Vino Formigo 2018: Trabaja que te trabaja


Y sigue fresco, pletórico y con una versatilidad enorme.

Cítricos maduros, flores, pera de agua, pimienta blanca, eso toque salino.... y las notas minerales siguen mostrándose pletóricos, con mentolados, notas de panal de abeja, ese talco e incluso apuntes como vainilla.

La boca sigue cítrica, con la fruta de blanca madura ganando peso, las flores, las notas minerales, esa pimienta blanca, el panal de abeja, las notas salinas.... Jugosa, con unos amargores marcados, esa astringencia, los mentolados... te piden otro trago.

Sigue maravilloso y delicioso, creciendo en botella.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar