Labor del Almadeque Reserva de la Familia 2010
Vino Labor del Almadeque Reserva de la Familia 2010
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Cabernet sauvignon (50%), tempranillo (50%)
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.8
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,5
Opiniones de Labor del Almadeque Reserva de la Familia
OPINIONES
8

Color rojo picota concentrado e intenso.
Lácteos y mineralidad son las primeras características olfativas de este vino. Casi inmediatamente aparece un variado abanico de especias con pimientas de todos los colores y clavo. La frescura balsámica inicial, con aireación se convierte en regaliz negro muy oscuro casi rozando la tinta china, los aromas frutales son de fruta negra muy concentrada. La oxigenación trae cacao amargo e intensifica el grafito y la pizarra junto con sutiles recuerdos a hoja de tabaco y ahumados.
El ataque en boca tiene potencia y músculo, amplitud y volumen. La fruta es jugosa y dulce (dátiles, higos) pero una excelente acidez consigue que no resulte dulzón, todo lo contrario, es un vino muy fresco, con largura y vocación de permanencia.
Un vino de gran elegancia que sólo se elabora en años especialmente buenos, esta añada es la primera que sale al mercado tras la 2007, no fue elaborado ni en 2008 ni en 2009.

Vino encerrado en una botella bordelesa y vestido con una etiqueta de diseño sencillo, corcho que la cierra de calidad e impregnado de vino.
A la vista un color rojo picota de capa media alta, limpio y brillante, buena, gruesa y lenta lágrima en su deslizamiento por el cáliz de la copa. Menisco granatoso y con leves notas teja.
En nariz buenas, frescas y sazonadas frutas rojas y atisbos de negras, notas de su madera francesa, balsámicas y de mineralidad.
En boca es untuoso, elegante, con volumen, carnosidad, equilibrado, sabroso, mineral y con carga frutal. Es seco y mantiene una elegante acidez que le dará vida e invita a beber. Maderas de su crianza en segundo plano pero predominando en fase olfativa y gustativa la madera francesa. Taninos domándose y leve monte bajo. Muy grato y elegante paso de boca. Es un vino muy largo. Me da una permanencia de 2,45 minutos muy agradables.

Botella bordelesa, càpsula y corcho de buena calidad, etiqueta poco destacable, contraetiqueta con información de varietales y crianza.
Color rojo claro, capa baja, menisco con tonos anaranjados, lágrima muy abundante.
Nariz de buena intensidad, fruta roja y especies, algún licoroso.
Pleno en boca, taninos jugosos, cuerpo. Correcto posgusto.

Visual:

Rojo picota con ribete en fase de evolución. Capa media-alta y lágrima glicérica.

Olfativa:

Nariz de buena intensidad. A copa parada se muestra muy lácteo con especial protagonismo de la mantequilla, percibes el mineral del grafito, es boscoso, no hace falta buscar profundidad porque la encuentras y tiene buen peso de fruta en este caso roja. Con movimiento se vuelve más intenso, salen unos ricos especiados de mix de pimientas, la tinta china pide paso, tiene su punto goloso, sale la fruta negra, tiene su toque ahumado y es ligeramente metálico. Una nariz muy cambiante y sumamente interesante.

Gustativa:

Aquí hay viveza. En boca es un torrente de fruta la cual se mastica. Es amplio y voluminoso, muy franco y elegante, tiene un punto vegetal que aporta frescura, entre mineral y metálico, con un rico regaliz negro y un detalle ahumado.

Organolépticamente un vino bastante completo y complejo.

Es de un aroma profundo que cuesta sacar, si bien muestra y señala. Quieto surge el grafito, la mineralidad y al movimiento pimientas y un fondo negro de carbón mineral, tinta china, cacao en polvo y una fruta roja madura y en confitura la negra bien jugosa y golosa. Tiene un alcohol envolvente, es un halo agradable y denso, la expresión frutal va ganando espacio lo soporta todo, recuerda al cassis, los arándanos, las moras y un punto especiado fino, intenso y elegante.

En la boca se muestra amplio la llena con gratitud y con un punto rico de sabor dulce y goloso de una fruta musculosa y bien sazonada, es fresco y jugoso, muy vivo, con fondo, lleno de sensaciones, es largo y ancho revives lo apreciado en nariz, se aumenta y crece, se disfruta, mascas la fruta, las especias, el toque mineral y la frescura. Muy interesante.

Color rojo picota de capa alta con ribete ligeramente abierto.
En nariz de detectan unas notas especiadas com un punto de pimienta, tinta china, un punto mineral de grafito, unas notas ligeramente alcohólicas que le dan un punto fresco y algo dulce (nada negativo) y un fondo muy marcado de fruta negra. Me gusta el peso de fruta de este vino en nariz.
En boca tiene un buen ataque, con una fruta marcada, carnosa, higos, algo de dátiles... pero ojo, no es un vino dulzón, pues la acidez y unas notas algo verdosas equilibran el conjunto, además de un tanino vivo pero bien equilibrado y un fondo picante.

Rojo picota de capa media alta.
Una nariz muy especiada donde no falta la pimienta negra, el clavo, y el toque citrico del cardamomo. Mineralidad a tope, yo diría grafito y hasta un toque de pedernal. Tinta china y una fruta negra muy madura. Tiene ese punto alcoholico que tanto nos gusta que tengan los vinos de este tipo y que endulzan su paladar. Barniz y cacao amargo dan las notas de esa madera que tan bie´n ha hecho su trabajo.
En boca es brutal. Voluminoso, te llena y mucha fruta, una fruta tremenda. Es redondo y elegante y con un final sedoso con un tanino que ha sido muy amable desde que rueda por la boca.
Para disfrutarlo.

El vino Labor del Almadeque 2010 tiene color rojo picota de capa media-alta y buen brillo.
El primer contacto en nariz nos da notas lácteas y minerales, redondeadas por una gran frescura. Con aireación y movimiento, asoma la fruta muy negra, un variado bouquet de pimientas, chocolate negro rallado y notas de tinta china.
En boca tiene un ataque estructurado y potente, con tacto amplio y voluminoso. Destacan los sabores a higos y dátiles y una excelente acidez que le da una deliciosa frescura. Es largo, persistente y elegante.
Tras probarlo en boca y volver a la nariz, en ella se han profundizado las notas minerales con intensidad de pizarra y grafito y aparecen pinceladas de ahumados. Un perfil aromático interesante y complejo.
Un vino de gran complejdad y seriedad que al mismo tiempo proporciona disfrute. Muy recomendable y con una excelente RCP

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar