Ovidio Crianza 2004

Vino Ovidio Crianza 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,7
Calidad-precio:
9,3

Bodega: Bernal García - Chicote, S.L.
D.O./Zona: D.O. La Mancha
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Cencibel 100%
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Fermentación a temperatura controlada, 29-30º. Maceración de un mínimo de 40 días. Embotellado sin estabilizar ni clarificar, sólo con filtrado.

Varietales: Cencibel 100%

4 Opiniones de Ovidio Crianza

La primera impresión que me produce esta Cencibel de La Mancha.
Picota de buen brillo; capa media-alta y una abundante lágrima transparente que resbala lentamente en la copa.
La nariz es muy resultona y agradable: perfume de fruta negra y roja madura en cantidad impregna la copa. Por debajo, aparecen atisbos especiados variados (suave pimienta, sobretodo) y algún deje vegetal y de café.
En boca, sigue alegrando; en este caso el cuerpo. Sabroso, frutal; con un trago fácil y agradable de beber. Destacable el que, a pesar de esos 14º que contiene, no pesen para nada en esta fase. La acidez resulta muy justa ahora y presenta un tanino dulce más que templado. Recorrido medio, fresco y con un final de postgusto frutal.
Por unos 8€ y poco más, merece la pena llevárselo al cuerpo.
La verdad, muy rico.

Que en este Ovidio se denota desde la original presentación en botella hasta el contenido inmejorable y lleno de vida,vino que no tiene desperdicio alguno,un vino que llega al alma.

En fase visual nos encontramos con un tinto de enorme trabajo en la extracción de color,cereza brillante de alta intensidad con tonos rojizos y cardenalicios en su ribete.En nariz notas frutales de fresones y moras silvestres enmascaradas en un fondo lacteo inicial que desaparece con una mínima oxigenación,notas de hierbas fresca,finos tostados excelentemente ensamblados,balsámico(mentol).En boca es meloso y si me apuras masticable,estructurado,sin aristas, notas acidas de melocoton y fruta roja junto con tostados ligeros.Por su acidez augura una excelente evolución a 4-5 años vista.

Picota con ribete granate y capa alta.
Nariz de buena intensidad con aromas de frutos rojos frescos y fruta negra, mucha fresa, algo goloso, con un punto de pimienta rosa, picante en nariz, buen equilibrio, flores como el geranio o el azahar y un final tostado muy suave.
En boca la entrada es golosa, con excelente peso de fruta, fresco, buena acidez, y alcohol perfectamente integrado, lácteos, balsámicos finales que dotas de frescura a ese largo recorrido tan rico, de final a amargoso de tabaco rubio.

Muy rico y en plena forma, aunque yo no lo aguantaría mucho tiempo más.

La elegancia de la botella habla por sí sola de lo que uno va a encontrarse como contenido.

Visual picota-granatosa, muy cubierto, con ribete cardenalicio. Lágrima abundante, lenta y tintada.

La nariz comienza con media intensidad, pero se abre con franqueza tras la aireación y nos regala fruta negra muy madura, primorosamente barnizada con una pátina elegante de tostados medios, para empezar, de confitería fina, con su praliné aderezado con especias dulces, vainillas y canela. Los balsámicos, mentolados y tonos verdes de monte bajo, refrescan, sobre un fondo elegante de violetas. Luego, de postre, cafetales...

En boca, el ataque es de media intensidad, con buena trama. Los taninos son muy dulces y, aunque bien presentes, no agreden con su moderada astringencia. Muy equilibrado y fresco. Goloso. Final de finas maderas, ligeramente amargoso, con recuerdos especiados.

Equilibrio, modernidad-clasicismo, golosidad-frescura, elegancia-desenfado, fruta-maderas... esas maderas... qué maravillosamente trabajadas en este Ovidio...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar