Regajal Selección Especial 2008
Vino Regajal Selección Especial 2008
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Tempranillo (45%), Cabernet (25%), Syrah (20%) y Merlot (10%).
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.74
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,2
Opiniones de Regajal Selección Especial
OPINIONES
19

Rojo picota intenso, ribete granatoso, limpio y brillante.
Intensidad aromática media-alta. Elegante y compleja nariz, fruta negra madura con intenso fondo balsámico, algo terroso y recuerdos a la crianza donde destacan los torrefactos y chocolate. Bien.
En boca repite las sensaciones de la nariz, boca sabrosa, golosa, intenso, con buena acidez, recuerdos a tostados y final medio-largo. Rico.

No me defrauda nunca, buen trabajo, buen vino, para repetir.

Precio sobre los 15 €.

Botella abierta con una hora de antelación.
De color rojo picota de capa media-alta, ribete rubí y lagrima densa que tiñe la copa.
En nariz hay un predominio claro de aromas de monte bajo, especias y marcadas notas terrosas y minerales, con mas aireación comienza a aparecer algo de fruta roja madura acompañada de finos tostados y ahumados y algo de vainilla, también muestra unos balsámicos bastante potentes.
En boca tiene una entrada muy afrutada y golosa, con un tanino bastante redondeado y una correcta acidez, postgusto bastante largo, con recuerdos terrosos y de monte bajo.
Casi tres años después lo que antes me parecía magnífico ahora simplemente me parece correcto o bueno, como hemos cambiado.

Me ha impresionado esta añada por su potencia , equilibrio y complejidad. Gran expresividad frutal con marcados matices minerales y terrosos. Con personalidad, muy potente , pero sin mostrar excesos o desquilibrios. A la vez elegante. En boca denso, muy largo, profundo, consistente

Vista: Brillante rojo picota de ribete granate, ligeramente velado, de capa alta y lágrima con color.
Nariz: De media intensidad, franco, complejo, con la fruta roja y negra muy madura y a su lado, toques balsámicos, mentolados y un fondo de aromas torrefactos.
Boca: Tiene buena entrada, envolvente, goloso, amplio, de gran estructura, sabroso, con los taninos ya domados, buena acidez, y sensación de leve amargor que prolonga el recuerdo del vino en la boca.
Un gran vino que tiene todas las cualidades que puede ofrecer un producto de primerísima calidad y que la mantiene año tras año, aunque cada uno con su propia personalidad.
Su precio ronda los 14 euros.

Pues esto es una cata a semiciegas de tonto, me explico, el 2008 lo probé y me parecio magnifico, me conquistó. En una muestra de vinos en Málaga probé el 2009 y la verdad, me quedé un poco decepcionado, el sabor era distinto, compré una botella para darle su merecido margen al vino. Compré esta botella y la abrí pensando que era 2009, y...me parecio magnifico, que consuelo pensé. Pero me di cuenta que la botella era 2008, la compré pensando que era 2009. Vino de color cereza. En nariz es muy frutal, sobre todo a expensas de frutos rojos, mucha fresa, moras rojas crema de madera. En boca muestra mermelada de arandanos, fresas y galleta.

Buen vino de madrid, vestido de picota granate, con una nariz muy intensa con fruta madura, tapenade, torrefactos, regaliz, balsámicos y especias con un paso por boca muy pulido, sin aristas con una cierta dulcedumbre, bien sujetada por una buena acidez y un fino amargor que lo hace largo y placentero. Buen vino, si señor.

Ya tenía yo ganas de hincar el trago a esta mariposa....

Botella magnum de un potencial alto en nariz, torrefactos por doquier, chocolate negro, toffee, tierra húmeda, todo bien ensamblado y sin defectos, agitando la copa muestra la fruta, negra en este caso, no decaía su aroma en ningún momento, vaya potencia! finaliza la nariz con regaliz negro y de raíz.

En boca también se muestra con gran potencial, aquí se aprecia la cabernet con pimiento de padrón, el trago es sabroso, lleno, lácticos intensos, sensación de calidad y de encontrarlo en un momento muy dulce, con unos taninos totalmente integrados y dando un equilibrio muy bueno.

Gusto mucho.

Buen vino sí señor.
En botella bordelesa, con etiqueta pictórica y contraetiqueta con información completa.
De color rojo cereza oscuro, menisco morado.
En nariz destacan los aromas de fruta con un toque dulzón y goloso.
La misma sensación se tiene en boca, donde representa un trago sabroso, pleno y de muy rico posgusto.

Botella tomada en restaurante.
De color rojo picota inteso de capa media, ribete rubi y lagrima fina que tiñe ligeramente la copa.
En nariz es todo un festival de aromas, empezo con mucha carga frutal, notas florales y lacteas que poco a poco fueron dando paso a finos tostados y torrefactos y terminaron en sutiles notas especiadas, sobre todo canela y balsamicos perfectamente integrados.
En boca tiene una entrada fresca y afrutada no exenta de cierto caracter, taninos bastante redondos y muy buena acidez, dejando un postgusto medio afrutado y ligeramente especiado.
Muy rico.

Aunque en cierta manera coincido con el comentario anterior, en nariz tal vez sea mejor que en boca, tampoco debemos confundir la buena entrada que tiene el vino con el trago fácil.
Es cierto que este vino a pesar de sus 15º GL se bebe sin sentir, pero también es cierto que el recuerdo que deja tras cada trago es más que grato y suficientemente duradero, algo imprescindible en los vinos de calidad.
Eso sí, ciertos matices de boca y retronasales me empiezan a recordar en cierto modo, aunque lejano, al clásico reserva riojano en lo bueno, claro.
Tal vez sea la botella, pero desde el primer momento he tenido la sensación de que esta añada no está para guardar y que el vino evoluciona con rapidez hacia otros planos aromáticos y gustativos. Ya veremos que pasa más adelante, aunque la verdad es que este vino todos los años pasa lo mismo, que en 6 meses desaparece del mapa.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar