Amontillado Coliseo VORS

Vino Amontillado Coliseo VORS

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
99
Puntuación Media:
9,7
Calidad-precio:
8,0

Bodega: Valdespino (Grupo Estévez)
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 22,00%
Varietales: 100% Palomino Fino
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Catalogado como VORS, por tanto su vejez es mayor de 30 años, aunque en este caso es mucho mayor.

Varietales: 100% Palomino Fino

Consumo: 2011 - ?

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - ?.

6 Opiniones de Amontillado Coliseo VORS

Lo que más me sorprendió de este vino, más allá de su intensidad, su complejidad, su elegancia y su precio (163 euros en la web de la bodega), es su sabor salado. Nada de notas salinas. Sal pura y dura. Eso sí, compensada por una magnífica acidez y una marcada presencia de frutos secos y madera, y multitud de aromas cambiantes que invitan a una cata larga y paciente. Para maridarlo con un buen habano tumbado en la terraza a la fresca. En dos palabras: Im-presionante :-)

Color caoba intenso, ribete tonalidad yodada bien brillante y gruesa lágrima bien lenta y bien tintada. Nariz con una notable intensisdad en la que se empieza a deducir su complejidad, notas de frutos secos (almendras tostadas), maderas viejas con barnices (ebanistería), suaves matices licorosos que van resultando más punzantes a medida que nos vamos acostumbrando en nariz a apreciarlo, higos secos y ligeros orejones muy secos, cáscara de naranja seca, toques de chocolate y cacao en grano, tabaco de pipa y suave fondo salino y ligero matiz que recuerda a un Pedro Ximénez viejísimo. Notable entrada en boca con un magnífico recorrido amargo y bien seco, excepcional acidez que le aporta mucha frescura, frutos secos (almendras, avellanas y nueces), fina salinidad que contribuye a magnificar su carácter sanluqueño, armonioso, concentrado, muy voluminoso que consigue llenar toda la boca y estremecer todo el paladar, monstruosa persistencia que engrandece el conjunto. Final muy largo, postgusto de frutos secos y retronasal ahumado.

Más información en: http://www.elvi.net/2013/12/29/valdespino-amontillado-coliseo-vors-0-375-l/

Color caoba con discretos reflejos iodados. Limpio y brillante
Nariz muy intensa, enorme en profundidad y complejidad. Cafe, miel, frutos secos, tostados, ahumados , orejones , salitre . Muy largo , permanecen los raomas muchisimo tiempo.
Paso por boca tremedamente salino , con una cidez brutal. Se te fija a las papilas y te hace salivar durante muchisimo tiempo
Postgusto larguisimo

Vestido caoba con ribete en tonos ambar intenso y reflejos cobrizos. Limpio y luminoso.

Destacan en su enorme y punzante nariz aromas limpios de almendra y avellana tostada decoradas por sutiles notas amieladas, caramelo de naranja, puntas de vainilla y orejones, y un ligero toque salino bien fundido con notas de maderas viejas pero elegantes.

En ataque es rotundo, con casta, afilado y demostrando lo bien que lleva su edad. Recuerdos almendrados, de fruta secada al sol, salitre, maderas finas, atisbos de pastelería y especias. Su paso es amplio y potente, extremecedor, con un final fuera de lo común, de gran persistencia. Postgusto muy complejo y agradablemente amargoso.

Extraordinario amontillado.
Color caoba claro
Aroma de enorme potencia, cáscaras de almendra, madera finísima, tabaco de pipa, elementos marinos como piedras mojadas por mar, discreta piel de mandarina y cientos de registros más, un tanto inabarcables.
La boca es igual de impresionante e inmensa, volumen tremendo que inunda y llena la boca llenando el cráneo entero, potencia altísima, debe tomarse a pequeños sorbos, extraordinariamente seco, e infinitamente largo. Todo lo que se diga es poco

Conceptualmente es distinto del NPI, aquel es fuera bruta y salvaje de la naturaleza y este resulta también fuerza de la naturaleza pero mucho más ordenada y coordinada, todo responde a un orden armónico.
Vino de los que estremecen por su complejidad y de los que es imposible olvidarse.

10

(Muestra catada directamente de la bota)
Precioso color caoba con algún destello yodado. Limpio y brillante.

Nariz realmente impresionante por su potencia, profundidad y complejidad. Notas de frutos secos, avellanas, almendras garrapiñadas, ebanistería fina, maderas nobles, especias, miel, piel de naranja e incluso orejones. Percibimos algún recuerdo de la crianza biológica pero obviamente predomina más la oxidativa. Punzante y directo, con una complejidad que asusta y que sólo nos ofrecen los vinos más viejos.

En boca resulta avasallador por su fuerza desbocada y su carácter punzante y salino. Pero ojo, es un vino perfectamente bebible porque esa vejez y ese carácter están perfectamente domados e integrados. El paso es firme y poderoso y el final resulta eterno, dejando un recuerdo de frutos secos amargos. Persistencia eterna. Vivo, concentrado, salvaje y eterno.

Coliseo es la quintaesencia del amontillado viejo, junto con NPI y la Solera fundacional de Pérez Barquero son los mejores que he probado. Un vino mítico por su concentración, su fuerza y su complejidad. Uno de los grandes vinos mundiales, aunque reconozco que no es un vino para todos los públicos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar