Sameirás blanco 2008

Vino Sameirás blanco 2008

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
9,0

Bodega: Adega Sameirás
D.O./Zona: D.O. Ribeiro
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: Trexadura, Albariño, Godello, Lado y Torrontés, de los viñedos O Troque y O Forte, suelos franco arenosos y esquistos
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Trexadura, Albariño, Godello, Lado y Torrontés, de los viñedos O Troque y O Forte, suelos franco arenosos y esquistos

3 Opiniones de Sameirás blanco

Bonito juego de fuerzas entre la treixadura y la albariño.
Zumo de lima y melocotones carnosos; herbáceos y fruta blanca; potente y fino...maravillosa mineralidad...juego acidulce.
Envolvente y jugoso...MUY DIGNO!!!!!!!. Increíble nivel para un vino de unos 6-7€
Entre mis nuevos favoritos de la zona junto con Teira y Cuñas Davia.
Para beber y beber y beber y beber...y beber.

Vista: Amarillo ligeramente dorado y pálido, limpio, brillante y de buena densidad de lágrima.
Nariz: De media intensidad, franco, fresco y frutal. La fruta fresca verde está matizada por notas de hierbas aromáticas de campo, laurel y un toque de lías, evolucionando a un aroma de toques golosos.
Boca: Equilibrado, de buena untuosidad, frutal, de media amplitud, ligermanete amargoso, con una sensacion dulce/ácida bien armonizada, de acidez moderada y un final de persistencia media.
En resumen, un vino de Ribeiro que utiliza en su mezcla 7 variedades de la zona y que resulta muy fácil de beber, equilibrado y muy frutal.
Su precio está en torno a los 6 euros.

Dorado pálido limpio y brillante.
Nariz de media intensidad, franca, limpia y floral. Toques de fruta blanca de hueso, piel de cítricos, un ligero fondo mineral y un fresco recuerdo de hierba recién segada. No muy complejo pero sí muy limpio y deliciosamente armónico.
En boca es un vino sencillo, fresco, amable y tremendamente equilibrado. Vertebrado por una acidez cítrica muy bien integrada, es de paso amable y redondo y tiene un final con cierta longitud, que nos deja recuerdos de fruta amarga y un cierto posgusto cítrico y mineral. Buena persistencia.
Antonio Cajide es uno de mis nuevos “colleteiros” preferidos de Ribeiro, un viticultor con las ideas muy claras y que trata de respetar la identidad de su tierra en sus vinos. Este, su blanco “básico”, sin disfraces de maderas, es eso mismo. Lo que uno espera de un buen Ribeiro. Muy rico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar