Alma de Luzon 2005
Vino Alma de Luzon 2005
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
15,00%
Varietales:
Monastrell, 70%. Syrah 10%. Cabernet S. 20%
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 30 a 49,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.07
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
6,2
ELABORACIÓN
página web de la bodega: Vendimia seleccionada de viñedos de la propiedad de 50 años de edad, de baja producción y situados a 600 metros de altitud. Vendimia: Manual en cajas de 10/15kg en su momento óptimo de pasa por mesa de selección antes de la vinificación. La maceración de 15/20 días, según la variedad, en contacto con los hollejos no supera los 28ºC de temperatura. Crianza 22 meses de permanencia en barrica nueva , 60% Roble Francés y 40% Roble Americano.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Alma de Luzon
OPINIONES
6

Corcho que sale entero con sacacorchos de dos tiempos. Muy poco bañado en vino rojo picota oscuro, casi negro, por el interior. Huele muy bien a fruta negra madura.

Oxigenado una hora antes de la cata. Como el vino es sumamente expresivo desde el descorche, no veo necesario decantar ni forzar oxigenación.

Visual

Rojo picota de capa entre media-alta y alta, ribete cereza-atejado-transparente incluso sorprendente para sus casi 13 años. Limpio (salvo ligero poso final), brillante y con buena lágrima, abundante y de lenta caída. (9,5)

Nariz

De alta intensidad a fruta negra madura en sazón, higos secos, pan de higo, dátiles maduros, resina de pino que inunda la copa, potentes balsámico-mentolados, herbáceos, pimienta negra, clavo, laurel, vainillas, toffee, algarroba, miel de azahar, frutos secos garrapiñados, crema pastelera sutil, chocolates, finas maderas y un puntito de pimiento verde asado muy suave. Complejidad a raudales. Intenso y complejo en nariz y de menos a más desde el descorche. (9,6)

Boca

Ataque potentísimo y contundente, equilibrado, con abundante fruta negra muy madura, algarroba, con muchísimos higos secos, dátiles maduros pero, a la vez, es un vino que se percibe bastante seco, de bastante volumen y expansividad que llenan completamente la boca. Vino de bastante densidad, excelente cuerpo y estructura (altos) y de acidez media que lo sostiene, lo hace aceptablemente fluido que permite que el vino no canse demasiado y apetezca seguir bebiéndolo. Taninos poderosos y que aún se pegan a mucosas pero ya domados, sabrosos y dulces (indican que el vino aún tenía margen en botella pero ya está, después de 12-13 años, perfecto para su disfrute). El final es largo, con fruta negra pasificada, higos secos, mieles, algarroba, vainillas, herbáceos y especias en un retrogusto complejo, equilibrado y estupendo; en vía retronasal reaparecen sensaciones del retrogusto así como notas resinosas, balsámico-mentoladas, chocolates, tostados y maderas finas que lo rematan excelentemente bien. (9,4)

Vinazo de Jumilla a sus casi 13 años. Si fue bien conservado, en momento óptimo de disfrute.

EMHO, el vino tiene aún taninos por pulir y cierta acidez, importante estructura, cuerpo y 15% de alcohol que le permitirán vivir en muy buena forma, como mínimo, 2-3 años más. En cualquier caso, creo que es absurdo dejarlo más tiempo pues el vino ya es excelente y se ha hecho en botella completamente.

Su PVP de 45-50€ en su día era elevado. Yo lo conseguí a 22€ en una liquidación de pack de 3 botellas. Para lo que yo pagué la RCP es muy buena, para el PVP usual la RCP es buena a secas (eran 45-50€ sí, pero dado lo bueno que está y lo bien que ha evolucionado este Jumilla de Alta Expresión en casi 13 años, me parece una RCP buena para la zona).

Color rojo carmín de ribete atejado y capa media, genera abundante lagrima tintada de caída lenta, en copa de muestra límpido y brillante. 
Nariz de intensidad media con notas iniciales de fruta negra madura, aunque con el paso de los minutos vira hacia notas de azufre, notas que han necesitado de alguna hora para moderarse. Finalmente al surgido notas tostadas, herbáceas, vegetales y hierbas mediterráneas. 
En boca es sabroso, fresco, de cierta licorosidad pero integrada, con un cuerpo medio y taninos maduros, dejando un final donde aparecen notas herbáceas, perdiste el pimiento y acabado algo punzante de persistencia media. 

Uno de los mejores vinos que he probado últimamente. Rojo picota buena capa y tonos ya teja, nariz elegante y potente, pura armonía en la que la complejidad y multitud de notas van en sintonía, componiendo una hermosa melodía. Fruta madura, notas de uva pasa, aceituna negra, balsámicos, especias como la pimienta, vainilla y el clavo, notas de maderas exóticas y sutil cuero junto a chocolate negro y un fondo de hierba ca, como de esparto. En boca sigue su grandeza, tanino de gran calidad, sedoso, con volumen y una acidez notable que refresca sus 15 grados y un final largo.
Extraordinario y con capacidad de aguantar aún más.

Botella bordelesa de vidrio muy grueso y "de peso" que aventura que vamos a "enfrentar" un gran vino. Etiquetas oscuras, del color de la botella que le aportan modernidad pero, a la vez, sobriedad. Corcho excelente, largo, grueso y de calidad que sale sin problemas y que no está bañado en vino color rojo picota oscuro más que 1-2 mm por el interior.

Visual: rojo picota oscuro, se ve concentración y extracción, ribete granate oscuro-transparente con tonos ligera y muy sutilmente atejados. Limpio en principio aunque en la parte final de la botella se observan ligeros posos muy leves, por lo que es recomendable decantación (por lo citado y para que el vino se abra mejor). La lágrima es abundante y densa, fantástica.

Nariz: fruta negra en sazón, licorosidad sutil y no empalagosa, balsámicos poderosos, uvas pasas, vainilla, pimienta negra, clavo, hinojo, recuerdos a resina, maderas finas, tierra húmeda y cueros muy sutiles. Si lo dejamos tiempo pueden apreciarse hasta algunos aromas a chocolate/cacao. Muy complejo aunque, reitero, mejor decantar y darle tiempo. No se perciben sus 15º de alcohol por el equilibrio del conjunto.

Boca: fruta madura estupenda en la entrada, yo diría que más fruta roja que negra (a diferencia de la nariz que me daba más fruta negra), suave, cálido, sedoso pero, a la vez, poderoso, estructurado a tope, elegante. Muy buena acidez, lo que le aporta frescor dentro de su calidez (y lo que hace que apetezca repetir copa). Taninaco bestial pero muy bien pulido y domado a sus 9 años de vida. Impresionante ver cómo un vino con 15º de alcohol y este tanino puede apetecer tanto repetir: su elevada acidez y la calidad y el trabajo fantástico con ese tanino que, está presente, pero para nada es molesto, está pulido pero aún admitiría 1-2 años de mejora sin miedo (el vino puede evolucionar o parecer evolucionado ya, pero este vino, con las características que tiene, no va a morir ni en 2 ni en 3 años). El final es largo, muy largo, deja rastro a uvas pasas, maderas finas, especias y balsámicos excelentes que invitan a otra copa.

La botella se acabó muy rápido entre 3 personas comiendo un buen cocido (es uno de los platos estrella para armonizar con este vino)... hubo que abrir otro vino pero el bajón fue espectacular pues el siguiente vino aunque era bueno, no le llegaba ni a la suela del zapato en sensaciones a este Alma de Luzón.

El precio normal ronda los 35-62 euros dependiendo de la añada (en vinissimus se puede ver, a día de hoy, la 2007 a unos 35 euros, esta 2005 a 49 euros y la 2004 a casi 62 euros)... es un precio elevado. A mí me costó bastante menos que eso con un pack de Todovino con 3 Altos de Luzón y 3 Alma de Luzón por unos 90 euros con gastos de envío. Si me atengo al precio normal su RCP es correcta pues es un vinazo, pero no se puede decir que sea Buena ni Muy Buena. Si me atengo al precio que a mí me salió, sería Muy Buena ó Excelente, pero me tengo que atener a los PVPR del mercado para la RCP pues, lo contrario sería engañar a quien lea esto.

Rojo picota oscuro con ribete oscuro y algún tono teja. Inicialmente resinas y bálsamos que pronto pasan a ser una sinfonía de cuero,vainilla, pasas, fruta silvestre,hinojo. Al beberlo es potente,fuerte,elegante, amplio. Fruta roja a raudales taninos potentes pero perfectamente ensamblados , final eterno, recordando de nuevo a pasas, algo que a lo que me recuerda mucho la Monastrell. Toda una experiencia. "Sabe a vino", ¡ya lo creo!, a un vinazo. 2 años guardado le han venido fenomenal. Me encantó.

Rojo picota profundo de capa media alta. Ribete granate con reflejos anaranjados que al rato es más bien terracota y lágrima muy abundante y bastante teñida .

A copa parada ya es abierto y presenta intensos recuerdos a madera algo húmeda pero al tiempo se limpia y aparecen ricos olores a frutas negras en jalea y toques especiados( pimienta negra y clavo), más tarde los tonos dulces llegando las vainillas del roble francés tra un buen rato.

Parece que se merece una buena decantación para expresarse en su plenitud.

En boca es muy recio, ácido a la entrada, de paso enérgico y cuando parece que vas a encontrar una astringencia áspera ésta no existe en exceso sino que refuerza de forma bien ensamblada el paso a sabores licorosos, de regaliz , con retronasal balsámico y todo ello en un vino carnoso, potente, de esos que lo aguantan todo, fuerte, de nuena acidez y sin ese recuerdo a pasas que siempre noto en la Monastrell de menos crianza.

Para caza, estofados, callos.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar