Galia 2009

Vino Galia 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
7,5

Bodega: Viñas El Regajal
D.O./Zona: D.O. Vinos de Madrid
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 15,00%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Envejecido 18 meses en barrica de roble francés.

Varietales: Tempranillo

3 Opiniones de Galia

Probe hace algo más de 2 años ese mismo vino. Mirando las notas de cata, actualmente, me acerco más a la de Mara Funes que a la mia mismo. Por lo cual no entraré en detalles. Creo que ya está todo dicho.
Mantiene esa densisdad oscura. Ese dulzor potente que me parece algo excesivo, que necesita un buen maridaje por que si no empalaga un poco.
Un vino de mucha calidad y que esta en su punto.

Aunque esta bodega elabora vinos en la D.O. Madrid, el Galia proviene de viñedos muy antiguos ubicados en Soria y Burgos.

Este vino es una apuesta muy personal de la bodega Viña El Regajal en la que tanto sus propietarios como su enólogo Jerome Bougnaud, asimismo encargado de los viñedos de Pingus y Director Técnico de Quinta Sardonia, han puesto todo su saber y sobre todo su corazón.

En el Galia todo es oscuro, su botella, su etiqueta y su líquido.

El diseño de la etiqueta ha corrido a cargo de Marcelo Burgos, creador de todas las etiquetas de la bodega incluyendo la misteriosa e inquietante de El Regajal. En esta ocasión ha elegido un ejemplar de la serie Dogs en el que coloca a dos galgos superpuestos en plena zancada mirando en direcciones opuestas.

Su color es el rojo oscuro casi negro de la picota cuando está muy madura; su capa media.

Nada más abrirlo se destapa un mar de sirope de fruta negra dulce avivado por fresca fragancia de cedro. Al girar el cristal hay guiños de pimienta negra sobre toffee.

Nata mentolada y chocolate

En boca es una caricia de seda que a duras penas cubre una contundente potencia. Postgusto dulcísimo combinado con una elegante pincelada secante que se te agarra al paladar. Hay frescura de brisa del bosque y de nuevo el contrapunto del toffee.

Al final de su paseo te deja recuerdos de ahumados y fondo de hojas de tabaco.

Se alarga la conversación y la golosina mentolada del after eight se funde en una película de tinta china.

Frágil y delicado en apariencia, esconde potencia y carácter, te desvela una cara y cuando ya crees conocerlo te descubre la siguiente... Es un vino desconcertante, atrayente, juguetón y esquivo. ¿Femenino?...

Versión de blog aquí

Un vino bastante interesante. Debería haber decantado pero abrí y bebimos en aproximadamente 1 hora. O sea , puede que no sea una valoración adecuada.
De color rojo brillante con ribete violáceo. Lágrima densa. Y capa media-alta.
En la nariz , como me pasó con El Regajal Seleción Especial, al abrir notas lácteas intensas que fueron bajando de intensidad. Pasados unos minutos notas frutales con el alcohol presente y un fondo complejo de especias, vainilla, canela.
En la boca buena fruta y acidez de entrada. Buen cuerpo y sensación picante. Retronasal que se nota el alcohol sin que moleste (aunque 15%). Post gusto dejando una sensación de dulzor con picante y astringente.
Creo que es un gran vino que necesita algo más de botella.
El precio algo elevado, entre 25 y 30 euros. Pero pensando que es un vino procedente de cultivo biodinámica y que embotellaron únicamente 4701 botellas y 308 magnums no está mal.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar