El Puntido 2004

Vino El Puntido 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
8,2

Bodega: Viñedos de Páganos
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 18 meses en barricas nuevas de roble francés

Varietales: Tempranillo

30 Opiniones de El Puntido

Abierto hace dos horas. 
Picota oscuro, ribete teja. Ya hay poso. Tampoco le encontramos mucho brillo.

Digamos alto que se trata de un vino de trazas modernas pero que ha progresado a las mil maravillas. Que da igual que posea una concepción de nuevo cuño, porque pasados ciertos años todo se iguala. Que muestra carácter riojano y que tiene todo para envejecer de lujo (un poquito de fruta negra, toques especiados, terciarios que ya se notan y mineralidad). Hay que ver como con la edad confluyen los diferentes estilos. Sabroso, con bastante mala leche todavía, con acidez y con un tanino de los de verdad. Rico.

 

el primer día muy presente la madera. Con notas de fruta fresca roja, cerezas en licor y regaliz. Al día siguiente mucho más armonioso. Abierto, expresivo, con notas de cerezas, moras, regaliza, la madera más integrada torrefactos de fondo. En boca potente, amplio, untuoso, final ligeramente amargoso, equilibrado. Fruta roja y negra presente, regaliza nuevamente. Un buen vino que estará bien los próximos años.

Otro de los vinos que te apetece abrir sin más, simplemente por el disfrute y sabes que no te falla, aunque en esta ocasión fue para maridar y acompañar un confit de pato y unos ibéricos. Un vino con buen esqueleto y que no da la impresión que pase el tiempo para el, a raíz de su visual, con muy buena nariz, elegante y muy frutal, especiada, con apuntes de confitura, elegantes tostados, vainilla y agradable cremosidad.
En boca entra con buena potencia, aterciopelado y con buen equilibrio, estructurado, frutal, goloso, con unos taninos dulces y recorrido largo.
Muy buen vino.

Decantar sin duda, rojo rubi, torna a caoba claro , larga crianza.
Aromas de compota y terruño, tostados y cafes, todo concentrado al principio, pero hay que darle time.
En nariz va evolucionando, algo de alcohol, pero torna a fruta negra pasificada, con recuerdos de Robatie VS, dulces de PX y humo.
EN boca muy voluminoso, redondo y goloso, crema y natilla, algo de hierbabuena, caramelo, cafe, notas africanas.
Larguiiiisimo!!
Hoy me abrire otra botella en la comida para disfrute personal.
Buena RCP

VISTA: Apicotado de centro negro, limpio y con excelente cobertura.
NARIZ: Potencia y elegancia. Mineralidad y cremosidad. Buenas maderas, sí señor. Aromáticamente evolutivo. Casi resulta un atropello intentar retener todos los aromas en la memoria... Moras negras, dulce de membrillo, nectarina, sandía roja dulce, minerales, bosque umbrío, grafito, chocolate negro, afteright, menta, remolacha, notas de crema y pastelería, vainilla, cerezas en licor. Un puntito de establo y caballo muy escondidos.
BOCA: Sedosos, sabroso, fluido, aromático, carnosos, textura frutal. Excelente de acidez. Recuerdos de especias dulces (canela y vainilla), palotes regados por pagadosa de regaliz negra y amarga...una boca para enmarcar.

Su coste próximo a los 30 euros lo ves amortizado en un abrir y cerrar de ojos. Aromáticamente es grande, mineral, y en boca resulta de una estructura equilibradísima, con persistencia, sabroso, con fuerza y finura. Todo un Rioja moderno y poderoso.

Definitivamente a este vino le sienta de maravilla el paso del timpo, no es que haya mejorado una barbaridad desde la ultima vez que lo probe, hace algo mas de un año, pero ni falta que le hacia.
Y es que es un vino cuanto menos generoso en nariz, con una sensacional fruta y no menos estupendo ese aporte de especias dulces.
Igual ha sido diferente el ambiente en el que he bebido el vino pero, ahora si lo encuentro mas lleno en boca, incluso la fruta aparece mas golosona, con una trama y paso por boca estupendo.

Un vino que cada vez me tiene mas conquistado.

Un vino muy interesante de corte más avanzado que los clásicos de su D.O., con un color picota de capa media-alta, limpio y brillante y ribete granate.
Buena intensidad en nariz, con buena aportación de frutos rojos, notas de vainilla, finos tostados, agradable toque mineral, suaves recuerdos de caramelos de menta, especias y cuero fino.
En boca tiene una entrada elegante y agradable aunque no exento de potencia, aterciopelado, con taninos nobles y equilibrados, redondo, goloso, frutal, de largo recorrido y extraordinaria persistencia.
Un vino de los denominados para mi gusto como grandes.

Estupendo equilibrio, integrando potencia, carga frutal, tirantez y cierta complejidad. Otro gran vino egureniano, sabroso con acidez justa y en estado de evolución perfecto. Para repetir y guardar.

Color picota con ribetes granates.

Alta intensidad en nariz con complejidad, fruta roja y mas negra maduras, tostados, pimienta y resto de detalles de la madera, pero sutiles.

Boca sabroso, terciopelo, taninos muy agradables pero presentes.

Fase final larga con sus detalles de la medra en plan fino.

Un buen vino

Esperaba algo más de la evolución de esta botella, de este vino, de esta excelente añada. Aún siendo un buen vino parece faltarle ese toque superlativo que tienen los más grandes. Esa personalidad repleta de potencia , carácter y equilibrio que poseen los tops. Debo decir , en cualquier caso que no son los vinos de Eguren de Páganos santos de mi devoción, niguno de los dos, aq reconozco su valor, por supuesto. No entraré esn descripciones ya manidas, me resultó algo mediocre en su conjunto, incluso con puntas herbáceas que mejoran a temperatura correcta, pero persisten. En cualquier caso y subjetividades aparte , un buen vino

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar