Foro de Vino > ¿Cómo habéis vivido la Experiencia #VeremaDonostia?

Pues fue una jornada memorable por la cantidad y calidad de vinos que pudimos

<< Volver al mensaje 'Pues fue una jornada memorable por la cantidad y calidad de vinos que pudimos'

#4
Tantra84
en respuesta a Santi Albert

Re: ¿Cómo habéis vivido la Experiencia Verema Donostia?

Ver mensaje de Santi Albert

Pues fue una jornada memorable por la cantidad y calidad de vinos que pudimos probar. Una lástima que sólo se habilitase una sala, ya que en hora punta el espacio se hizo algo reducido. Estupendas copas Riedel y muy buena idea distribuir blocs para apuntar las notas de cata. Por desgracia, nuestra cámara nos jugó una mala pasada y nos quedamos sin batería para retratar a los vinos.
En general, los comerciales/responsables de comunicación de las bodegas estuvieron muy receptivos, al menos con la gente que nos interesamos por sus proyectos. Muy destacable la imagen de la mayoría de ellas, cuidadísima tanto por las botellas, como por la serigrafía y los folletos informativos.

Unos apuntes sobre los vinos probados y las bodegas:

- Finca Las Caraballas 2013: Espectacular nariz para comenzar la jornada, todo un torrente de fruta blanca, con una acidez muy bien equilibrada a pesar de ser un jovencito. Nos convenció casi más que el 2011, a pesar de estar este último más asentado en boca. Fantástico corcho, recubierto de cera de abeja. Comercial solícito y agradable.

Bodegueros Quinta Esencia: Compartiendo mesa, filosofía y distribuidor con Finca Las Caraballas. Encantador uno de los fundadores de la bodega, quien nos explicó que las mejores barricas del Sofros, las PM (p... madre) iban para el Monaguillo.
- Sofros 2011: Vino que enamora en nariz (fruta compotada, cacao, especias), con una acidez tremenda que le da gran potencial de guarda. 86 años de edad de las cepas para una de las mejores RCPs que hayamos visto.
- El Monaguillo 2011: Más pulido en boca, pero con menor intensidad en nariz que su hermano pequeño, más sutil.

Pago de los Capellanes: Bodega paradigma de los Riberas más elegantes, una imagen fantástica y vinos de una altísima calidad.
- El Nogal 2009: Ataque con un punto ácido suavizado al airear. Toques dulzones, sedoso, larguísimo en boca. Tremendo vinazo. Mejor RCP que el Picón.
- El Picón 2009: Catado por cortesía de la comercial, que lo guardaba a buen recaudo. Equilibrado, notas avainilladas, especiado, largo. Fantástico.

Bodegas Arzuaga: Vinieron con toda su artillería, con un RR.PP. fuera de serie que nos explicó la particularidad de que incorporan en todos sus vinos un 5% de Albillo para aportarles acidez.
- Arzuaga GR 2004: Edición limitada para un tremendo vinazo, pura seda y sutileza en boca, ligeramente delgado pero larguísimo.
- Gran Arzuaga 2009: Una nariz que parece de un vino mucho más añejo (notas de cuadra y cueros), mejora tremendamente con la aireación, gran acidez, mucha vida por delante.

- Pazo de Señorans 2013: Mucha tipicidad, notablemente mejor que el 2012 catado con anterioridad. Fresco, salino.
- Pazo de Señorans Selección de Añada 2006: De los mejores blancos españoles, toques de Riesling (caucho), fruta blanca madura, vainillas… Denso, untuoso, un vinazo muy gastronómico.

Abadía Retuerta: Una de las decepciones de la jornada. Poco interés por parte de los comerciales para vender el producto, al menos a los aficionados.
- Pago Valdebellón 2010: Aún muy jóven, tánico y licoroso a medida que se aireaba, con notas de regaliz. Su Selección Especial no nos había convencido anteriormente y ante este panorama optamos por cambiar de bodega.

Castell d’Encus: Y qué gran cambio, porque esta ha sido la bodega que nos ha conquistado en esta experiencia. Gran parte de este éxito reside en su majísimo RR.PP. quien nos explicó esta locura que Raül Bobet ha creado en la D.O. Costers del Segre a partir de la nada, plantando variedades foráneas, fermentando en lagares de piedra… Pura experimentación de la que han salido unos vinos es-pec-ta-cu-la-res.
- Acusp 2012: Impresionante aroma el de esta Pinot Noir, pura sutileza y equilibrio tanto en nariz como en boca, toda una sorpresa y uno de los tintos más particulares que hemos probado junto con el Parcelas de Maturana Tinta de Vivanco.
- Quest 2012: Notas de fruta compotada para este original Cabernet Sauvignon, que no lo parece por esa tanicidad tan suavizada que posee.

Bodegas Tábula: Sus vinos nos parecieron duros de beber, con el alcohol notable y muy tánicos, en la línea de los riberas con exceso de extracción. Ni el Tábula 2010 (poco frutal) ni el Gran Tábula 2008 (notas de cuadra) nos convencieron.

Bodegas Valenciso: Quisimos probar el Valenciso Blanco 2012, de producción limitada, y charlamos un rato con Luis Valentín, quien nos explicó la altura del viñedo y las particularidades de su elaboración. Toques balsámicos (fermenta en roble ruso) y fruta madura (plátano) en nariz. Su acidez augura un gran blanco dentro de uno o dos añitos.

Sierra Cantabria, Viñedos de Páganos, Señorío de San Vicente y Teso La Monja: Otro de los grandes grupos vinícolas estatales que se trajo grandes vinos. Actitud un poco pasota de la comercial, y segunda decepción de la jornada con algunos de los vinos, más por su juventud que por su falta de calidad, a pesar de que trajeron expresamente una añada anterior a la actual, conscientes de que los vinos estaban aún verdes.
- Amancio 2009: Aún demasiado potente en boca: tánico y licoroso, con la aireación mejoraba un poco, ligeramente balsámico. Su hermano pequeño, el Colección Privada 2009 está en un mejor momento de consumo.
- Victorino 2010: Se le puede aplicar lo mismo que al Amancio, duro en boca, toques de regaliz. Un chaval todavía.
- El Puntido 2008: El mejor de la terna, nariz con cueros y especias muy particular, redondo en boca. Gran vino.

Bodegas Roda: Simpático comercial que con nosotros fue muy cercano (quizá incluso demasiado sincero respecto a la diferencia entre sus vinos). Otra bodega de categoría que vino con todos sus vinos, Cirsion incluido.
- Cirsion 2010: Un vino sutil, pulido, redondo, que si no supiésemos lo que vale lo catalogaríamos como un grande. Pero claro, por encima de los 100€ la experiencia tiene que ser casi mística, y no fue este el caso, más viendo la tremenda calidad de toda la gama.

Bodegas Luis Cañas y Amaren: Otra de nuestras favoritas, con un RR.PP. encantador que nos explicó la filosofía de la bodega (increíble la selección de uva que realizan desde el básico crianza) y nos convenció para visitar sus instalaciones.
- Luis Cañas Selección de la Familia 2008: Nariz mentolada, balsámicos en boca, ligeramente tánico, largo.
- Amaren Tempranillo 2006: Cacao en nariz, potente en boca y con mucho recorrido. Gran vino.
- Hiru 3 racimos 2007: Ejemplo perfecto del equilibrio, un gran vino, aunque volvemos a lo mismo: a un precio prohibitivo.
- Tierras de Cair 2008: Perteneciente a su bodega de Ribera del Duero, con mucha menor sutileza que sus vinos riojanos, más basto y desequilibrado. Su hermano pequeño Cair nos parece una mejor opción.

Pago Los Balancines: Junto con Castell d’Encus, la bodega que más nos impacto por la singularidad de sus vinos. Una gran RR.PP. a quien sorprendió que fueramos directos a probar el Vaso de Luz 2009 (gracias, Mara), un tremendo Cabernet Sauvignon con aromas de botica, monte bajo, flores… un espectáculo de nariz y un sutilísimo paso por boca, muy al estilo del Quest.
- Matanegra Crianza 2009: Un punto por debajo estaba este ejemplar de Garnacha tintorera, con una maravillosa nariz silvestre (me recordó al pueblo cacereño de mi madre), aunque con una boca menos sorprendente. Su básico Crash es uno de los mejores vinos por RCP en su rango de precio (sobre unos 5€).

Otros vinos catados:
- Mirto 2009 (Ramón Bilbao): El top de la bodega, mejor en nariz que en boca, con puntas de acidez aún por pulir. Perfil clasicote.
- Parcelas de Garnacha 2010 (Vivanco): Lejos de la sutileza del tremendo Parcelas de Maturana tinta 2010, mentolado en nariz, ligeramente tánico en boca.
- Muga Selección Especial 2009: Una de nuestras bodegas favoritas no se trajo el Torre Muga (menos aún el Aro), y nos llevamos una pequeña decepción con esta botella, con tufos a cuadra que fueron desapareciendo con la aireación. Falto de intensidad en boca, creo que influyó la temperatura, que aumentó en momentos de máxima afluencia.
- Las uvas de la ira 2012 (Daniel Landi Viticultor): Probado gracias a Vila Viniteca, se presentó apagado en nariz, con aromas cárnicos, y poca intensidad de sabor, quizá necesitado de más aireación.

Esperamos que para las bodegas fuese muy provechoso y podamos volver a disfrutar de un evento tan magnífico como este en una ciudad en la que sobra cultura gastronómica y falta cultura vinícola.

PD. Perdón por el tocho :)

<< Volver al mensaje 'Pues fue una jornada memorable por la cantidad y calidad de vinos que pudimos'
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar