La venta de licores y destilados en España baja un 4,9% en el año 2014, ¿qué nos pasa?

2 respuestas
    #1
    Santi Albert

    La venta de licores y destilados en España baja un 4,9% en el año 2014, ¿qué nos pasa?

    Y curiosamente la ginebra es la única que se salva, subiendo un 7,1%... ¡Bendito Gin Tonic!

    Del resto, el whisky baja un 6,2%, los licores un 7,8%, el brandy un 7,1%, el anís un 8,6%, el vodka un 4,8% y el tequila un 1,8%.

    Y ello achacado a la subida de impuestos realizada en 2013.

    Según comenta la Febe, el sector de destilados está perjudicado primero porque no lo regulan los mismos impuestos que el vino o la cerveza, y porque además, su publicidad está prohibida.

    En fin, representación fehaciente de la ley 20/80 u 80/20. Un 27% del consumo que suponen este tipo de bebidas alcohólicas, le suponen al Estado un 73% de los ingresos por impuestos a bebidas alcohólicas.

    ¿Es justo? No lo sé... ¿Por qué estas diferencias de regulación? No creo que tuviesen que tener los mismos derechos que el vino o la cerveza por ser más "peligrosas", ¿pero tanta diferencia?

    Leído aquí.

    Twitter: @santinoalbert

    #2
    k.dimitrova

    Re: La venta de licores y destilados en España baja un 4,9% en el año 2014, ¿qué nos pasa?

    Primero de todo, creo que es injusto catalogar con diferentes medidas a lo que son bebidas alcohólicas, porque al fin y al cabo todas son eso: bebidas alcohólicas pero con diferente graduación. En mi opinión hay dos tipos de bebidas: alcohólicas y no alcohólicas.  Todas las alcohólicas pueden ser peligrosas, tanto como si te bebes una copa de Gin Tonic o una botella de vino… Todo está en la cantidad que se consume.

    En cuanto al descenso en el consumo, tal vez sea el tópico a modo de excusa para todo pero es lo que hay y es así: la crisis. Es indiscutible que el consumo fuera del hogar ha disminuido por esa razón, y como consecuencia ha aumentado el consumo doméstico, e incluso así ambos consumos han descendido conjuntamente. Al igual que parece ser muchas personas optan más por tomar un par de cervezas o copas de vino que una combinado, siendo esto más económico. A excepción de la ginebra, pues el Gin Tonic ahora es lo más de lo más y la gente lo consume...

    No sé del porqué de esas medidas del Gobierno puesto que en el año 2013, tras el alza impositiva, recaudó un 3.9% menos en lo que a impuestos especiales sobre bebidas alcohólicas se refiere. Si el 73% de los ingresos del Gobierno provienen de tan solo el 27% de consumo de los destilados, les imponen regulaciones más duras, y esto al final le perjudica al Gobierno traducido en menos ingresos… Parece ser que todos acaban perdiendo, algo deberian hacer al respecto ¿no?

    #3
    Santi Albert
    en respuesta a k.dimitrova

    Re: La venta de licores y destilados en España baja un 4,9% en el año 2014, ¿qué nos pasa?

    Ver mensaje de k.dimitrova

    Para mí este aumento en el tipo impositivo para las bebidas espirituosas supongo que vendrá dado por presiones del lobby cervecero, que en España es muy fuerte, al mismo nivel que el lobby de los espirituosos. En ambos tenemos a unos 5 grandes grupos dominando el 80% de sus respectivos mercados. En realidad, puestos a comparar, el mercado de espirituosos y el de cervezas facturan unos 7.000 millones de euros aproximadamente cada uno (según Febe y cerveceros.org).

    ¿Realmente el aumento de tipos es por salud ciudadana? No sé qué decirte...

    Pero bueno, estoy contigo en que se consume más en casa que fuera. El consumo de bebidas espirituosas en el canal hostelería y restauración cayó un 8,2% y el del mercado intradoméstico solo un 2,6%.

    ¿Y el vino? Pues va de la mano de la cerveza, si no ya sería demasiado descarado. Imagínate que tuviese un tipo muy superior, apaga y vámonos.

    Twitter: @santinoalbert

  • Más leído
  • Más recomendado
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar