Dieta sana y vinos

71 respuestas
    #1
    DiegoMartinez

    Dieta sana y vinos

    Estimados Foreros.
    Quería comentarles algo que me anda ocurriendo desde hace un tiempo y, si es posible, escuchar sus recomendaciones, consejos, experiencias, etc...
    Desde hace algún tiempo que ando inclinando mi dieta hacia productos considerados "sanos" tales como verduras, legumbres, frutos secos, pescados, carnes blancas, reducir sal, incrementar especias, etc, etc, etc. Básicamente he eliminado en casa los embutidos, quesos, carnes rojas y ese tipo de cosas reduciendo su consumo a las comidas fuera de casa y ocasiones especiales.
    Les comento esto porque este cambio en la dieta está provocando un brusco cambio en mis habitos de consumo de vino.
    A grandes rasgos y por resumir un poco, cada vez se mueven menos los tintos de mi bodega y cada vez ganan terreno los blancos y generosos.
    Es un proceso natural o simplemente no he encontrado el "puntito" de encajar los tintos con la dieta????
    Qué tintos nacionales o foráneos pueden volver a "despertar" ese antojo de tintos que me anda algo perdido????
    Estoy condenado a beber blancos (y algún tintito joven..) y dejar los grandísimos tintos para navidades y fiestas de guardar???
    Por otro lado, comentar que buscando y buscando nuevas vías, me estoy viciando a los finos, manzanillas, amontillados, generosos, etc... Ese es un lado positivo...
    bueno, les agradezco cualquier comentario.
    un saludo!

    #2
    Abreunvinito

    Re: Dieta sana y vinos

    Hombre, pues tu dieta se ha ido hacia unos sabores que pueden ser avasallados por un tinto de larga crianza con 14-15º tipo garnacha aragonesa. El cuerpo así te lo pide.

    Quizás vinos tintos de menos grados (< 13º), de uvas menos poderosas (fuera garnachas, cariñenas, bobal ... bienvenida pinot noir) y de zonas con una elaboración más afinada (Rioja, Burdeos, Borgoña..) te permitan no dejar el lado oscuro.

    el mejor vino es el que se comparte www.abreunvinito.es @abreunvinito

    #3
    Pacog
    en respuesta a DiegoMartinez

    Re: Dieta sana y vinos

    Ver mensaje de DiegoMartinez

    Pues prueba con tintos no demasiado pesados. Prueba tintos gallegos, garnachas de gredos, riojas de baja graduación, Franceses ( Loira, Borgoña, Jura..)e intenta evitar los vinos modernos y más contundentes.

    También aprovecha para los rosados.

    #8
    Latrufa
    en respuesta a DiegoMartinez

    Re: Dieta sana y vinos

    Ver mensaje de DiegoMartinez

    Buenos días.
    Tengo una pequeña experiencia en este foro, y ese proceso de tintocentrismo a otro tipo de vinos (blancos, espumosos, generosos...)lo he leído en muchas ocasiones a compañeros, y yo mismo también lo he tenido, aunque disfruto con todo. Y no tiene que ver con la dieta, solo que abres el abanico y te educas en apreciar otras cosas, y muchas veces te resultan igual de placenteras o más que lo que conocías.
    En tu caso, con el tema de la dieta, lo considero lógico. También tengo cierta experiencia en dietas (que remedio), y si, pasa, los productos y cantidades que suelen tomarse en estos procesos, a veces dificultan las armonías típicas de un vinazo tinto. Puedes ver pasar semanas teniendo ese Toro en la nevera, y nunca encontrar el día para descorchar. Si tu dieta va por verduras, pescados, carnes blancas, legumbres preparadas "light", jamón... siempre parece más sencilla la combinación con generosos, espumosos, blancos que con tintos. También es verdad, como bien dicen los compañeros, que existen tintos que se adaptan más a esos productos, yo no creo que sea tanto por la uva en si, si no más por la zona y mucho más por la elaboración. Aquí en Aragón hay garnachas jovenes que yo las disfruto mucho con comidas de las que pones, y también garnachas potentes que solo te piden un peaso de ternasco asado, es buscar. Apoyo la moción de los tintos gallegos, delicados, con acidez, que no desentonan para nada con pescados, o pinot noir... bueno, eso, buscar esa tipología de tintos y dejar los bravos para esa ocasión del finde.
    Una pequeña aclaración final. El vino aporta calorías por el alcohol y demás, pero yo acabo de bajar casi diez kilos de peso bajo estricto control médico y ningún problema para beber. Puedo comer menos o de otras cosas pero no dejar de beber vino... En general era más permisivo con el tinto que con el blanco, pero te aseguro que durante meses he bebido vino cuando el cuerpo me lo pedía, lógicamente cuando cenaba tortilla francesa y jamón de york pues como que no... Que sí, que si haces dieta y no bebes vino, pues más perderás, que si te comes un filete de pechuga en vez de tres, pues más perderás, pero no solo es la cantidad, si no la forma de comer. Y lo que esta claro que una dieta debe de ser un cambio de hábito que se debe mantener en el tiempo, a poder ser, para siempre, y si no haces cosas realistas y llevables acabas fracasando. Es como si te entrenas para correr un maratón a 5 minutos el kilómetro y los tres primeros los haces a 3 minutos, y piensas, fijate voy sufriendo como un perro pero ya llevo ganados seis minutos sobre mi tiempo, no terminas fijo.
    Vaya chapa he pegado, disculpen ustedes.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar