Clos Lojen 2017

Vino Clos Lojen 2017

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
7,9
Calidad-precio:
7,5

Bodega: Bodegas y Viñedos Ponce, S.L
D.O./Zona: D.O. Manchuela
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: bobal
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 7 meses en barrica de roble francés de 600 litros. No clarificado ni filtrado. Fermentado con levaduras indígenas.

Varietales: bobal

6 Opiniones de Clos Lojen

Color granate con ribete violáceo que denota juventud.

La nariz es de buena intensidad, frutas rojas y negras, sobre todo cerezas y ciruelas, regaliz y recuerdos minerales.

En boca es fresco, buena acidez, amplio, ligero en un paso cargado de fruta fresca, con materia y final de media longitud.

Fresco y de buen beber.

 

Una bobal crujiente, fresca, deliciosa y que con botella ganará madurez, pero perderá esa chispa joven.

En nariz la fruta roja crujiente se muestra esplendorosa, con frutos del bosque maduros, sotobosque, regaliz, ahumados, mineralidad y toques de tierra húmeda. Pimienta negra y nuez moscada se fusionan con notas de cacao negro y flores azules.

La boca tiene esa fruta crujiente, con toques minerales, de pimienta negra, regaliz y sotobosque. Las flores van apareciendo, con notas más claras de grafito, con tierra húmeda, maderas finas, un tanino rugoso, pero nada molesto, flores y una excelente acidez. Es muy muy fresco, con un paso por boca ligero, amargo y con un postgusto floral y perfumado.

Me encantan los vinos de Ponce.

 

De color cereza con ribetes violáceos , de capa media.
En nariz es fresco, con aromas a fruta roja ( cerezas)y frutos del bosque( moras), regaliz y alguna nota láctica.
En boca, al principio se muestra tímido .... con el paso de algunos minutos se va apoderando de la boca , mostrándose jugoso y algo goloso. Con un final de algunas notas especiadas.
Sutil y elegante.

Rojo granate de capa baja, con violetas, fruta negra y algo herbáceo. Entrada suave, algo acuosa, taninos más finos que el 2013, fresco, de acidez justa y final mediano. Regusto leve a pasa y un punto de carbonico que, a pesar de cierto equilibrio, le pierden un poco.

Vino encerrado en una botella borgoñona que está vestida con una sencilla y clásica etiqueta. El corcho que la cierra correcto.

     A la vista un color rojo picota de capa media-baja. Limpio y brillante. Sencilla y fina lágrima que perezosamente va apareciendo y deslizándose por el cáliz de la copa. Ribete granate y con ligeros violáceos.

     En nariz fruta roja fresca que se está sazonando, madera de su leve crianza integrada y en segundo plano.

     En boca es ligero, sencillo, con poco cuerpo, presencial monte bajo, frutas rojas y astringente. Jovial paso de boca. Es un vino largo. Me da una permanencia de 2,00 minutos.

Capa baja, color algo apagado, no brillante, ribete morado

Aromas a frutos del bosque maduros (esperaba fruta menos madura)

Agradable en boca, acidez adecuada, ligero, fácil de beber.

Permitidme un atrevimiento: por coloracion y aroma me trajo recuerdos de  alguna garnacha

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar