Formigo 2018

Vino Formigo 2018

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,7
Calidad-precio:
9,5

Bodega: Finca Teira - Adega Manuel Formigo
D.O./Zona: D.O. Ribeiro
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Sin crianza
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: Plurivarietal de Treixadura, Palomino, Godello, Torrontés, Albariño y Albilla.
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Fermentación en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada, 16°C, durante 14 días. No realiza la fermentación maloláctica.

Varietales: Plurivarietal de Treixadura, Palomino, Godello, Torrontés, Albariño y Albilla.

3 Opiniones de Formigo

Y sigue fresco, pletórico y con una versatilidad enorme.

Cítricos maduros, flores, pera de agua, pimienta blanca, eso toque salino.... y las notas minerales siguen mostrándose pletóricos, con mentolados, notas de panal de abeja, ese talco e incluso apuntes como vainilla.

La boca sigue cítrica, con la fruta de blanca madura ganando peso, las flores, las notas minerales, esa pimienta blanca, el panal de abeja, las notas salinas.... Jugosa, con unos amargores marcados, esa astringencia, los mentolados... te piden otro trago.

Sigue maravilloso y delicioso, creciendo en botella.

Color rojo cereza picota de capa medio con ribete violáceo, brillante. 

Nariz de intensidad media, aromas florales, hierbas aromáticas, cerezas, moras, haciéndose acompañar por notas de pimienta, balsámicos suaves sobre un fondo suavemente terroso. 

En boca es fresco, cerezas, hierbas aromáticas, su cuerpo es medio, muestra leve toque carbónico sobre el paladar, su final muestra especias, pimienta, tierra húmeda, algún toque floral y balsámicos con buena persistencia. 

  • Finca Teira 2018

Y lo vuelve a hacer, te vuelve a conquistar. Para mi si no el mejor, uno de lo que mejor RCP tienen de España.

Esa nariz con toques cítricos, con esa pera de agua, los herbáceos y una mineralidad marcada, una punta salina, esas flores recién cortadas, húmedas... Es que te seduce desde el principio, con ese abanico de aromas, a los que se une polvos de tocador y un toque de pimienta. Y aparece, de fondo, una nota de pastel de piña.

La boca tiene una excelente acidez, los cítricos y la fruta blanca fusionándose, con notas salinas, minerales, de flores, esa pimientilla juguetona y algunos apuntes ahumados. Notas de matorral, un puntete goloso dentro de los amargores potentes que te transmite y que hace que sea un vino sápido. Tiene cuerpo, chicha, presencia y creo que una buena evolución en botella.

Pero da igual lo que escriba, porque este vino es de esos que hay que disfrutar sin pensar, descorchar y descorchar y volver a disfrutar otra vez.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar