Lusco 2009

Vino Lusco 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
8,1

Bodega: Adega Pazos de Lusco
D.O./Zona: D.O. Rías Baixas
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: 100% Albariño
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza sobre lías en depósito durante seis meses. El vino permanece un año más en botella antes de su comercialización.

Varietales: 100% Albariño

19 Opiniones de Lusco

Color amarillo pajizo con reflejos dorados. Nariz de corte fresco con notas de manzana verde, anisados, notas florales con un toque mineral, flores ajadas y un punto cítrico muy suave. En boca tiene un buen ataque, buena acidez, con un toque goloso, largo y con final en boca muy agradable.

Albariño de 4 años excelente. Sin paliativos. Corcho perfecto.

Visual: amarillo dorado con destellos verdosos y reflejos ligeramente ambarinos. Limpio. Brillante. Con buena lágrima.

Nariz: intensa desde el inicio, fruta tropical, cítricos y, sobre todo, flores blancas, fruta de hueso blanca, toques almibarados y con recuerdos a miel con la ganancia de temperatura en boca, heno, tierra húmeda y un toque salino.

Boca: entrada fresca, suave, sedosa, golosa, de magnífica acidez y, de nuevo, frescura, fruta explosiva pero con un toque de complejidad que le aporta un plus de la que otros vinos no pueden presumir. Final medio-largo con postgusto frutal y ácido/amargo muy agradable.

Fenomenal albariño, fantástica evolución y mejor vino. En RCP muy buena, pero en mi caso que me salió a un 50% de su PVP normal, sería excelente.

Color amarillo pajizo subido, limpio y brillante.
Nariz muy agradable, en que se aprecian herbáceos, minerales, fruta tropical madura, cal.
En boca resulta fresco, con magnífica acidez, gran volumen y amplitud. Destacan de nuevo los herbáceos con algún recuerdo cítrico, posee excelente equilibrio, paso más que agradable y posgusto notable y ligerísimamente salino.
Otra botella más disfrutada de este atlántico estupendo.

Amarillo pajizo intenso con destellos limón.

Narzi intensa y frwca a notas florales, fruta blanca y sutiles notas minerales.

En boca presenta buen ataque, con cuerpo y cierta untuosidad y nervio.Goloso, fresco y muy sabroso. Seco y de postgusto largo y retronasal frutal, platano,

Amarillo brillante. Tiene una nariz intensa y expresiva, con carácter, en la que destacan las notas de corte fresco, sobre todo sensaciones herbáceas y algo de manzana verde sobre toques minerales y algo de flor blanca. Final con hinojo y algo de cereal tostado. En boca tiene buen ataque, presenta cierta untuosidad. notable frescor merced a su buena acidez, ligeros amargos, alguna sensación madura (compota de manzana), largo y muy bien perfilado. Excelente vino que parece inmune al paso del tiempo...

Amarillo pajizo, con destellos dorados, graso y glicérico. Nariz con claras notas varietales, manzana verde, hierba fresca, cítricos y fruta tropical sobre un fondo de tiza. En boca mantiene el tipo, pese a ser un 2009, como buen Alñbariño, con un tacto graso y sedoso, una acidez quizá ya algo corta, con longitud media y un final amargoso en elq ue vuelven las notas minerales y de fruta blanca.

Uno de mis albariños favoritos.
Presenta color amarillo pajizo, limpio y muy brillante.
En nariz hay cítricos, herbáceos, anisados, mineralidad, recuerdos a frutas tropicales.
En boca es fresco, de excelente y conseguida acidez, muy mineral, herbáceo, redondo, con volumen y con posgusto largo y agradablemente amargoso.
Magnífico blanco atlántico.

Tras la cata virtual del Lusco 2008 que tanto me gustó, hice acopio de una de este 2009 para ver su evolución. El verano que se alargó y lo mucho que me ha gustado, ha hecho que, a fecha de hoy, no me quede ninguna botella. Pero bueno... ¡Que nos quieten lo bailao!

Vino amarillo pajizo.
Nariz de buena intensidad con aromas de manzana verde, notas herbáceas, de piedra húmeda, notas anisadas que recuerdan al hinojo por ese carácter herbáceo y un fondo muy rico que se mezcla entre la mineralidad y los cítricos.
En boca tiene una muy buena acidez, es amplio, fresco y con cuerpo, largo recorrido con un final muy fresco.

Un vino con el que he disfrutado un sinfín de platos. El último, un arroz de marisco y setas.

Amarillo pajizo , limpio, brillante. Sin lagrima
Nariz media-alta con frutas tropicales, citricos, heno y fondo mineral
Paso por boca con cuerpo medio, excelente acidez , fresco, vivo y agradable.
Postgusto medio-largo

Amarillo pálido brillante. La nariz intensa y expresiva, destaca su atractiva mineralidad, ligeras notas de levaduras, algo de manzana verde, toques vegetales,algo de hinojo y ligeros recuerdos a flor blanca. En boca el ataque es intenso, hay sutiles sensaciones grasas aunque el paso es ligero, fresco, con excelente acidez, largo y preciso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar