alrededor de 1,6 millones de kilos (1,3 millones de litros), lo que supone también un porcentaje alrededor del 15% de la producción.

El viñedo de la DOP Calatayud, y en particular el de garnacha, se caracteriza por estar ubicado en zonas singulares y elevadas en parcelas pequeñas, unas características que encajan con la filosofía de la agricultura ecológica.

Principalmente, los vinos ecológicos que se están produciendo en las bodegas de la Denominación son de garnacha tinta y, en menor medida, de garnacha blanca y macabeo.

Viñas Viejas Calatayud

Para obtener el correspondiente sello, certificado por la CAAE "Comité de Agricultura Ecológica de Aragón" que lo acredita como vino ecológico, además de haber sido producidos bajo prácticas respetuosas con el medio ambiente, su control se realiza en toda la cadena productiva, tanto en el cultivo, con la utilización de abonos naturales, como en la recolección
que debe de ser a mano, y mínimos niveles de carbono durante la clarificación, entre otras especificaciones sobre ingredientes y proceso de elaboración que deben mostrar en la etiqueta.

El presidente del Consejo Regulador, Miguel Arenas, considera que la evolución hacia la producción y comercialización de los vinos ecológicos, tanto por “la orientación exportadora de las bodegas de la DO como por las características naturales y singulares de nuestros viñedos en altura, comparten la filosofía de las producciones ecológicas”, al tiempo que considera que esta
tendencia seguirá progresivamente al alza, sobre todo en determinados segmento de mercado.

 

Los usuarios también visitaron


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar