Chateau La Mission Haut-Brion 1999
Chateau La Mission Haut-Brion 1999
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
Francia
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
48% cabernet sauvignon, 45% merlot, 7% cabernet franc
Precio aproximado
Precio Aprox:
Más de 100 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.05
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
-
ELABORACIÓN
El mosto fermentó a 30ºC, en depósitos de acero inoxidable con remontados manuales. Se crió en barricas nuevas de roble francés durante 22 meses.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de Chateau La Mission Haut-Brion
OPINIONES
3

Botella de 375 ml. Luego de tres años, me encuentro de nuevo con este vino. La fruta negra abunda al principio, pero conforme avanza hay mas frutos secos, ebanisteria, caja de habanos (cedro), algunos tonos animales, apenas evoluciondos hacia cueros. Al fondo aparecen, si señor, las rosas. Aunque por ahi sure alguna laca que complica un pelin las cosas. Paladar tanico, de fruta contenida pero bien definida por una acidez cortante. El final quiza le falta algo de tension lo que me sugiere que ha alcanzado su cenit, y que ese tanino, denso como ceniza, esta ahi para quedarse y la fruta no se estire lo suficiente. Por su tanicidad, me recuerda mas a un Lafite. Pero por su austeridad, quiza este pasando por un momento de cerrazón. No se. Me gustaria probarlo dentro de nuevo en otros 3 años.

Cuando leo estas fichas como la de Daniel, y pruebo el vino. Me da envidia mi falta de sensibilidad, o no estar hablando del mismo vino. Dicen que cada vino es un mundo, puede ser. Este vino está cerrado, en nariz muestra una mezcla de fruta roja con tabaco rubio y notas ahumadas muy lejanas. En boca está algo desenfocado, acidez excesiva, buena persistencia aunque con un final amargo. Después de oxigenarse abre algo más pero sigue con aristas. Quiero pensar que le falta vidrio, mi recomendación es no abrirlo hasta dentro de unos años.

Botella de 375 ml, decantado 1 hora. Uno a veces tiene que probar vinos como éste para darse cuenta que los estuchitos de aromas y los cursos de cata no sirven pa nada. Ningún Nez de Vin ni ningún curso lo transportan a uno a un jardín de monasterio justo después de llover. Este vino sí. Pura elegancia, pura intimidad, de grava, tierra mojada, rosas secándose, violetas, habano; todo se escucha y canta, no hay que "trabajarlo" sino dejarlo solito, y entonces despliega además kirsh, peletería, zarzamoras, ebanistería. Al paladar es lleno, aterciopelado, clásico, anti-parkeriano, y poco a poco su fruta empieza a "tostarse", como si uno la metiera a hornear con caramelo encima, como si fuese un pomerol --quiero suponer que se debe al alto % de merlot y al suelo, que también se manifiesta con un tanino terroso, como si fuera ceniza, denso y no agresivo, que expresa mejor el suelo que lo que cualquier técnica de vinificación podría hacer. Este es un vino que se escucha, como igual se saborea el canto gregoriano. (Y eso que 1999 fue una cosecha ’malita’.)

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar