Baltasar Gracián Viñas Viejas El Héroe 2016
Vino Baltasar Gracián Viñas Viejas El Héroe 2016
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Garnacha
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.08
/
90
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,3
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Baltasar Gracián Viñas Viejas El Héroe
OPINIONES
4

Porque ya se muestra más frutal, aunque tiene un buen margen de mejora.

La fruta, a pesar de ser crujiente, se nota ya con un punto más de madurez, con los frutos del bosque jugosos, la fruta roja un pelín más madura, la madera más integrada y con esas notas tan refrescantes de flores y balsámicos. Mineral, especiado, con notas de tabaco rubio, ese punto ahumado y un toque de cacao negro y tinta china. Se nota ese punto más de madurez, de dulzura en nariz.

La boca, es firme con ese leve concesión a la madurez de la fruta, con una barrica más asentada, igual que los tostados. Muy buena acidez, con notas minerales, ese apunte ahumado y los balsámicos frescos. El alcohol le da un punto de calidez, con notas de vainilla que antes aparecían más tapadas por las especiadas. Nota de caramelo solano de fresa, con matorral y flores en el postgusto. Tanino rústico, pero más sedoso que en la cata anterior. Buen cuerpo y entrada, con unos amargores que te piden comida.

Me encanta este vino.

Tanto a los que entienden un poco de vinos como a los que entienden algo menos, les encantó.

Creo que está en el momento ideal, aunque estemos en verano para tomarlo.

De color cereza picota, con intensidad media-alta, limpio y brillante y una lágrima intensa.

En nariz es complejo e intenso. Tiene aromas de fruta roja madura y de fruta negra madura, confitura; después buenos aromas tostados de la barrica, sin ser nada molestos. Bastante agradable.

En boca es goloso, suave, muy agradable de entrada, donde se notan buenos aromas frutales y suaves aromas ahumados o torrados. Llena bien la boca, untuoso, con buena acidez y, con un grato y duradero postgusto. 

 

Porque aún está tierno, jovencito, pero demostrando su pegada, su frutaca y su calidad.

La nariz está llena de frutos del bosque, de arándanos, moras, grosellas bien jugosas y unos tostados deliciosos. Ahumados, notas de regaliz y vegetales muy refrescantes y notas aún de la crianza en madera. Está todo marcado, potente, pero con atisbos de la calidad que tiene. También tiene flores frescas, con cacao, pimienta negra y mineralidad.

La boca tiene un tanino rugoso, con una astringencia aún marcada. La fruta cruje, con unos buenos amargores, notas secantes y con la madera aún presente. Mineralidad, tostados en forma de café, flores, especias picantes y una muy buena acidez. Toques frescos, balsámicos, con unas notas suaves licorosas y lácteos, como yogur de moras. Muy buena estructura y con tiempo oir delante.

Un poco más de botella lo conjuntará todo, ya que tiene buena chicha, pero aún está integrándose todo.

Picota capa alta, con borde intenso. Es brillante y limpio. Nariz con caramelos de fresa, lilas, tinta china, humo y grafito. En boca es muy frutal, con moras maduras. Entrada ligeramente cálida, ligeramente dulce, y con predominio de notas lácticas. Final medio. Un vino para disfrutar y acompañar carnes a la brasa.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar