Restaurante Daluan en Morella
  

Restaurante Daluan

39
Datos de Daluan
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
8.4 10
Servicio del vino:
7.7 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
8.1 10
Calidad-precio:
9.2 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 23,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


39 Opiniones de Daluan

Mis peros vienen después de leer todas las críticas, muy buenas casi todas, de lo que es sin duda una referencia y que debe conocerse, junto con las malditas cuestas y escaleras de este endiablado y bonito pueblo, su Colegiata y el Convento de San Francisco. Y digo esto porque de manera sorprendente, y encantados con el trato de la sala, ya que indudablemente madre e hija lo bordan, no tanto en la terraza de abajo, donde no pudimos comer por la tormenta que había descargado minutos antes y casi nos mandan a casa, si no es por la mano izquierda de Jovita. No vas a un restaurante a que te obsequien con unos petit fours (si con con flaons, mejor) o el digestivo, pero en este caso, y lo extraño es después de la lectura de las críticas, que aquí no hubo ni lo uno ni obsequio de lo otro, y te enchufan cuatro euros por un licor de hierbas, muy bueno, pero que en mi opinión si es gratis para unos no debemos ser penalizados otros, probablemente por esa pinta de turista de paso que uno inevitablemente tiene en estos menesteres. Como es fácil de comprender no son los cuatro euros los que te duelen..., aunque algo sí. Lo compensa el detallazo de llevarle a mi mujer un cuarto de coca, que no la cobraron, ya que dijo que no se atrevía con una completa.

No conservo la factura, pero sí recuerdo lo que pagué, y todo estaba espectacular, por hacerlo corto, desde las verduritas con perdiz escabechada y una mayonesa de capuchinas (si buscas llenarte la tripa aquí no lo vas a conseguir) en la que se nota una mano de muchísima categoría en la cocina, y cuatro croquetas morellanas que no tengo referencias comparativas pero que estaban exquisitas. probé el entrecot a la brasa que estaba perfecto de todo, y yo me pedí un magret de pato, muy correcto. La cuajada morellana, distinta a otras, pero exquisita y el café expreso muy bueno también. No recuerdo, desgraciadamente, la recomendación del vino, pero también muy de agradecer que la botella se descorchara en mi presencia para servir una copa, que luego tuvo repetición. La relación calidad precio, inmejorable.  

Tras el extraordinario disfrute de las dos ediciones anteriores, nos dispusimos a constatar la calidad y saber hacer de Avelino cuando cae en sus manos la tan preciada Tuber melanosporum. Apuramos en exceso la visita y acudimos, según Avelino, en el último fin de semana del menú de la trufa. No voy a describir el local (ya de sobra conocido), ni el entorno (vajilla, cubertería mantelería,…), pero no puedo dejar de hacer constar que cada vez que voy a este restaurante es como si estuviera en mi casa: la cercanía, espontaneidad, sencillez y amabilidad de todos, y en especial si cabe, de Jovita te hacen olvidar que estás en otra casa distinta a la tuya.
Después de este prolegómeno, pasemos a la descripción de menú propiamente dicho.

APERITIVOS
- Trufa con aceite AOVE. Así, sin más, como antesala a lo que vendrá, para ir preparando el paladar. Esta vez servido de forma individual, en unas minifuentes con tres cavidades: trufa laminada, mantequilla, y una vacía para poner aceite. Para mí: un poco de pan (muy bueno por cierto), unas láminas de trufa, unas escamas de sal Maldon y un chorrito de AOVE: ¡gloria bendita”
- Queso fresco de cabra, trufa, tomillo y miel. Presentado sobre una “galleta” en forma de estrella de mar, y sobre el queso unas esferificaciones de miel, por encima trufa rallada y coronado con una flor de pensamiento.
- Frio de patata con trufa. Servido en un minicornete, un helado de patata, con una lámina de trufa en la parte superior. Muy original y sabroso.
- Cubo de foie, crocante de migas, arrope. Como su nombre indica, un cubo de micuit (muy rico), “rebozado” con las migas y sobre el trufa rallada. Buenísimo.
- Airbag de pan, queso ahumado, borrajas y compota de trufa. Dos pequeños saquitos de pan (de corteza finísima) rellenos de un queso ahumado buenísimo, y acompañado de un collar que alternaba la compota de trufa con una “mermelada” de borrajas.
- El último aperitivo era Caliente de patata con trufa y leche de oveja. Un especie de crema caliente de patata con leche de oveja y trufa rallada. Exquisito.

A BUSCAR LA TRUFA
- Trufa, gallo, cordero. Eran como unas albóndigas de cordero, rebozadas con trura a la que se le añadía un caldo de pollo de corral. Puro sabor

EN INVIERNO NUESTRA MATANZA
- Morcilla, chorizo, manitas, alubias. Presentado de la manera más original, definido como versión de la “olleta morellana”. Se trataba de 3 raviolis (de oblea), cada uno de ellos relleno con un ingrediente: alubias, mabitas de cerdo y morcilla/chorizo. Sobre ellos se vierte un caldo de cocido muy potente y sabroso. La mezcla, extraordinaria. Tradición e imaginación cogidas de la mano. Combinación perfecta.

VIAJE A LA HUERTA
- Alcachofas, huevo, trufa y angulas del Delta. Podría parecer un plato muy socorrido, pero no por típico desmerece: unas alcachofas extraordinarias, un huevo en su punto justo de cocción y trufa rallada. Alguien da más? Pues sí, el añadido de las angulas le aporta un plus. Platazo.

UN POCO DE MAR
- Arroz, trufa, ortigas y “espardenyes”. El mar en estado puro. Cuando te sirven el plato y acercas la nariz, no querrías apartarla de allí. El plato se completa con una abundantísima ración de trufa laminada, cuyo aroma te llega al cerebro (“Qué aromática esta la trufa este año!”, aunque sé que el proveedor de Avelino es especial). Parece que la trufa se va a apoderar del plato, pero tiene tanto sabor ese arroz (ese magnífico caldo), que se equilibran de manera perfecta. Solo un problema: te los comes despacio porque no quieres que se acabe.

DE LA TIERRA
- Crujiente de cerdo, boniato, trufa y vino de garnacha. Un cochinillo de cocción perfecta, acompañado de un puré de boniato, una emulsión de trufa y una salsa de vino de garnacha. Exquisito.

EL CAVIAR DE MORELLA
- Esféricos de trufa, chocolate, limón, panacota de lima. El primer postre se sirve en el original envase de una lata de caviar. En el fondo hay una panacota de limón y sobre ella esferificaciones de chocolate y de trufa. Mezcla perfecta.

LA TAZA DE LOS GOLOSOS
- Guirlache, licor de avellanas, chantillí de vainilla. Este segundo postre de presenta como una taza y un plato hechos de guirlache (precioso y original), relleno del chantilly de vainilla, y se acompaña de una gominola de higo.

NUESTRO ZAPATO DE FIESTA
- Petit fours. Otra sorpresa aparece con los petit fours para el café: en una bandeja grande aparece un “zapato de salón” de chocolate blanco, relleno de unas galletas de chocolate con frutos secos, además la bandeja incluye unas frutas confitadas bañadas de chocolate negro, unas cucharitas con un cremoso de ¿queso?, y otro que no recuerdo.

Para beber tomamos agua de Benasal y 2 botellas de una garnacha que me encanta: Borsao Tres Picos 2014. Café, infusiones, y nos invitaron a licores (orujo de hierbas, mistela,…)

Un vez más, disfrute en mayúsculas. Antes de irte piensas: “solo quedan unos 10 meses para que empiece la edición de la Trufa 2018”. Gracias Avelino y Jovita (tándem perfecto) por hacernos disfrutar tanto, y por transmitir de una manera tan patente el amor por vuestro trabajo. Enhorabuena.

  • El zapato de fiesta: petit fours

  • Guirlache, licor de avellanas, chantillí de vainilla

  • Esféricos de trufa, chocolate, limón, panacota de lima

  • Crujiente de cerdo, boniato, trufa y vino de garnacha

  • Arroz, trufa, ortigas y “espardenyes”

  • Cubo de foie, crocante de migas, arrope

Cualquier momento del año es bueno para visitar Morella y Daluan pues las diferentes temporadas (trimestres) del año permiten gozar de una cocina de temporada que conlleva un disfrute extra.

De la mano del embajador Aloof, cliente y amigo de la casa, aparte de buena compañía, conlleva un punto de comida familiar y algún extra (maridaje por 5€), más allá del siempre buen trato de la pareja Jovita (en sala) y Avelino (en la cocina).

En un dia lluvioso y con poca gente en la sala (compañeros de oficio de cocina local) y nosotros. Servicio personalizado que ganamos.

Mesa para dos que van a comer y se vuelven a Valencia.
Menú de otoño.
Aperitivos:
. pan y aceite. Un buen pan y rosquilletas crujientes con degustación de aceites: Bordomus borriolenca premium, algo picante y de color oro; Sentiments ensamblaje (arbequina, arrosana y koroneiki) de cosecha temprana de color similar pero de frutado dulce.
.(extra): empanadilla morellana: producto local muy gustoso que me gusta más que la clásica croqueta.
. coca de cristal con sardina piñones y tomate: presentado como lámina con un punto dulce del ovulator que permite la sensación de cristal.
. queso tierno de cabra natural con higos. Presentado como un higo en realidad contiene un buen queso tierno en su interior; acompaña unos toques de mermelada.
. corte de foie, pistachos y su compota. A la vista parece un antiguo corte de helado de turrón pero la galleta está hecha de triturado de pistachos, Será un aperitivo pero iene contundencia de plato. La compota es de manzana y un detalle de trompeta de la muerte por la temporada que es. Muy recomendable.
. roast beef con su helado de salsa tártara. la carene también se acompaña de setas, senderuelas creo recordar. El rost beef bueno pero el helado genial.
Los escabeches:
. lomito de conejo con verduras escabechadas. Para mi gusto un poco alto de vinagre, muy bueno poco hech el lomito y las verduras (zanahoria, espárrago y alguna más todas al dente).
El mar y la huerta:
. atún, remolacha, cítricos, queso y su crujiente. El atún crudo bueno y aunque la remolacha tiñe mucho color, no se apodera en el sabor.
La masía y el bosque:
. huevo de masía, patatas, hígado y trufa; además colmenillas. Perfecto el punto del huevo en el inicio de la cocción sin moco pero sin solididicarse mucho; para una buena cuchara
El mar y la matanza:
. morcilla, habitas y ajetes; además rebollones. Un trampantojo de morcilla, que en realidad es sepia troceada muy fina (trampantojo del tocino), con su tinta, y embutido cual morcilla
El arroz y el campo:
. arroz con ternera y setas. Un fondo casi de cuhillo y tenedor, denso, sabroso, profundo. Para comerse un pozal.
La vendimia:
. uvas, mosto, membrillo y queso. Las medias uvas con mosto como gelatina de fondo y una base de helado de queso con membrillo y almendras troceada y galleta de almendra. Servido en un corte de botella aunque no acaban de estar integrados los elementos
Chocolates y el otoño:
. chocolates y frutos secos. Garrapiñados de avellana con una base de pistacho triturado hecho galleta (al igual que el corte de foie) y helado de praliné y almendra tostada.

Unos estéticos y sabrosos petits fours de kilómetro cero: flaons, casquiñols, torta de almendra y miel, chocolate y almendra tostada, chupa chups de chocolate blanco clavados en una mini maceta, roscos de anis, merengue de almendra y miel... y con unos buenos cafés.

En los vinos, por copas, entramos on un verdejo, Garayes que cumple; seguimods con una garnacha 2015 Herencia Altes de Terra Alta; termonamos con una garnacha riojana Las Maldita, poco intensa, ligera, poca acidez y poca capa.
Para postres un dulce sparklin de Tarima de uva moscatel.
Por si hiciera falta unos extras de chupitos de hierbas, licor de crema de arroz (muy curioso).

Una comida de gran nivel con un trato casi de la familia. Doble disfrute.

Después del disfrute del año anterior en las jornadas de la Trufa 2015, quisimos repetir este año 2016, para experimentar que nos ofrecía Avelino en la presente edición. Este año además, se da la circunstancia que sin poder (ni querer) evitarlo, he acudido 2 veces en un intervalo de 3 semanas, y las dos veces hemos tomado el menú de la trufa. Tengo que decir ha sido positivo ya que en la segunda visita, aparcado ya el “factor sorpresa”, creo que hemos disfrutado en más profundidad la cocina. He constatado que Avelino sigue en plena forma, tiene muy claro el concepto de la cocina que quiere hacer y consigue a la perfección la integración de su cocina con, en este caso, la deseada Tuber melanosporum. Da la sensación de que nada falta ni nada sobra. Vamos al grano. Poco que decir del restaurante y de la puesta en escena: mesas perfectamente vestidas, vajilla muy variada y acorde a los platos, original y variada cubertería (con cambio de cubiertos en todos y cada uno de los platos). El menú de la Trufa 2016 está compuesto por 11 platos que paso a describir (aunque ya lo están en el comentario anterior):

. Carpaccio de trufa, aceite y pan. Un pan buenísimo, una trufa laminada delante del comensal (eso sí que es “aroma embriagador”, por eso dicen que la trufa és la reina de Morella), unas escamas de sal Maldon y aceite AOVE. Excelso.
. Verduras de temporada en equilibrio, vinagreta trufada y crujiente de parmesano, sobre un fondo en forma de yin yang de tapenade negro y verde. Este plato és ligeramente más arriesgado pues el concepto es de una ensalada de verduras (tirabeques, judías verdes planas y redondas, zanahoria, remolacha), y éstas están presentadas en un hatillo, frías y “al dente”. A mí personalmente me encantó.
. Tosta de foie, manzana, garrapiñados y caramelo de trufa. Sobre una base fina hojaldrada un buen foie micuit con trufa rayada, la acidez de la manzana que le da un contraste muy interesante y se acompaña de miel. Muy bueno.
. Bocado de vieira trufada en su hábitat verde. La vieira se presenta envuelta en una hoja de acelga y con láminas de trufa en su interior. Todo sobre un fondo (casi crema) de pescado. Originalidad y sabor.
. Consomé trufado. Este plato se presenta como si de un infusión se tratara: el consomé caliente viene en una teterita pequeña, y dentro de una taza se presenta una bolsita-filtro (de una especie de papel de gelatina) que contiene laminitas de trufa. Al verter el consomé caliente, la bolsita se desintegra y queda las ralladuras de trufa dentro del caldo. Se aconseja remover y esperar dos minutos y listo para tomar. Originalidad y para tomarse medio litro.
. Rissoto de patatas, trufa y calçots. Este plato se presenta como un cilindro (formado por láminas de patata) y en el fondo, de manera testimonial hay algo de arroz, pero cubierto por una exquisita espuma de calçots. Se completa el plato con un sabroso caldo de ave al azafrán. Muy buena combinación de sabores.
. Huevo en dos cocciones, alcachofas y trufa. Que versátil y que polivalente llega a ser un simple huevo. Aquí se presenta un huevo escalfado (con el centro líquido) y en el exterior lleva la clara en otra cocción (como puntillita adherida). Se acompaña de alcachofas de Benicarló y trufa. Para mojar pan y más pan.
. Atún rojo ahumado con tomillo, acompañado de aceite de trufa y garbanzos. Un atún, cuando es bueno, y este lo es (Jovita nos aclara que viene de l’Ametlla de Mar) no necesita más. Marcado en la plancha y ahumado dentro de una sopera con tomillo fresco (que aroma a monte Mediterráneo…). Exquisito.
. Tournedó de lechal, foie y trufa. Nuevamente producto. Un cordero tierno perfectamente cocinado en su jugo, con un escalope de foie marcado en plancha y trufa rallada. El conjunto extraordinario.
. Sorbete de cítricos. Presentado como un polo (con el palito), y con una cobertura de chocolate blanco. Muy original.
. Chocolate, nueces y brandy trufado. Una esfera de chocolate, en cuyo interior aparecen las nueces con un praliné, y se sirve con un brandy aromatizado con trufa. Combinación atrevida pero acertada.

Con los cafés e infusiones, sirven licores varios (de hierbas, de crema, de caramelo Solano).
Tengo que decir que si por un lado bien Avelino ofrece una cocina de muy alto nivel, en sala Jovita te hace sentir como si estuvieras en tu propia casa: perfecto tándem. Me reafirmo en mi anterior valoración: honestidad a raudales, amor por su trabajo y una RCP difícilmente superable.

De vinos tomamos LES COUSINS L'Inconscient 2013 un dia y FINCA RESALSO 2014 de Emilio Moro, el segundo dia.

  • Chocolate, nueces y brandy trufado

  • Tournedó lechal, foie y trufa

  • El huevo en dos cocciones y alcachofas

  • El consomé trufado

  • Verduras de temporada en equilibrio

  • La protagonista: Tuber melanosporum

Ya hacía tiempo que estaba entre las preferencias pendientes y dentro de las posibilidades que ofrece en cada estación, la de la trufa es siempre interesante.

Recién abierto, tras las vacaciones invernales, y con trufas recien compradas solo hacía falta una buena compañía para disfrutar. Tras conseguir que un veremero de pro y con muchas visitas al restaurante hasta el punto de tener un trato casi familiar, nos encaminadas en un espléndido y luminoso dia de este primaveral invierno.
Llegamos pronto, un poco de turismo para abrir el apetito (¡como si hiciera falta!), unas compras de dulces típicos, trufas, etc) y a comer.

Tras los saludos de rigor, con varias opciones de menú, desde menú del día (16€), menú tradicional y menú de la trufa (42€). Sin dudar, a lo que veníamos, al especial de la trufa de invierno.
¿Para beber? Vino por copas a elección de la casa; bueno, y agua sin gas de Benasal.

El menú:
. carpaccio de trufa, aceite y pan: un estupendo pan, un recipiente para el aceite y una dosis (de recomendado) de trufa laminada para tomar al gusto; a veces sóla, a veces con aceite y pan. A veces pan con aceite y sal Maldon. Un gran aceite: sentimets.
Inmersión en trufa hasta saturar las ávidas papilas gustativas despertadas por los aromas.
. verduras de temporada en equilibrio tapana de ging negro, gang verde, vinagreta trufada y crujiente de parmesano. Sobre una salsa tipo ging/gan, un ramilletes de verduras muy al dente en perfecto equilibrio; para apoyar con el correcto crujiente.
. tosta de foie, manzana, garrapiñados y caramelo de trufa: sobre una base de tosta se coloca los ingredientes de forma de ensalada. El menos logrado aunque la amplia dosis de trufa lo mejoró notablemente
. bocado de viera trufada en su hábitat verde. Una viera envuelta en una acelga cocida; las láminas de trufa están insertadas con cortes en la viera. Elegane y sabroso
. consomé trufado: servido como si fuera una infusión donde la trufa va envuelta en un falso papel (gelatina) que se disuelve al verter el caldo servido en una tetera, liberando al trufa al caldo y quedando como un caldo con muy pequeñas láminas de trufa simulando una infusión de hierbas naturales. Bueno, original y sabroso. Quizás como primer plato (o tras el carpaccio) para iniciar comida con algo caliente hubiera estado mejor ubicado éste muy logrado plato.
Solo una mejora: más caliente en el servicio, ya lo dejará enfriar el cliente hasta que esté a su gusto.
. rissotto de patatas, trufas y calçots: muy original presentación aunque el arroz es casi testimonial para lo anunciado; los calçots en espuma y un fondo de buen caldo de ave.
. huevos de dos cocciones, alcachofas y trufa: gran palto de sabores y texturas; perfecta presentación y ua vez rotos, para mojar pan hasta que se acaba; esos corazones de alcachofas de Benicarló.... Para comerserse un pozal.
. atún rojo ahumado con tomillo, acompañado de aceite de trufa: dos buenos lomos de atún escasamente pasados por la plancha y ahumados con hierbas de tomillo (en abundancia) que le sirven de lecho. De nuevo, un poco más de temperatura en el atún se agradecería para no tener que comelo con prisas. Al lado un pequeño cuenco con garbanzos fritos con trufa
. tournedó de lechal, foie y trufa: la suerte se alía y mi compañía no quiere foie, así que doble ración; la carne perfecta y el foie sabroso y en buen punto; la trufa nos acompaña todos los platos. así que ya es casi como la sal y el aceite: compañía perfecta.
. sorbete de cítricos sobre un camino de mermelada de fresas: como un polo. con su palo y todo; perfecto para hacer de intermediario antes de dulce final.
. chocolate, nueces y brandy trufado: sobre una base de brandy macerado con trufa, un buen chocolate que no llega a saturar.

Para beber y por copas a elección de la jefa de sala, Jovita, la pareja del chef Avelino:
. dorondon 2013: un blanco interesante
. Quinta Apolonia, el pequeño de Belondrade (sin Lurton)
. para tinto, descorchó (como en los anteriores casos) una botella de regalo de la bodega Venta d´Aubert, 100% merlot 2007 que andaqba un poco viejete pero que algo recuperó con el tiempo
. para postre: Dolçet del Clotàs 2013 tinto castellonense, poco dulce, con tintada la´grima y capa alta; muy bien para los cítricos
. para el chocolate: moscatel Pinord, muy aromático, muy frutal y buen punto dulce. Un vino dulce natural.
El precio de los vinos fue en atención a mi compañero de excursión.

Para terminar, un buen café y unos curiosos licores por cortesía de la casa: licor de arroz (como de arroz con leche), licor de hierbas locales y licor de tarta de almendras. Hay que probarlos todos.
A destacar tener en la mesa la carta con el menú para seguir el itinerario. Perfecto.

La ciudad merece la pena, las compras locales merecen la pena y el restaurante merece la pena. Por ello, estaba lleno, allí y entre semana.
Como dice Michelín es de los que merece la pena el desvío

Tras el infructuoso intento por reservar para el día de Pascua, y probar el Menú de la Trufa (que ofrecían los meses de febrero y marzo, y que seguía la Semana Santa), lo intentamos el fin de semana siguiente. Conseguimos mesa para el domingo día 12. Al llegar y sentarnos nuestra grata sorpresa es que, Jovita nos anuncia que esa misma mañana le habían traído unos 300 g de trufa recién cogida y seguían ofreciendo el menú mencionado (¡Bien!).
Nos acomodan en el comedor, que está en un primer piso, aunque en la calle han montado una mini terraza (con 2 parabanes de cristal) que permite en épocas benévolas situar unas 3-4 mesas. Avelino nos recibe en la puerta (el se encarga de la terraza) y nos indica el comedor superior, donde nos recibe Jovita (que amabilidad se respira en todo momento). Mesa perfectamente vestida (buena mantelería), buen coperio (SCHOTT) y sorprendentes cubertería y vajilla (originales y diferentes para cada plato).
Obviamente decidimos el menú de LA TRUFA, pero trufa de la "de verdad", de la que te enamora aunque no la hayas probado nunca. Paso a describir el menú. Como entrantes en el centro de la mesa:
- Tosta de pan de cristal con trufa, sin más. Abundante trufa que Jovita lamina ante ti y que inunda el ambiente con su aroma. Simplemente unas escamas de sal y un chorrito de AOVE, sublime.
- Tostadita de queso de Morella con ralladura de trufa (exquisita y cortesía fuera del menú)
- Mil hojas de foie y trufa con praliné de avellanas. Un micuit en forma de pequeño flan con trufa, flores, y al que te adjuntan un pan brioche.... muy rico
- Tartar de atun rojo con trufa y aceite empeltre. Servido con un recipiente con doble fondo con agujeros en su base, y con el uso de hielo seco y agua caliente, hace salir el "humo" que crea esa atmósfera (presentación espectacular). Además, te adjuntan el certificado de la trazabilidad del atún (sorprendente)

Continuamos ahora con los platos individuales:
- Huevo ecológico a la cocotte cocinado al minuto, con setas y trufa. El huevo va crudo en un recipiente, con una crema, setas y trufa, y se coloca sobre una "bañerita" en la que se pone alcohol, le prenden fuego y ves como se va cocinando el huevo, de manera que cada uno para la cocción según el punto deseado. Espectacular en presentación y en sabor.
- Rodaballo en papillote, trufa, verduritas y aromas de monte. El pescado viene en la bolsita de plástico en la que se ha cocinado, se corta delante del comensal, y es puro sabor, con las verduritas "al dente". A uno de los comensales, no le va mucho el pescado y le prepararon un magret de pato, que tuve el gusto de probar y estaba "de muerte".
- Arroz arborio, gallo de corral y trufa. Un arroz con un caldo espectacular y un punto del arroz perfecto ("tirantito") con trufa rallado por encima. Lo comimos despacio, pero por miedo a que se acabara tan pronto. Casi se me saltan las lágrimas.
- Cap i pota servido en su jugo, crema dubarry y trufa. Se compone de carrilera y pata de ternera. La carne literalmente parecía mantequilla de lo tierna que estaba. Riquísimo.

Para los postres:
- Nuestro sorbete de cava, que va con texturas de limón y servido en una botella de cava partida longitudinalmente. Muy refrescante.
- Las texturas del chocolate. Siete formas distintas de chocolate (crema, brownie, pannacotta, galleta, bizcocho de microondas, tierra y chocolate caliente)

Café muy bueno, carta de infusiones (todas ellas naturales), y como petit fours, una "latita" con trufas de chocolate y tierra de chocolate. Invitación a licores (orujos, mistelas y crema).

De beber, tomamos 2 botellas de Finca Resalso de Emilio Moro y agua.

Para mi hijo, pedimos un menú infantil compuesto por hamburguesitas (buey) con queso de Morella y con el pan de colores, croquetas morellanas (riquísimas) y unas patatas fritas caseras (cortadas a tiras continuas). Rico y divertido.

He de decir que fue una experiencia extraordinaria, además quiero destacar la sencillez y cercanía tanto de Avelino como de Jovita, que te hacen sentir verdaderamente como en casa. Honestidad y saber hacer a raudales. Para repetir una y mil veces.

Daluán, en el corazón de Morella en una preciosa callejuela bordeada de plantas y enfrentado a un imponente muro propio de la verticalidad del municipio. Las referencias eran muy buena, las expectativas altas… pero pese a todo lograron sorprenderme y enamorarme. Magnífica cocina, creativa, atractiva, con mimo de la materia prima y un continuo juego de engaños … el trampantojo elevado a enigma. Así que, había que dejarse enamorar. Hay también una oferta de cocina clásica propia de la zona, pero yo pretendía descubrir que había tras la imaginación del equipo de este restaurante. Una de las primeras –y agradables- sorpresas, la existencia de un menú para niños, un platito de hamburguesas de colores donde tampoco todo era lo que parecía. Mi enano lo disfrutó y preguntó al final ¡dónde se podrían conseguir esas hamburguesas!
Vamos a por el menú, aunque me temo que no os voy a descubrir todos los “engaños”… el que quiera saberlos que se pase por Morella.
Comenzamos con unos snaks, supuestamente patatas bravas, aceitunas verdes, aceitunas negras, cortezas y chips… acompañados de una copita de AT Roca… buen comienzo, comienzan las sorpresas con un plato sabroso y divertido… donde las aceitunas lo son por fuera, como una esferificación, pero en su corazón guarda un queso fresco.
El aperitivo era un tataki de sandia y atún. La primera por el aspecto y la consistencia parecía atún…. En este caso la sorpresa aparece desvelada en la carta…
El primer plato un gazpacho de tomate, anchoas, escalibada y salsa romescu. Los tomates no son tomates sino unos pimientitos rellenos de la escalibada con aceite de oliva liofilizado. Acompaña un vasito que es un agua de tomate y esencia de pepino, sabe a gazpacho pero es incoloro. Muy bueno y enormemente sápido.
Y de repente llega un helado, un magnum clásico.. que no era dulce… sino salado, relleno de una de mousse de espárragos y jamón. La conjunción del sabor de la corteza del “helado” y del relleno, espectacular.
El siguiente plato unos espaguetis carbonara, donde… demonios, los espaguetis ¡son de de patata! El resto de los ingredientes, bacon, champiñones y queso completan el plato presentado en uno de esos recipientes de cartón que vemos en las películas americanas para las comidas orientales. Muy rico.
El plato de pescado un rape al cava con aire de remolacha, un montaje espectacular dentro de una botella de cava partida por la mitad… un plato sabroso, con una textura magnífica y el pescado perfecto de cocción.
El siguiente plato una hamburguesa de secreto ibérico y foie. Tremendo de sabor, textrua espectacular… te lo comes en nada y te quedan ganas de más…
El postre ya más convencional: un calipo… pero un “calipo de la rogativa”, de nuevo sorprendente abrir el helado y descubrir los sabores tradicionales … una infusión de te de roca, bebida reconstituyente típica de las rogativas del pueblo.
Y quizás por el apego hacia el producto local, el postre final debía reflejar el elemento central de la repostería local, los flaons… lo que uno no espera es recibir los ingredientes por separado y tener que hacer tú el plato. La mezcla da lugar al sabor exacto de un flaó con una textura cremosa.
De repente se dan cuenta de un fallo en cocina… ¿vaya! Y nos llega un plato olvidado, una latita de conservas… pero ¡ah sorpresa!, es una lata que contiene un magnífico brioche con un refrescante escabeche ligero de cítricos. ¡Un puntazo!
Quizás por ello, cuando te llega la jaulita de una freidora con unas croquetas morellanas, no te sorprende descubrir en ellas el último de los postres, un postre de chocolate que te deja con muy buen sabor de boca.
Muy buenos café.
El servicio del vino muy bueno, con buen coperio y si bien la carta no es muy larga la selección es muy interesante, incluyendo los vinos de los alrededores. Además el vino se conoce, se explica y se aconseja con criterio.
Comimos en la terraza, en un agradable día de este otoño que es más bien verano…. Respirando la atmósfera única de este bello pueblo.

en compañia de un amigo que esta haciendo el rodaje despues de un
tropezon salutifero,decidimos acabar el rodaje con esta nueva visita
a morella y a su rest.mas famoso (aunque le j-da a algun galeno)
daluan.con un tiempo esplendido-20-24-grados y un airecito que te
animaba a recorrer la subidas y bajadas de las calles de morella.cuando
pensamos que nos habiamos ganado 8unas tapitas y algo de beber,nos
movilizamos al bar rest.de pere adell(ahora ya no es de el)lo ha
traspasado y el sigue fabricando las croquetas morellanas y las
diferentes conservas,que las borda,pues bien hacia el mediodia
tomamos una cerveza un vermut de la zona y seis croquetas morellanas
como siempre muy buenas.fimos a encargar lo clasico compramos
siempre que estamos alli:flaons,mazapanes de naranja,quesos,por
supuesto las trufas de verano.un poco ante de la 14h nos fuimos al
rest.el recibimiento como siempre,calido y afectivo por parte de
jovita y avelino.pensabamos comer dentro del local con el aire acond.
pero con el dia que hacia nos quedamos en la terraza y fue todo un
acierto.el menu se llamaPARECIDOS RAZONABLES y se compone siete
platos y cuatro postres.1ªsnaks:chips de pat.violetas,batata,pat.
con pimenton picante,cortezas hechas con arroz semillas de amapola
(notamos que se nos calmaron los nervios un poco)dos aceitunas
verdes y negras esferificadas y rellenas de queso y algo que no iba
en el menu que era una croqueta de bacalao negra por fuera dentro
bacalao Of course,todo esto acompañado con dos copas de cava rosado
AT ROCA que el que han sacado despues de separarse de agusti torrello
mata,agrdable el cava y una muy buena ejecuccion de los subproductos.
aperitivo:tatakide sandia y atun la sandia con el sabor del tataki
bueno.empezamos:gazpacho,tomate,anchoas,escalibada y salsa romescu
iba presentado en un ya ¿clasico? plato de pizarra:cuatro anchoas
dos ¿tomates?que parecian de penjar y al verlos casi salgo corriendo
me dijeron tranquilo que no es lo que tu crees,eran unos pimientos
rosos con forma de tomate y con el añadido del "rabito",total que
dentro iba la escalibada,un polvo blanco que era algo liofilizado
¿aceite?la salsa romescu adornada con flores y creo que pate de
aceitunas y un vasito con agua de tomate y esencia de pepino haciendo
como si fuera el gazpacho,bueno,bueno.seguimos con un helado MAGNUM
igual presentacion pero este relleno de mousse de esparragos y jamon
con unas lagrimas de noseque y un polvito de tampocolose(se lo mteniamos que haber preguntado a avelino pero.......)superoriginal.
spaghetti carbonara presentado en un recipiente de carton parecido
a los de la comida para llevar de los rest.chinos,los spaghttis
estaban hechos de patata acompañados de su saalsa espesa con bacon
champiñon y el queso,pero todo esto menos el bacon dudo que fuera
eso.bueno y como los originales muy saciante.
rape al cava con aire de remolacha muy bueno y servido dentro de
una media(longitudinal)bot.de cava.una hamburguesa con pan negro
y foie fresco y secreto ib.picado.bueno.postres:calippo de la
rogativa,igual que un calippo y con el estupendo sabor del te de
roca.a relizar nuestro flao;postre detallado en otro comentario.
latita de brioche con escabeche ligero de citricos.aclaracion
nos dijeron que los citricos eran eso muy citricos y que no les
parecia que conjugara bien,entonces cambiaron los citricos por
carlota y azucar quemadito y quedo bien.croquetas morellanas sacadas
en una red de freidora y eran las triangulares croquetas morellanas
pero relllenas de choc.y con azucar glass por encima.buenas.
despues de todo que yo pensaba que estabamos llenos mi amigo vio
que servian un milhojas que es su debilidad y dijo!jovita quiero
uno!yo no lo probe pero solo con verlo sabia como estaba,despues
me lo confirmo mi amigo.bebida dos copas de albariño ABA,tres copas
de tinto talima monastrel de alicante de jorge ordoñez,moderno y
bueno,dos copas de moscatel enrique mendoza,dos chupitos de licor
de arroz y otros dos mas de una especie de herbero que hacen por alli
un cafe y una infusion del papa luna.dos g.t.cortos de seagrams con
fever tree.seis euros los dosg.t.7 los vinos.infusiones cafe chupitos
milhojas y moscatel invitacion.total 77E.

menu de la trufa:por una serie de cosas y casos no podia ir y temiendo
que se acabara,llamo y jovita me dice que tienen pensado alargarlo
hasta despues de fallas.solucionados los asuntos que me retenian en
valencia el lunes dije !voy a soñar otra vez!llegada al rest.a las 14h
y recibimiento el de siempre,extraordinario,habian cuatro mesas
ocupadas y la mia.le digo a jovita que el menu es muy largo y que las
raciones como siempre tambien lo seran,por tanto que no se moleste pero
es facil que de cada plato me deje algo y BRONCA AMABLE.
snacks:una caja que llevabauna esferificacion de cereza y dentro queso,
un rollito de salmon ahumado relleno de crema,peritas de bacalao,eso
con forma de pera,croqueta morellana,un crujiente de rissoto a la
trufa,unas galletitas de frutos secos y un tubito con una pomada de
trufa para untar,patatas soufle.no me deje ninguno.puntuacion:8
tambien habia un ostron del delta del ebro(por la proximidad)en un
escameche ligero de trufa,le dije que no me lo sacara y que no
añadiera nada a cambio.
una ensalada que no tiene nada que ver con las que estan poniendo
ultimamente en todos los sitios.esta llevaba las clasicas verduras
variadas,flores,ceps y colmenillas,una cama con cuatro lonchas de
queso y encima de el dos especies de rierra una blanquecina hecha
con avellanas,almendras y piñones molidos,y la otra era con pitachos
y alguna hierba que le daba un color verde precioso,todo esto aderezado si es que le hacia falta,con una vinagreta de flor de sauco y trufas.punt.8.
aperitivo:foie fresco y micuit este ultimo cubierto con laminas de trufa y el fresco con ralladura acompañadom con un tomate cherry
y cebolla las dos cosas confitadas.punt.8.
consome de ave y laminas de trufa y un cucuruchito de crujientes de trigo.bueno.
huevo trufa y crema de patatas violetas.punt.7
un lomo de salmonete, cuatro mejillones,almejas,una gamba pelada
una espuma y una crema-caldo de gambas.punt.8.
ultimo plato antes de los postres,ravilis de manitas de lechal con
salsa perigeaux,concentrada y fina.punt.9.
primer postre:con el nombre de vamos a realizar el flao,te presentan un plato con los igredientes que lleva el flao y los vas
removiendo hasta que queda como una especie de natillas con el sabor
del flao.original y bueno.
segundo postre:nuestra manera de prsentar la tarta tatin:una almina de choc.b y n.una rodaja de manzana asada, una galleta,mas manzana
otra galleta y todo ello regado con un toffe liquido haciendo las
veces del azucar quemado.
diego atento.como petit fours:buscando la trufa,esto era una especie de maceta con una rama de carrasca-encina y simulando la
tierra y las piedras habia para la tierra una mezcla de chocolates
y las piedras eran frutas confitadas disfrazadas de piedras y un
bizcocho que parecia una colmenilla.para buscar las trufas pues eso
removias y las encontrabas.extraodinario y original.
de beber me puso tres mini copas ,poeque asi se lo pedi yo,dos de un chardonnay de cariñena muy bueno y una de honoro vera que ya
sabeis vosotros como esta y para los postres una copa de px alvear
1927,excelente.una infusion del papa luna y un licor de arroz que
hacen en el delta del ebro que por decir que me habia gustado(atento
diego)me regalo la bot.precio 38 menu.7 las copas y la infusion.
quien da mas.

un domingo precioso una morella rebosante de gente y un rest.como
daluan son suficientes motivos para pasarselo bien,como asi sucedio.
llegada al rest.saludos mas que cordiales y empieza el festin,si,festin
snaks
crujiente de arroz con boletus edulis y agua de bloody mary.
el crujiente es el clasico que estan poniendo en algunos rest.ej.la salita,mulandhara.el bloody m.es agua de tomate y un palito de apio.
suave y bueno.
turron de foie con galleta de pistachos:similar al que hacen en el baret de miquel ruiz en denia pero este con la galleta de pistachos racion algo mas grande que alli y tambien bueno.
desayuno daluan
nos sacan una bandeja con dos capuchinos de rovellons,dos tazas de falso choc.hecho con judias marrones y sabor tambien a setas,dos eecies de churros salados y dos cilindros con una crema de chorizo
haciendo las veces de rosquilleta.dos huevos a la coque sin huevo,pero si con su cascara en la cual llevaba una emulsion de trufa y setas.una presentacion casi de leyenda y muy bueno y saciante.¡atentos! todo esto eran entrantes,creo yo que insuperables.
aperitivo: ensalada otoñal,lagrima de aceite:dentro de una especie de lagrima hecha con caramelo,suprema de codorniz con citricos:una pechuga envuelta con gelatina de naranja,tres trozos de queso "l'escressola"rebozados,angula de monte(cantharellus tubaeformis" y
emulsion de frutos secos.extraosinario.
1ºlasaña de setas de cardo,parmesano y trufa,muy buena racion prese
tada en una sarten peq.sabor contundente,bueno.
2ºpulpo a la brasa con patatas y all i oli:tres tentaculos acompañados por media patata vaciada y con un trozo con forma de
tirabuzon con aroma de all i oli,bonita la presentacion de la patata
y bueno el conjunto.sabiendo que quedaban dos platos,aun,y tres postres decidimos ir dejando algo en los platos advirtiendole a avelino el porque lo haciamos.
3ºtorrija de higado de pato,huevo a baja temp.y (sic)keychup de setas:la torrija emulsionada y la crema de setas,dejamos parte de la torrija y del huevo.bueno.
4ºllana de angus cocinada con aromas de monte,lechecillas,crema de chirivia y salteado de colmenillas:buen plato que tambien nos dejamos algo.
postres:recuerdo de coratxar(el pueblo de avelino)levaba sorbete de te de roca y una infusion de gitam una hierba no muy usual:bueno y refrescante.bombon de calabaza,arrope hecho con miel y queso,la calabaza y el queso eran dos esferificaciones:muy bueno.choconaranja
como una bomba de choc.pero en forma de torta y la explosion de la naranja sanguina,creo,por el color y sabor:bueno.
bebidas.maridaje o armonizacion,como dicen ahora,trs copas de verdejo y sauvignon,tres de viña mocen monovarietal de tempranillo
bueno este tinto de corte moderno,agua mineral y dos infusiones del papa luna(invitacion)total 71e.el rest.estaba lleno y la terraza tambien aunque ahi los comensales era de menu normal.los unicos que no pudimos acabar el menu fuimos nosotros,el resto hasta el pan.
luego fuimos a comprar,flaons,trufas de verano en botes de cristal,
cecina veteada buenisima y curada,diferencia de la que me pusieron en un afamado rest.de valencia,y algo de miel y quesos de cati y del pastor de morella.saludos.resumen: un menu y precio insuperable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar